Home / Canchas / Arena de los bunkers: ¿Demasiado dura, demasiado blanda, demasiado húmeda, demasiado seca?

Arena de los bunkers: ¿Demasiado dura, demasiado blanda, demasiado húmeda, demasiado seca?

Por Steve Kammerer, USGA Green Section Record, agosto 2019. Texto traducido y adaptado por Guillermo Busso y Jorge De Rose.

Casi todos los campos de golf tienen bunkers de arena. Algunos campos de golf tienen muchos, algunos tienen pocos. Algunos bunkers son grandes, algunos son pequeños. Algunos tienen caras empinadas de arena, otros pendientes de césped. Con las muchas diferencias entre los bunkers, una cosa que la mayoría tiene en común es que a menudo son una fuente de quejas de golfistas. En muchos casos, estos comentarios se centran en la consistencia de la arena. Los golfistas a menudo perciben que algunas áreas son demasiado húmedas, mientras que otras pueden ser demasiado secas. De lo que no se dan cuenta es que muchos de estos problemas pueden estar más allá del control del superintendente porque se relacionan con características de diseño o varios fenómenos naturales.

En zonas con lluvias frecuentes pueden ser comunes las caras de arena seca y bases firmes y húmedas. Es probable que, bajo estas condiciones, los búnkeres con caras de arena empinadas tengan su arena más seca en los taludes y más húmeda en las bases. Incluso bunkers con mantas entre arena y suelo, sistemas de drenaje y profundidades de arena adecuadas pueden experimentar estas inconsistencias. Los búnkeres en áreas bajas pueden experimentar un drenaje más lento y un retraso en el secado en comparación con los ubicados en áreas más altas. Esto se traducirá en mayores disparidades de humedad en la arena de los bunkers. El diseño del riego es otro factor común que afecta los niveles de humedad en los bunkers. Los aspersores que cruzan bunkers o la incidencia del viento pueden impartir mayor humedad en algunos bunkers. Dado que los greens se riegan con mayor frecuencia que los fairways, la arena de los bunkers junto a los greens puede presentar más problemas de disparidad de humedad.

Si bien los problemas con la falta de consistencia de la arena a menudo son imposibles de solucionar por completo, hay maneras en que los superintendentes pueden ayudar a reducir las disparidades. Los superintendentes pueden acelerar el proceso de secado de la arena incrementando el rastrillado, tanto de forma mecánica como manual. Los bunkers grandes se rastrillan más fácilmente con rastrillo mecánico, mientras que los bunkers más pequeños a menudo requieren rastrillado manual. Además, se ha reportado que el uso de agentes humectantes-penetrantes específicos ayudan a mejorar la uniformidad de la humedad, el drenaje y el secado en la arena del búnker. Incluso algunos campos de golf tienen aspersores de riego ubicados alrededor de los bunkers para evitar que la arena se seque demasiado y para regar de manera más eficiente el césped que rodea los bunkers.

Como con cualquier cuestión, hay formas de reducir la inconsistencia de humedad de la arena de los bunkers. Es una cuestión de prioridades, tiempo, trabajo y dinero. Incluso si un campo de golf tiene todo el personal y la mano de obra que necesita, ¿cuánto está dispuesto a gastar el club para reducir las inconsistencias en la arena de los bunkers? Una de las cosas que hace que el golf sea un deporte siempre desafiante es que cada campo de golf es diferente y cada día puede ser diferente dependiendo del clima, el viento y preparación del campo. Los bunkers son parte del juego. Como dijo alguna vez un experimentado y respetado arquitecto: “Se supone que los bunkers son una penalidad, evite entrar en ellos”.

Instalar aspersores de bajo caudal alrededor de los bunkers permite minimizar la humedad de la arena mientras se mantiene saludable el césped que los rodea.

Steve Kammerer, Ph.D., es director de la USGA Green Section en de la Región Sudeste.

Traducido y adaptado por Guillermo Busso y Jorge De Rose.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard