Home / Céspedes / Buffalograss

Buffalograss

Una alternativa de bajo mantenimientoTraducido por la Ing. María E. Díaz Weiss de Turf ManagementEnero 1993

Los costos de mantenimiento del césped son cada día mayores frente a las mayores también restricciones presupuestarias.
Nuevas restricciones para el mantenimiento han sido implementadas (o lo serán) por gobiernos nacionales (leyes federales) regionales o locales. Los superintendentes se ven forzados a disminuir los niveles de fertilizantes, pesticidas o riego exponiendo las especies a mayor stress.

Como resultado de todo esto es que las variedades o especies más tolerantes al stress son frecuentemente tenidas en cuenta por los encargados de mantenimiento.
Kentucky bluegrass (Poa pratensis), bentgrass (Agrostis) y Rye grass perenne no pueden ser igualados en cuanto a que nos brindan las mejores superficies pero con altos costos.
Con un nivel moderado de manejo, pueden persistir con niveles aceptables de calidad. Si éstas especies son expuestas a períodos más o menos prolongados de calor y stress hídrico esos niveles se tornan inaceptables con menor tolerancia al tráfico.

Buffalograss, especie nativa de América del Norte, está adaptada a soportar largos períodos de sequía, frecuente en la región oeste de las Grandes Planicies. Ha despertado gran interés entre aquellos dedicados o relacionados con la industria del césped.
Aparentemente ofrece calidades aceptables para un césped, persistencia, lento crecimiento vegetativo con estolones vigorosos que desarrollan bien con niveles menores de riego y fertilidad, además no presentan mayores problemas en cuanto a enfermedades o plagas. El rasgo negativo es la susceptibilidad que tiene frente a la invasión de malezas, coloración marrón durante su período de dormisión, al mismo tiempo ofrece una trama más abierta (hábito de crecimiento menos cerrado, con menor densidad de hojas).

Es importante reconocer que Buffalograss es la especie de pasto bajo, crecimiento primavera-verano-otoño, mejor adaptable a condiciones de Los costos de mantenimiento del césped son cada día mayores frente a las mayores también restricciones presupuestarias.

Nuevas restricciones para el mantenimiento han sido implementadas (o lo serán) por gobiernos nacionales (leyes federales) regionales o locales. Los superintendentes se ven forzados a disminuir los niveles de fertilizantes, pesticidas o riego exponiendo las especies a mayor stress.

Como resultado de todo esto es que las variedades o especies más tolerantes al stress son frecuentemente tenidas en cuenta por los encargados de mantenimiento.

Kentucky bluegrass (Poa pratensis), bentgrass (Agrostis) y Rye grass perenne no pueden ser igualados en cuanto a que nos brindan las mejores superficies pero con altos costos.

Con un nivel moderado de manejo, pueden persistir con niveles aceptables de calidad. Si éstas especies son expuestas a períodos más o menos prolongados de calor y stress hídrico esos niveles se tornan inaceptables con menor tolerancia al tráfico.

Buffalograss, especie nativa de América del Norte, está adaptada a soportar largos períodos de sequía, frecuente en la región oeste de las Grandes Planicies. Ha despertado gran interés entre aquellos dedicados o relacionados con la industria del césped.

Aparentemente ofrece calidades aceptables para un césped, persistencia, lento crecimiento vegetativo con estolones vigorosos que desarrollan bien con niveles menores de riego y fertilidad, además no presentan mayores problemas en cuanto a enfermedades o plagas. El rasgo negativo es la susceptibilidad que tiene frente a la invasión de malezas, coloración marrón durante su período de dormisión, al mismo tiempo ofrece una trama más abierta (hábito de crecimiento menos cerrado, con menor densidad de hojas).

Es importante reconocer que Buffalograss es la especie de pasto bajo, crecimiento primavera-verano-otoño, mejor adaptable a condiciones de «pampa» o llanura.

Cuando no hay competencia con los pastos altos de pradera o bosque, el buffalo crece muy bien.

El estudio del medio ambiente y parámetros de manejo ayudarán a optimizar la calidad de este pasto.

Agua: No requiere más de la que provee una precipitación natural salvo que persistan condiciones de extrema sequía (1 mes) pero ante estas condiciones esta especie entra en dormisión o latencia.

En esos casos, para evitar o prevenir el color típico amarronado, deberá regarse lo suficiente como para humedecer más o menos 30 cm. de profundidad del suelo, un riego cada cuatro semanas, a partir de la última lluvia fuerte.

Corte

(alto mantenimiento): 2,5 cm. 1-2 vez/semana

(moderado mantenimiento): 5 cm. 1 vez c/1-2 semanas

(bajo mantenimiento): 7,5 cm. 1 vez c/2-3 semanas

Como en todo césped, se aconseja que cada corte no quite más de 1/3 del total del área foliar.

Luz: No resiste la sombra, es muy poco tolerante.

Suelo: crece bien en neutros hasta alcalinos. PH 6-8. No son adecuados los suelos muy húmedos o mal drenados.

Fertilización: No es necesaria esta práctica para que presente una calidad moderadamente buena, aunque para obtener un óptimo en la calidad del buffalo es conveniente aplicar 0,5-1 kg de N/100m2 por año desde mediados de Mayo-Julio en el HN y Oct-Dic de Bs.As.. Siempre es mejor hacer varias aplicaciones con bajas dosis que una sola sin análisis de suelo, y para dar idea sobre tenores de P y K para mantener bien el pasto, requiere de 0,5 kg/100 m2 de P2O5 y K2O cada 3-4 años.

Malezas: Pueden prevenirse o controlarse con Simazina 1 a 2,5 kg de i.a./ha. En suelos de Ph alto, utilizar la dosis menor durante la estación de crecimiento. El glifosato (Roundup) mientras el Buffalo grass está completamente dormido.

La hoja ancha puede controlarse con derivados fenóxidos, salvo en los estadios tempranos de crecimiento.

Simazina es un preemergente efectivo en dosis de 1 kg. i.a./ha, con niveles de 2 a 2,700 kg i.a./ha perjudica a Kentucky y otras especies.

Las aplicaciones de Simazina deben ser muy cuidadosas, ya que los «corrimientos» producidos por una fuerte lluvia o mal riego pueden afectar las zonas donde se espera el crecimiento de las especies de invierno.

Establecimiento

HN = 1/2 abril – fin junio

HS = 1/2 oct. – fin diciembre

Siembra 0,3 a 1 kg/100m2, en suelos livianos la profundidad recomendada es de 0,6-1,25 cm.

Plantación: de pequeños pancitos de 2,5 cm. espaciados 50 cm, para que en otoño esté totalmente cubierto.

En el control de malezas NO usar TUPERSAN (Sidurón) pues Buffalograss es susceptible a éste compuesto.

El uso de Simazina o derivados fenóxidos se realiza por lo menos 6 semanas después de la emergencia (siembras) o luego del establecimiento (en caso de plantación) para eliminar las malezas existentes y prevenir futuras infecciones (por semilla).

Hay grandes posibilidades en cuanto a la utilización de esta especie para césped, una de las más promisorias en las canchas de golf, es en los Roughs, cross bunkers, lomas y otras zonas de difícil acceso de corte.

En síntesis el búffalo es una especie que se caracteriza por su persistencia, uniformidad, rápido establecimiento y capacidad de recuperación, además de soportar períodos prolongados de stress y condiciones de bajo mantenimiento.

Zoysia posee todas estas cualidades, salvo la de rápido establecimiento y recuperación pero es más agresiva que Buffalo en cuanto a la invasión de malezas.

Las Bermudas también son de rápido establecimiento y capacidad de recuperación pero requiere mayor densidad y no resiste crudos y prolongados inviernos.

Si no hay objeción al color castaño que tome el Buffalograss durante el período frío, presta igual función que Zoysia en cuanto a prosperar en la época de stress del verano.

Su coloración de invierno tiene valor estético por el contraste que ofrece con las especias que están verdes durante el período frío, exaltando así las áreas del rough.

En el verano, época de crecimiento adquiere una coloración verde grisáceo que también ofrece atractivo contraste con el verde brillante de las especies de invierno.

Muy poco se sabe sobre la factibilidad de lograr mezclas exitosas mezclando buffalograss más especie de invierno, pero es de esperar un césped con apariencia desuniforme y desordenada.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Rio Uruguay Seguros Callaway EZGO TORO Universal Assistance Rolex Enard