Home / Reportajes / Análisis del presente del golf junto a Mark Lawrie

Análisis del presente del golf junto a Mark Lawrie

El Director del R&A para América Latina y el Caribe, nos da su opinión sobre algunos de los puntos más sobresalientes que hacen a la actualidad del golf mundial y de nuestro país.

Comenzó un año distinto, con un sistema de Hándicap que propone un cambio radical. ¿Cuáles son las primeras devoluciones que han recibido de los distintos países que lo aplican desde el 1 de enero?

El sistema de hándicap es un proceso manejado por la USGA y R&A que avanzó desde una primera reunión a la que asistí representando a la AAG en el Sofitel del aeropuerto de Heathrow en 2014, y reunió a las federaciones que administraban su sistema de hándicap propio, a la actual conformación de equipos técnicos, altamente calificados, de matemáticos y especialistas en estadística que desarrollaron lo que hoy conocemos como WHS.

Así como los cambios a las reglas del golf demandaron un proceso de ajuste, que hoy parece remoto; es esperable algo similar ocurra con el WHS, pero confiamos que por el presupuesto volcado por la USGA y R&A para este emprendimiento y la seriedad del equipo técnico y de capacitación que se extendió a el mapamundi del golf, los desajustes sean mínimos. 

Quizás persiste alguna confusión con respecto a la diferencia entre una tarjeta válida para hándicap (acepta ser entregada con hoyos completados con doble bogey neto) y una tarjeta válida para un torneo (que exige se anoten todos los golpes en cada hoyo).

Durante lo poco que pudo vivirse del Players se realizó la reunión anual de la Federación Sudamericana de Golf.  ¿Qué impresiones se llevó de la misma?

La Federación Sudamericana de Golf (FSG) es una aliada estratégica de R&A en la región, esta compuesta por los países lideres en cuanto a cantidad de canchas y jugadores y tiene un calendario de competencias establecido y reconocido, con dos campeonatos claves que R&A apoya, el Sudamericano Amateur (SAAC – South American Amateur Championship) el mejor campeonato abierto para amateurs de nuestra región y la Copa Los Andes, uno de los mejores campeonatos por equipos del mundo, cuyo formato es tan brillante que permite paridad entre países con disímil potencial y exige entrega de cada jugador/a hasta el ultimo match, al poner en juego tanto el campeonato como el descenso. Los Sudamericanos de Menores para damas y caballeros también reciben apoyo R&A y allí vamos descubriendo los nuevos talentos que surgen en cada país.

La reunión de la FSG a la cual fui gentilmente invitado, se desarrolló con el Covid 19 como telón de fondo y esto indudablemente modificó la agenda prevista, tanto que hubo que cambiar el lugar de la misma por el cierre total de TPC Sawgrass. De allí que las determinaciones principales pasaron por modificaciones inmediatas y potenciales para el calendario de competencia de la FSG. 
 

En relación a los desafortunados acontecimientos que son de conocimiento público y notorio. ¿Cómo cree que afectará al golf de la región el COVID-19?

Creo es prematuro abrir un juicio definitivo, pero la cancelación del Players, la suspensión del Masters y la muy improbable realización del PGA y especialmente del US Open cerca a Nueva York, ya han afectado significativamente nuestro deporte. R&A ha mantenido por ahora la fecha del Open Championship, atento al hecho de ser en julio, lo que ofrece algo más de tiempo para tomar una determinación. No obstante, debemos ser conscientes del hecho que la organización de eventos de esta magnitud conlleva decisiones que deben tomarse con mucha antelación a la fecha misma del campeonato. Quienes han concurrido a un Open, comprenden a que me refiero, se arma una pequeña ciudad que debe albergar, si tomamos cifras del último Open en Royal Portrush, a más de 240.000 personas durante la semana de juego. 

La realización o no de los JJOO es otro factor a considerar, su postergación abre una ventana que podría albergar fechas alternativas para organizar los Majors y no nos olvidemos de la Copa Ryder.

Todo lo expuesto tiene también connotaciones económicas, las ciudades que reciben estos eventos y sus áreas de influencia, se ven beneficiadas en muchos millones de dólares generados por la maquinaria que se enciende a partir de la prestación de servicios; la no realización es un enorme golpe a economías regionales. 

Volviendo un poco atrás, ¿Cuál fue el análisis general con relación a 2019 que hizo The R&A en materia de desarrollo de golf en la región?

La región comienza a responder con hechos concretos – Niemann, Muñoz, Augusto Nuñez, Abel Gallegos, por mencionar algunos jugadores destacados que se suman a aquellos que han llegado al PGA Tour, al Korn Ferry o se destacan en PGA Latinoamérica o campeonatos amateurs, son evidencia de la riqueza de talento que ofrecemos, hay 12 jugadores de Sudamérica entre los primeros 400 del Ranking Mundial. 

Por el contrario hemos tenido poca presencia de Damas en los principales tours profesionales mundiales: Mariajo Uribe (180), Daniela Darquea (200) y Julieta Granada (327) son las únicas jugadoras de la region entre las 400 mejores en el Rolex Ranking y entre las caras nuevas solo asoman de momento Maggie Simmermacher y Milagros Chaves. Entre las amateurs el panorama es algo más halagüeño, se destacan Sofia Garcia y Agustina Zeballos entre las top 50.

¿Y en nuestro país?  ¿Qué opinión le merece lo generado a partir de las distintas áreas de la AAG, como por ejemplo en el golf femenino, desarrollo y alto rendimiento?

Observamos un esfuerzo importante de la AAG para potenciar el golf femenino, esto se manifiesta no solo en el campo de juego, la AAG ha tenido y sigue teniendo un interés en incorporar a la mujer a sus equipos de trabajo, hoy además exporta ese talento; Patricia Monchietti trabaja para el PGA Tour, Agostina Parmiggiani es coach en la academia HRGA en Orlando. Son síntomas muy positivos en cuanto a la incorporación de la mujer a la industria del golf, no todo se resume en generar jugadoras; posibilitar opciones laborales también es muy bienvenido. 

Me imagino la satisfacción que le debe haber producido el triunfo de Abel Gallegos en el LAAC, siendo además que será el primer ganador del campeonato en estar presente en el Open.

El triunfo de Abel fue muy bien recibido, es un jugador con condiciones muy llamativas, tanto técnicas como físicas; pero quizás lo que más me llamó la atención fue su aplomo y tranquilidad durante la última vuelta del LAAC, recordemos es un chico de 17 años. Creo que esto fue sumamente desequilibrante, en una definición con tanto en juego. 

A nivel personal, como argentino, me llenó de orgullo, pero tampoco quiero olvidar a otros argentinos que estuvieron cerca en otras ocasiones, Alejandro Tosti, Gaston Bertinotti, Jaime López Rivarola aportaron lo suyo entre los que recuerdo ahora. 

Ganar el LAAC se estaba convirtiendo en una suerte de asignatura pendiente para Argentina, quizás había mucha presión anticipada para jugadores jóvenes, la propia envergadura del campeonato (televisión en vivo, “staging” de un torneo profesional, jugar el Masters y ahora también el Open, gran presencia de medios) todo parecía convergir para cargarse más allá de lo aconsejable y lo acostumbrado. 

Llegar sin ser candidato, pudo favorecer a Abel, pero creo que ser un muchacho del interior, con costumbres de vida mas tranquilas, lo ayudaron mucho también, no había urgencia en su juego, ni en su espíritu. La tarde previa a la definición charlábamos con él y con Tuketo  Schönbaum (Andrés hijo) en el clubhouse de Mayakoba; trasuntaba enorme seguridad y claridad conceptual, uno sentía que tenía las herramientas para lograr el objetivo, sin desconocer lo difícil del recorrido que faltaba.

¿Cree que su triunfo en México puede ser la ventana para que otros jugadores de nuestro país puedan lograrlo, algo así como el efecto chileno?

Si el antecedente vale, cuando Cabrera gana sus Majors, hubo un evidente efecto positivo en los demás jugadores argentinos, ¿lo dijo Diego Torres no? “Creer que se puede”, se sucedieron muchos triunfos argentinos en distintos tours en esa época; en Chile sin dudas se produjo algo similar, pero nada se hubiera logrado sin un trabajo previo que lo sustentara, creo que allí radica gran parte de la historia. Niemann y Gallegos muestran el camino, pero ambos han trabajado duro con ayuda de sus federaciones nacionales, para llegar. Joaco ya sabe de lo difícil de mantenerse y volver a superarse, Abelito lo está por descubrir.  

Gallegos proviene de un club del Interior de nuestro país, Las Mulitas GC.  ¿Cuán importante es para una institución así el triunfo de uno de sus jugadores?

Como socio de un club similar (Necochea GC) recuerdo el revuelo cuando Santiago Garat gana el Campeonato de Menores en Sudáfrica (jugaba Trevor Immelman) aún con las limitaciones de comunicación de esa época y que hoy no existen, y magnifican estos éxitos, fue notable el interés que se generó en derredor del golf, especialmente entre los más chicos. 

El desafio para Las Mulitas es cómo capitalizarlo; Necochea tuvo la oportunidad de producir equipos que ganaron el Interclub de Primera en Damas, y logros individuales en Menores (Jimena Marchan, Santiago Garat) y Mayores en Campeonatos de Aficionados (Manuela Carbajo, Sofia Goicochea, Marcos Montenegro) hubo esfuerzo individual sin dudas, pero si el club logra canalizar algo tan importante como ganar el LAAC y poder jugar dos Majors, tiene una oportunidad única para darle impulso al golf en su zona de influencia 

A próposito del tema,  ¿Qué opinión le merece la actualidad de los clubes de nuestro país?

La situación de los clubes en el mundo (salvo excepciones por todos conocidas que tienen que ver con historia, ubicación o diseño) es preocupante. Argentina no escapa a este cuadro de situación.

Nuestros clubes se formaron para atender un estilo de vida, es factible hayan creado para muchos, ese estilo de vida; sus socios veían al club como su segundo hogar y la familia se integraba (o amoldaba según la circunstancia) a ese estilo de vida. 

Este modelo comienza a verse desafiado por generaciones que buscaban nuevas formas de entretenerse y sociabilizar, posiblemente más rápidas y también más efímeras. Pensemos que esto también se trasladó al ámbito laboral; los afectos y lo emocional fueron sometiéndose a lo práctico y eficaz, las tradiciones que pensábamos eternas dejaron de serlo.

Los clubes comenzaron a enfrentar dilemas desconocidos, vendían un producto que no era enteramente atractivo para su mercado, pero parte de su núcleo duro seguía aferrado a ese producto y se resistía a aceptar cambios.

Los clubes que logren interpretar como adaptarse a lo que su “nuevo mercado” demanda (membresías flexibles, otros códigos de vestimenta, servicios con otros atractivos, actividades novedosas) manteniendo su economía a flote en la transición hacia un modelo nuevo (no mejor, ni peor, distinto y ajustado a otra realidad) y sin perder a sus socios “core” serán los que sobrevivan. El interior, por su grado de apertura y menores costos, ha transitado o ya ha nacido con parte de esta transición incorporada. 

Tres preguntas de orden internacional: La primera,  ¿Cuáles fueron los aspectos en los que mejoró el golf con la implementación de las nuevas Reglas de Golf en 2019?

Entiendo que gran parte del espíritu de la modernización de las Reglas pasa por hacerlas más amigables al usuario y contribuir a acelerar el ritmo de juego (otro gran tema para los golfistas nuevos, demandantes de más instantaneidad en todos los ordenes de la vida) y en ese sentido creo que están contribuyendo positivamente.

La segunda, ¿Cómo ve la situación global en el golf femenino?

Algo nos referimos al golf femenino, es sin dudas un segmento al cual R&A presta enorme atención, de allí la creación del Women’s Golf Charter que invita a las federaciones nacionales que adhieren a proponer iniciativas para ayudar al crecimiento del golf femenino; la creación del Women’s Amateur Latin America (una versión expandida del Annika Invitational por la cual R&A incrementará significativamente su aporte para lograr la presencia de las 60 mejores jugadoras latinas del WAGR en un campeonato que otorgara a la ganadora una exención al AIG Womens British Open 2021) que sin dudas será una bisagra para el golf de mujeres de la región.

Finalmente, ¿Cree que ha cambiado la postura de muchos jugadores de omitir participar en los JJOO a partir de lo ocurrido en Río 2016?

El éxito del golf en los JJOO de Rio fue palpable en más de un sentido: la cantidad de publico que asistió, superó todas las expectativas, los ratings de televisión fueron sorprendentes, finalmente los jugadores que participaron fueron los mejores promotores entre sus pares de la experiencia vivida.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard