Home / Canchas / Ahorrando Recursos en el Mantenimiento de Campos de Golf

Ahorrando Recursos en el Mantenimiento de Campos de Golf

A la hora de planificar conformar un parque de maquinarias para el mantenimiento de nuestro campo de golf, resulta interesante contemplar algunas ideas que podemos adoptar para ahorrar recursos.

Por Ricardo Helman. A la hora de planificar conformar un parque de maquinarias para el mantenimiento de nuestro campo de golf, resulta interesante contemplar algunas ideas que podemos adoptar para ahorrar recursos, aplicando algunos sencillos conceptos que se utilizan en distintos ámbitos, me refiero en este caso, al ancho de corte.

Los diferentes sectores que componen una cancha nos condicionan a la utilización de la mejor herramienta de corte y pretenderemos aplicar la idea que generalmente está asociada a “cuanto mas angosto es el ancho de corte, mejor será su calidad”. Y eso puede ser correcto, pero si los recursos son limitados, deberemos contemplar alternativas.

Hagamos un ejemplo con el corte de fairways.

En este caso, la utilización de equipos de transmisión hidrostática autopropulsados versus los de transmisión mecánica que se arrastran con tractores, nos hace pensar como decíamos, en las ventajas y desventajas de cada uno en cuanto a la calidad de corte, la comodidad del operador, los radios de giro y maniobra de cada uno, el consumo de combustible, las horas hombre de trabajo, el costo de adquisición, de mantenimiento y obtención de repuestos, las opciones y valores de reventa, la amortización del equipo en el tiempo, etc, pero si lo analizamos exclusivamente desde el punto de vista del “ancho de corte”, podríamos compararlos y sacar algunas conclusiones, muchas de las cuales, bien explicara el Ingeniero Ricardo Placci en su artículo técnico “Los equipos de corte…¿son eternos?” el 3 de agosto de 2015.

Un equipo hidrostático autopropulsado de cinco elementos cortantes tiene un ancho de corte aproximado a los 2,50 metros.

Uno mecánico de arrastre también de cinco molinetes, tiene un ancho de corte de 3,60 metros y uno de siete molinetes unos 4,30 metros aproximadamente.

En el cálculo de superficie a cortar, tenemos también que considerar la superposición entre cada una de las pasadas a efectos de no dejar franjas sin cortar y también la vuelta o giro para cambio de dirección en los extremos del largo del fairway, pero haciendo un cálculo bastante grosero en cuanto a las comparaciones, necesitaríamos unas 10 pasadas de un equipo autopropulsado de 5 molinetes versus 7 pasadas de uno de arrastre también de 5 molinetes o 6 pasadas con uno de 7 molinetes para cortar la misma superficie.

¿Se puso a calcular el consumo de horas hombre y de combustible con cada uno de los equipos mencionados a lo largo de las semanas, meses y años?.

Hagamos la cuenta juntos…

Maquinaria para corte de fairways5 molinetes autopropulsada5 molinetes arrastre tractor7 molinetes arrastre tractor
Ancho de corte2,50 m3,60 m4,30 m
Cantidad de pasada para misma superficie10 pasadas7 pasadas 6 pasadas
Horas al año de uso700 hs/año490 hs/año420 hs/año
Consumo combustible para motor diésel de 40 HP a 8 litros hora5.600 litros3.920 litros3.360 litros
Ahorro anual de combustible0 litros1.860 litros2.240 litros
Ahorro anual horas hombre0 hs/hombre210 hs/hombre280 hs/hombre

Cuando hablamos del corte de greens, el ahorro de tiempo con la utilización de una greenera triple autopropulsada versus una manual, es también muy considerable. Es cierto que el costo de una “triple” es muy elevado pero le aseguro que se paga sola. Este tipo de herramienta puede ser operada por personas de mayor edad y menos resistencia física, liberando a los de mejor condición física a trabajos mas exigentes.

Algo similar se presenta en el rastrillado de bunkers cuando lo hacemos en forma manual a cuando disponemos de un rastrillo mecánico.

¿Se anima a calcular el tiempo que reduciría estas tareas si dispusiese de los elementos adecuados y todo lo que podría hacer con ese ahorro de horas hombre y recursos?

La industria del golf ha puesto en el mercado distintas herramientas que optimizan el trabajo y que ofrecen ventajas en la optimización de recursos.

El estudio, análisis y comparaciones de las opciones disponibles, debería ser tema de discusión en la oportunidad de requerir recursos para el mantenimiento de la cancha. Explicando estos elementales conceptos, podremos lograrlo.Ricardo Helman es miembro de la Comisión de Canchas de la AAG y ex presidente del Golf Puerto Belgrano. 

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard