Sports - AAG Asociación Argentina de Golf
Home / Canchas / Bunkers: manteniendo los bordes

Bunkers: manteniendo los bordes

La frecuencia con la que se deben restaurar los bordes de los bunkers puede extenderse implementando medidas preventivas. Conozca cuáles son ingresando al informe. Artículo desarrollado por Zach Nicoludis, USGA Green Section Record, febrero 2023.

Colocar una rampa o una alfombra en el lugar de entrada y salida del rastrillo mecánico puede prolongar la vida útil del borde del bunker.

Este artículo no es de ninguna manera un llamado para que los bunkers se mantengan más meticulosamente. Más bien, es para mostrar cómo se pueden implementar medidas preventivas para proteger los bordes del búnker en los sitios por donde los operadores entran y salen con frecuencia con el rastrillo mecánico.

Es común que los bordes de los búnkeres se deterioren debido a la entrada y salida del rastrillo mecánico, a menudo por el mismo lugar. Para complicar más el problema, cuando sale el rastrillo mecánico la arena normalmente se deposita en el césped contiguo a los bordes del búnker. Con el tiempo, la acumulación de arena puede hacer que el césped sea más vulnerable al deterioro debido a que los suelos tienen menor capacidad de retención de agua y nutrientes, y los bordes pierdan definición.

Los superintendentes utilizan diferentes estrategias para proteger los bordes del búnker y evitar la acumulación de arena. Una estrategia es usar una rampa que ayude a reducir el desgaste mecánico en los bordes del búnker. El operador simplemente coloca la rampa en el búnker antes de rastrillar y luego retira la rampa antes de pasar al siguiente búnker. Estas rampas a menudo se fabrican en el club a la medida del rastrillo mecánico y son lo suficientemente livianas para que no sean una carga para el operador al maniobrar.

Otra estrategia es usar una alfombra que se superponga tanto a la arena como al césped en el punto de salida y entrada del búnker. Similar al método de la rampa, la alfombra se coloca antes de ingresar al búnker y se retira después de salir. Se elige un material liviano que sea fácil de transportar en la máquina y no agregue una cantidad significativa de tiempo para rastrillar cada bunker. Un beneficio adicional de esta estrategia es que la alfombra recolectará la arena que cae del rastrillo mecánico cuando sale del búnker, lo que ayuda a reducir la acumulación de arena en el punto de salida.

Es inevitable que sea necesario reparar los bordes de los bunker, especialmente en las áreas donde entra y sale el rastrillo mecánico. Sin embargo, la frecuencia con la que se deben restaurar los bordes puede extenderse implementando medidas preventivas para proteger el césped en estas áreas vulnerables.

  • Zach Nicoludis, es agrónomo de la USGA en la Región Central.
  • Traducción y adaptación Guillermo Busso.
Compartir: