Home / Reportajes / Fabián Gómez se prepara para el reinicio

Fabián Gómez se prepara para el reinicio

El Profesional del Chaco ya está pensado en el comienzo del calendario 2018 en el PGA Tour y en Hawaii. Conversamos con él de varios temas; de la lesión que no le permitió completar la temporada pasada, del golf argentino y de sus recuerdos.

Recién llegado a su lugar en el mundo, el Chaco, conversamos con Fabián Gómez. En la serenidad de su hogar, el jugador que actualmente milita en el PGA Tour nos adelantó cuáles son sus planes en lo inmediato. Más allá de una lesión en el tobillo de la que aún no se recupera en su totalidad, el Sony Open es su prioridad, sobre todo porque allí fue ganador en 2016, certificando lo que había sido un gran 2015 y obteniendo su segundo título en el circuito más importante del mundo.

El Waialae Country Club, según nos comentó en esta entrevista, es un campo al que le encuentra un cierto parecido a su Chaco Golf Club, escenario donde se formó como persona y jugador. Posiblemente, esa haya sido una de las claves de su triunfo en aquel enero de 2016, frente a un rival tan importante como Brandt Snedeker, a quien obligó a jugar el desempate tras una formidable ronda final de 62 golpes, y donde el festejo doblemente importante por la presencia familiar.

“Estoy haciendo lo posible por llegar; sin embargo, aún siento alguna molestia y te diría que estoy entre un 70 y 80 por ciento recuperado”, afirma Fabián Gómez, quien se vio obligado a realizar un paréntesis en la temporada 2016/2017 desde la primera ronda del Quicken Loans National a finales de junio. Si bien jugó los primeros cuatro eventos de la temporada actual -tal como lo había anticipado su equipo-, el Profesional chaqueño admite que fueron torneos difíciles, sobre todo en México en el OHL Classic, donde tuvo un gran inicio, pero en el que terminó jugando treinta y dos hoyos el domingo. “Es una tendinitis, una lesión que lleva su tiempo de recuperación. Para superarla totalmente estoy jugando en forma moderada y caminando bastante”.

De todas formas, imagino que el ritmo de entrenamiento dista mucho del de la competencia.
Si claro. El tema es ese, uno entrena pero cuando empieza a jugar el torneo la exigencia es otra. También en lo mental. A mi me gusta jugar bien de entrada y no estar al cien por cien desde lo físico complica las cosas. Hoy, mi prioridad es recuperarme en lo físico totalmente.

Si uno hace un análisis global de estos dos últimos años en el tour, hasta el momento de la lesión, el resultado es sin dudas positivo.
Si, en 2016 jugué muy bien y por supuesto haber ganado en Hawaii me dio mucha confianza. En 2017 tenía muchas expectativas para mejorar, pero la lesión me complicó.

Hay que agregar como dato fundamental en ese 2016 que menciona Gómez su participación en los Juegos Olímpicos de Río junto a su coterráneo Emiliano Grillo, donde finalizó entre los primeros quince lugares, siendo parte por momentos de la pelea principal en el novel campo carioca. Con tanta experiencia, la posibilidad de ganar un Major siempre debe estar latente. “Para jugar un Major uno debe practicar mucho y estar en un momento ideal. Uno siempre sueña con ganar el Masters, pero ganar cualquier Major debe ser muy lindo. En realidad, ganar cualquier torneo es muy importante”.

Los cinco años del PGA Tour han sido importantes en las carreras de muchos jóvenes golfistas. ¿Coincidís?
Si, seguro. Está muy bien organizado. Incluso sé que sumarán torneos en 2018. Es un paso importante para llegar al Web.com Tour. Si uno quiere llegar más rápido siempre están las Escuelas Clasificatorias, pero son difíciles y son pocas las plazas. Creo además que el PGA Tour Latinoamérica es muy bueno para los más jóvenes.

Tuviste oportunidad de jugar con varios Aficionados, ¿Estás al tanto de la carrera de algunos de ellos?
No mucho; conozco a Tosti (Alejandro) y sé que juega muy bien. Pero bueno, veo jugar a chicos como Tomás Cocha y Jorge Fernández Valdés que empezaron igual que él. Yo aprendí a jugar desde muy chico, a los cinco o seis años, con palos que hacíamos con ramas y usando de pelotas corchos envueltos en goma para darle más peso. Tenía la cancha en frente así que practicaba todo los días.

Pero tu meta era ser futbolista. ¿Es real eso?
Si. En realidad pensaba que jugar al fútbol era la manera más rápida de ganar plata. Vos pensá que recién a los 22 gané una Escuela y que a los 25 años pude jugar en lo que era el TLA (circuito donde obtuvo el Abierto de Venezuela en 2006 en el Valle Arriba Golf Club).

Fue el golf el que finalmente lo consagró, merced a los exitosos resultados que supo cosechar con el esfuerzo y la perseverancia. Ante la fórmula exitosa e irrefutable que existe entre el Golf y el Chaco, que también ha visto a grandes jugadores de esa provincia surgir, llegar y ganar, casos como el de José Cóceres o el del propio Emiliano Grillo, Gómez aduce: “Teníamos la cancha en frente y jugábamos y aprendíamos siendo caddies”. Seguramente aún guarda algunos de esos palos improvisados con los que dio sus primeros golpes, hechos con las ramas más adaptables al juego. “Si los tengo en algún lugar, a veces se me rompen, pero los vuelvo a arreglar”.

Fabián Gómez ya está pensando en lo que se viene. Es consciente de que aún no está en la plenitud física que desearía, pero Hawaii es un escenario que lo motiva especialmente. Acostumbrado a sortear dificultades, el chaqueño buscará su mejor nivel de cara a lograr sus sueños de siempre.

Compartir:
Image Map