Home / Céspedes / Claves para manejar greens de pasto bermuda ultra enana

Claves para manejar greens de pasto bermuda ultra enana

Con esmerados cuidados, las bermudas ultra enanas pueden proveer desafiantes superficies de putting. Bert McCarty, PhD y Alejandro Canegallo, MS. (Extraído de Golf Course Management, Junio 2005. Traducido por Alejandro Canegallo).

Los cultivares de Pasto bermuda ultra enanos (Cynodon transvaalensis/dactylon) fueron desarrollados para producir superficies mas densas que provean mayores distancias de rodamiento, superficies mas uniformes y rodado de pelota mas consistente que las variedades tradicionales.

Greens de Tifdwarf contaminados son frecuentemente convertidos a uno de los cultivares de bermuda ultradwarf y en la zona de transición, están remplazando al bentgrass, el cual tiene un costo adicional de entre u$s 75.000 a 130.000 adicionales para su mantenimiento (10).

Las variedades ultra enanas requieren un manejo más intensivo que el Tifdwarf o el Tifgreen y aunque producen superiores superficies de putting, son mucho más sensibles a un manejo inadecuado o condiciones ambientales adversas. Aquí vamos a discutir las practicas de manejo requeridas para desarrollar y mantener greens de golf de bermudas ultra enanas.

Eligiendo el cultivar

Varios cultivares de bermudas ultra enanas están disponibles en este momento. TifEagle fue desarrollado en Tifton, Georgia (Coastal Plain Experiment Station), MS Supreme fue liberado por Mississippi State University y Floradwarf en conjunto por University of Florida y University of Hawai. Champion, Classic Dwarf, Jensen, Jones Dwarf, Mini Verde, Reesegrass y muchos otros ultra enanos fueron liberados por vendedores privados y poco es sabido de ellos.

No plante un cultivar de bermuda ultra enana a no ser que el club de golf asuma el firme compromiso de proveer el suficiente dinero, herramientas y personal para un manejo apropiado. Para la mayoría de las canchas con presupuestos bajos a moderados, Tifdwarf, usando reguladores de crecimiento como Trinexapac-ethyl (Primo, Moddus) y alturas de corte moderadas, proveen aceptables superficies de putting. Durante torneos, el doble corte y rolado ayudan a incrementar la velocidad de los greens.

Varios parámetros deben ser considerados antes de elegir el cultivar. Un cultivar menos agresivo como TifEagle debe ser considerado si los greens no van a ser resembrados y/o si la cancha esta ubicada en zonas tropicales, pues en esas zonas los cultivares más agresivos requieren más mantenimiento en términos de mat, thatch y pelo y contrapelo (tabla 1).

En zonas de transición donde se resiembra, uno de los cultivares de crecimiento mas agresivo debería ser considerado, pues estos cultivares tienden a producir una mejor transición en primavera. Champion es el cultivar con mayor agresividad lateral de los que se han evaluado y seria el más adaptado a las zonas de transición aunque la acumulación de thatch puede ser eventualmente un problema (Tabla 1). Champion acumula casi 12 veces mas thatch que Tifdwarf y alcanza 1,25 cm. de profundidad 28 % mas rápido que Tifdwarf.

Los ultra enanos se han convertido en mas populares que Tifdwarf por su mayor densidad lo que provee superficies de putting mas suaves y mas rápidas. Luego de cinco años, los ultra enanos poseen de 17 a 25 % más de tallo/hoja por unidad de superficie que el Tifdwarf.

Sin embargo, al evaluar la calidad del césped en el largo plazo, los resultados fueron ambiguos. Comparados con Tifdwarf, Champion y Mini Verde tuvieron peor calidad de césped luego de cinco años, pero Floradwarf y TifEagle tuvieron valores superiores en este punto. La mala calidad en Champion y Mini Verde puede deberse a la rápida acumulación de thatch en estos cultivares que hace que el pasto sea mas proclive al raspado de la maquina. Un manejo mas intenso en Champion y Mini Verde parece ser necesario para alcanzar la misma alta calidad que en Floradwarf y TifEagle.

Inmediatamente luego de ser plantados, los ultra enanos prácticamente no tienen rizomas en comparación con Tifdwarf (Tabla 1). Se asume que los ultra enanos redistribuyen su energía en los brotes laterales en lugar de almacenarla bajo tierra. Con menos rizomas y raíces mas cortas, los cultivares ultra enanos requieren un manejo mas intenso para evitar stress por humedad y nutrientes, son mas lentos para recuperarse de daños en grandes superficies y son potencialmente mas susceptibles de ser dañados por bajas temperaturas en invierno.

Requerimientos de luz

– Las bermudas ultra enanas requieren luz solar plena todo el año.

– Ocho horas de luz solar plena es el mínimo para mantener un green de bermuda saludable (2).

– El sol de la tarde es aparentemente más importante que el sol de la mañana para greens de bermuda.

– Los árboles ubicados al sur y suroeste de los greens en el Hemisferio Norte pueden causar problemas de sombra en el otoño e invierno aunque no en verano (norte y noreste en el Hemisferio Sur)

Thatch y mat

La prevención del thatch debería comenzar tres a cuatro semanas después de plantar un nuevo cultivar de bermuda ultra enano, con un énfasis en la prevención en lugar del control (7). La biomasa de los cultivares ultra enanos debe ser manejada distinta que la de Tifdwarf pues las lesiones producidas por cortes verticales agresivos golpean a los ultra enanos, detienen su crecimiento y probablemente incrementen la posibilidad de que este decline.

Topdressing

– Arenados suaves (por ejemplo 0,03 a 0,045 m3 de arena cada 100 m2 de superficie de green) cada 7 a 14 días diluye la acumulación de materia orgánica, mejora la porosidad y produce una superficie de juego firme sin molestar a los golfistas.

– Un riego corto o cepillado a mano luego del arenado es necesario para incorporar la arena dentro de la carpeta de césped.

– El material de top dressing deberá ser suficientemente fino para filtrarse entre el césped (por ejemplo de 0,25 a 0,75 mm. de diámetro) pero no mas grueso que 0,75 mm. pues será removido en el siguiente corte.

– Los estolones de pasto bermuda en activo crecimiento descansan aplanados y los puntos de crecimiento se escapan de la cuchilla de corte produciendo thatch y “pelo y contrapelo” (Figura 1)

– Corte vertical, cepillado y grooming ayudan a sobreponerse o reducir este crecimiento horizontal de los estolones.

Cepillado

– El cepillado mejora la calidad de putting y ayuda a reducir el pelo y contrapelo.

– Levanta las puntas de los estolones jóvenes y produce un recorte mas suave y completo

– En conjunto con arenados suaves, el cepillado mantiene los estolones y tallos verticales produciendo superficies de putting mas consistentes.

– Es menos dañino para la planta que el corte vertical o el groomer.

– El cepillado debe ser hecho durante los periodos de activo crecimiento.

Corte vertical

– Prevenir la formación de thatch es más importante que removerlo luego que se ha desarrollado.

– El corte vertical es usado escasamente en la mayoría de los ultra enanos pues generalmente requieren alrededor de tres semanas para recuperarse de una pasada agresiva (13).

– El corte vertical puede desembocar en un decaimiento del césped.

– El corte vertical debería ser usado solamente para abrir el césped previo a la resiembra y anualmente durante activo crecimiento para reducir la acumulación de materia orgánica en la parte superior del perfil.

– El corte vertical es el único modo para corregir el pelo y contrapelo, donde diferentes sombras o bandas de pasto son aparentes. En estos casos, la vertical debe ser pasada perpendicular al patrón de pelo y contrapelo para maximizar la remoción del pelo sin dañar excesivamente el césped.

Grooming

– Grooming durante activo crecimiento reduce el crecimiento lateral de estolones, pero tiende a ser más agresivo que el cepillado.

– Use el groomer para prevenir el thatch solo en época de activo crecimiento y cuando la recolección de pasto en el canasto sea alta.

– Grooming usado en forma liviana para suavizar la superficie de juego provee un corte limpio y ayuda a evitar la formación de pelo y contrapelo; pero hace muy poco para evitar la formación de thatch.

– Pase el groomer al menos semanalmente en verano.

– Generalmente las cuchillas del groomer son preparadas para penetrar 1,5 mm. dentro de las hojas del césped. Si las marcas del groomer son evidentes aun tres días después, el groomer fue puesto muy profundo.

Aireación

– Aireaciones frecuentes con púas huecas y sólidas abren el suelo a la atmósfera, permitiendo un rápido intercambio del aire del suelo con el aire del ambiente y eliminar el dióxido de carbono, el metano y el sulfuro de hidrogeno

– Aireación con púas huecas seguido del llenado de los agujeros con arena remueve la acumulación de materia orgánica en la parte superior del perfil.

– Airee entre 15 a 25 % de la superficie del green cada año (5) manipulando el diámetro de las púas usadas, el espacio entre los agujeros y la cantidad de aireaciones.

– Al menos una aireación profunda con púas huecas (15 a 25 cm. de profundidad) al año ayudara a aliviar la compactación subsuperficial que naturalmente se desarrolla en los greens.

Fertilidad

– Es necesario un análisis de suelos para determinar si el pH, nutrientes, nematodos parásitos pueden estar limitando el enrraizamiento del césped y por lo tanto la nutrición de la planta.

– Los niveles adecuados de pH para pasto bermuda están entre 6,0 a 6,5. Mayores niveles pueden alterar la disponibilidad de nutrientes para las plantas, promover movimientos laterales de pesticidas no deseados y favorecer el desarrollo de ciertas enfermedades tal como spring dead spot (SDS).

– En greens de arena, se deberían tomar muestras de suelo dos veces al año con un análisis adicional si la calidad del césped indica problemas (3).

– El análisis de tejidos es considerada la mejor herramienta para determinar el programa de fertilización, especialmente para nitrógeno y azufre (vea la tabla 2 para rangos de nutrientes)

Programa de fertilización

Una apropiada fertilización es esencial para sostener la jugabilidad y lograr buen color del césped, densidad y resistencia a pestes y enfermedades.

Nitrógeno

Aplicaciones estacionales de nitrógeno son necesarias para mantener la calidad del césped. La fertilización nitrogenada excesiva acelera la formación de thatch y mat y reduce la velocidad de rodamiento de la pelota.

– Para ultraenanas, se debe mantener un suplemento de nitrógeno bajo pero continuo en lugar de aplicaciones infrecuentes, en dosis anuales de entre 4 a 9 Kg. cada 100 m2.

– En greens de arena, la dosis de nitrógeno debe ser de 0.14 a 0,18 kg. / 100 m2 por semana durante el verano (11). Greens en áreas con altas lluvias o una larga estación de crecimiento, requieren la más alta dosis.

– Donde las estaciones de crecimiento son mas cortas, aplicar entre 4 a 6 Kg. / 100 m2

– Excesiva fertilización nitrogenada en otoño, puede incrementar la formación de thatch, promover tallos muy suculentos y reducir la formación de carbohidratos en las raíces, que predisponen a la planta a daños por bajas temperaturas en invierno.

Potasio

– El potasio incrementa la tolerancia de la planta al frío, al calor, la sequía, las enfermedades y el transito (10). Monitoree los niveles de potasio en el suelo y en tejidos y mantenga niveles de medios a altos.

– Una relación 1:1 de N:K es usada típicamente; que puede ser elevada hasta 1:2 previo a situaciones de stress estacionales.

– Calcio y magnesio (importantes para el color verde) deben ser chequeados porque su disponibilidad dependen de su relación con el potasio.

Fósforo

– El fósforo del suelo no fluctúa tanto como nitrógeno y potasio.

– El fósforo debe ser monitoreado mediante análisis de suelo rutinarios. Usualmente 0,5 a 2 Kg. de fósforo / 100 m2 son necesarios anualmente.

Micronutrientes

– Haga análisis de suelo y de tejidos rutinariamente para determinar deficiencias de micronutrientes (Tabla 2)

– Para asegurar una apropiada disponibilidad de micronutrientes, mantenga un pH de suelos de 6,0 – 6,5.

Corte

– Bajo condiciones optimas de crecimiento, las bermudas ultra enanas pueden tolerar alturas de corte de hasta 3,2 mm por periodos largos y hasta 2,5 mm por periodos cortos (4). A estas alturas de corte, el césped mantiene aceptable densidad, pero la planta esta bajo stress.

– Largos periodos de stress, principalmente causados por baja intensidad lumínica, típicamente ocurre de mediados de Agosto hasta mediados de Septiembre (en el Hemisferio Norte) requiere mayores alturas de corte y mayor área foliar para proveer una adecuada fotosíntesis para el metabolismo de la planta.

– La altura de corte puede ser elevada hasta 4,7 mm. Elevando la altura de corte en otoño tanto como sea posible, mejorara también la tolerancia al frío, especialmente en la zona de transición, donde winterkill (muerte de invierno) puede ocurrir.

– El manejo de bermudas ultra enanas requiere mayor atención a los equipos de corte: se deben usar cuchillas más finas, afilado más frecuente y menos margen de error en el hermanado con el molinete.

Reguladores de crecimiento (PGR)

– Trinexapac-ethyl (Primo, Moddus), el mas popular regulador de crecimiento usado en pasto bermuda, es un PGR de Tipo II, absorbido por las hojas, que suprime el crecimiento a través de la interferencia en la biosíntesis del acido giberelico, hormona responsable de la elongación de la célula.

– Las hojas deben absorber el PGR antes de que ocurra una lluvia o un riego.

– Aplicaciones de Trinexapac-ethyl (Primo, Moddus) mejora la calidad del césped, la tolerancia a la baja insolación e incrementa el largo de raíces.

– Dosis y frecuencia de aplicación dependen del Superintendente, usualmente 73 – 220 cm3/hectárea de Primo cada una a tres semanas (10).

Riego y manchas secas localizadas (LDS)

– Riegos pesados e infrecuentes (por ejemplo 12 mm cada tres a cinco días en verano) son preferibles a riegos frecuentes y livianos (por ejemplo 3 mm por día en verano).

– La densidad de los cultivares ultra enanos frecuentemente causan que el agua corra por encima en lugar de penetrar el césped.

– Aun manejándolos apropiadamente, los ultra enanos tienden a desarrollar dry spots localizados (9).

– Las manchas secas localizadas ocurren mas frecuentemente cuando a los greens se los deja secar sustancialmente entre turnos de riego, sin embargo un esquema de riego así es el sugerido para producir superficies de putting de alta calidad.

– Es crítico el manejo de la infiltración de agua y su movimiento dentro de la zona de raíces para evitar los dry spots.

– En greens de arena, se ha visto que especies de Curvularia persisten en las manchas secas.

– Riegue intensamente a mano las zonas que tienden a secarse o que tienen baja penetración de agua.

– Pinche con horquillas o airee con púas macizas para facilitar la penetración del agua.

– Use agentes humectantes preventivamente y/o riegos suaves durante días secos y calurosos. Aplique agentes humectantes siguiendo las instrucciones del marbete. Trate el green entero (si lo permite el presupuesto) y, si es posible, continúe el programa durante toda la estación de crecimiento. Aplicaciones mensuales son necesarias a través de la estación de crecimiento y usualmente se aplican luego de una aieacion con púas huecas para facilitar el movimiento dentro del suelo.

– No se debe permitir que las bermudas ultra enanas se sequen excesivamente al final del invierno o cuando daños por bajas temperaturas pueden ocurrir.

Resiembra

La resiembra provee a los greens de bermuda color verde en invierno pero también contribuye para la acumulación de thatch y mat. El pasto de la resiembra también compite con la bermuda por la luz solar y los nutrientes y a veces fomenta las poblaciones de Poa annua.

Debido a la densidad de la carpeta de los cultivares ultra enanos, semillas de pequeño tamaño, tal como Poa triviales, sola o mezclada con un 10 % – 20 % de creeping bentgrass (Agrostis stolonifera) son las mejores opciones para obtener buen contacto entre la semilla y el suelo durante la siembra (10).

Las prácticas de manejo que promueven una transición primaveral suave incluyen:

– No permitir que la bermuda se seque.

– Usar escaso nitrógeno (por ejemplo 0,25 Kg. / 100 m2 cada 3 a 4 semanas durante el invierno y la primavera temprana), pero cambiar a un programa mas agresivo (por ejemplo 0,25 Kg. / 100 m2 cada 7-10 días) una vez que las temperaturas se mantienen consistentemente alrededor de los 18 – 19 °C para promover el crecimiento de la bermuda y debilitar el césped resembrado.

– Bajar la altura de corte para reducir el sombreado que la resiembra produce en la bermuda.

Debido a que pueden ocurrir problemas con la transición primaveral con las bermudas ultra enanas, pintar los greens se ha convertido en un alternativa muy popular en los Estados Unidos. Pintar requiere típicamente dos aplicaciones durante el invierno. Sin embargo, greens pequeños, con alto transito en invierno, que poseen ondulaciones muy marcadas o greens de suelo nativo sin drenajes no responden favorablemente a la pintura.

Para estos greens, un típico programa de fertilización es:

– Aplicar 0,25 Kg. de nitrógeno/100 m2 cada 2 semanas hasta que la transición se ha iniciado.

– Incrementar la fertilización a 0,25 Kg. – 0,5 Kg. de nitrógeno/100 m2 por semana durante la transición y disminuir la altura de corte hasta 3,2 mm hasta que la transición se complete.

– Un herbicida puede ser usado para acelerar la transición. Esto debe ser chequeado pues las dosis y los momentos de aplicación varían entre localidades.

Tapado

– El tapado de los greens con un genero geotextil o similar se justifica en zonas de transición pues ayuda a mantener el calor, prevenir la desecación y proteger el césped de daños por frío en invierno.

– Es usado típicamente en greens que son susceptibles al daño en invierno.

– Los greens susceptibles son aquellos en lugares bajo, encajonados, greens elevados que tienden a secarse, y greens nuevos que tienen pocos rizomas y raíces (Tabla 1).

– El tapado aparenta ser mas beneficioso cuando las temperaturas bajan bruscamente debajo de 5°C, o cuando las temperaturas descienden lentamente debajo de 8°C.

– Debe ser considerado en presencia de viento excesivos, especialmente cuando la humedad relativa es baja o cuando el pronostico anuncia largos periodos de temperaturas bajo 0°C (cero) (10).

– Los golfistas no deberían jugar en estas condiciones.

Enfermedades

Spring dead spot

En la zona de transición es la enfermedad más devastadora de las bermudas ultra enanas, especialmente durante los tres primeros años luego de la implantación, presumiblemente debido a la rápida acumulación de thatch y mat o a la perdida de organismos antagónicos a esta enfermedad. Durante esta etapa, es altamente recomendable aplicar un fungicida preventivo: dos o tres aplicaciones de Rubigan (fenarimol) totalizando el equivalente a 36 litros / hectárea. Con dos aplicaciones, 180 cm3 de Rubigan cada 100 m2 son aplicados 60 días previo a la resiembra y repetido 30 días mas tarde. Con tres aplicaciones, la primera debe ser hecha a una dosis de 120 cm3 de Rubigan cada 100 m2 60 días previo a la resiembra, la segunda 45 previo a la resiembra, y la tercera 30 días previo a la resiembra o la pintada.

Fungicidas que ayudan

Durante la transición, ciertos fungicidas frecuentemente ayudan a mejorar la calidad del césped (12).

– Dos o tres aplicaciones de mancozeb a una dosis de 240 gr. /100 m2 mezclado con 120 gr. de Aliette (fosetil aluminio).

– Las formulaciones pigmentadas de Aliette y mancozeb son más efectivas que las no pigmentadas durante la transición.

– Para dólar spot en primavera, Rovral (iprodione) y vinclozolin proveen control sin inhibir el crecimiento.

– Luego de la transición, usar Cercobin (metil tiofanato) para combatir patógenos que afectan las raíces, tales como Gaeumannomyces graminis y regar luego de la aplicación para introducirlo al suelo.

– Amistar (azoxystrobin) es efectivo en mejorar la bermuda haciendo aplicaciones a mediados del verano a una dosis de 24 cm3/100 m2.

– Manejo inapropiado normalmente precede “bermudagrass decline”. Una bermuda debilitada por mal manejo, con días nublados al final del verano, permite frecuentemente que especies de Gaeumannomyces graminis y Curvularia se conviertan en un problema.

– Use formulaciones de clorotalonil, iprodione y mancozeb para mancha de hoja y podredumbre de la corona por helminthosporium (Bipolaris sp) a finales del verano y principios de otoño.

– Usar metil tiofanato cuando “leaf blotch” aparece (Bipolares cynodontis) puede empeorar la enfermedad.

Literatura citada

1. Anderson, J., C. Taliaferro and D. Martin. 2002. Freeze tolerance of bermudagrasses. Crop Science 42:975-977.

2. Bunnell, B.T., and L.B. McCarty. 2004. Sunlight requirements for ultradwarf bermudagrass greens. Golf Course Management 72(8):92-96.

3. Camberato, J., and B. Martin. 2002. Lending muscle to ultradwarfs. Carolinas Green 38(6):20-21.

4. Cowan,T. 2001. Going low with ultradwarf bermudagrass putting greens. USGA Green Section Record 35(6):14-16.

5. Foy, J., T. Lowe, C. Hartwiger and P. O’Brien. 2004. Life in the Southeast: Old problems, new grasses. USGA Green Section Record 38(3):4-6.

6. Gray, J.L., and R.H. White. 1999. Maintaining the new dwarf greens-type bermudagrasses. Golf Course Management 67(3):52-55.

7. Hanna, W. 1998. The future of bermudagrass. Golf Course Management 66(9):49-52.

8. Hartwiger, C. 2001. Opportunity knocks with the ultradwarfs. USGA Green Section Record 35(5):1-5.

9. Karnok, K., and K.Tucker. 2002.Water-repellent soils Part 1: Where are we now? Golf Course Management 70(6):59-62.

10. McCarty, L.B. (ed.) 2005. Best golf course management practices, 2nd ed. Prentice Hall, Upper Saddle River, N.J.

11. McCullough, P. 2004. Physiological response of ‘TifEagle’ bermudagrass to nitrogen and trinexapacethyl. M.S. Thesis. Clemson University.

12. Parker, S., S.B. Martin, J. Camberato and S. Jeffers. 2004. Fungicide applications for improved turf quality during spring transition of bermudagrass greens. Clemson University. www.clemson.edu/turfornamental

13. White, R.H., T.C. Hale, D.R. Chalmers, M.H. Hall, J.C. Thomas and W.G. Menn. 2004. Cultural management of selected ultradwarf bermudagrass cultivars. Online. Crop Management doi:10.1094/CM-2004-0514-01-RS:14 May 2004.

Consulte en Más Contenidos el cuadro comparativo entre Ultraenanas y Tifdwarf, y los rangos de Nutrientes en Bermuda.

Bert McCarty, Ph.D. (bmccrty@clemson.edu), es profesor de céspedes en Clemson University e instructor en las conferencias educativas de GCSAA. Alejandro Canegallo, MS (acanega@gmail.com) es consultor privado en canchas de golf en Argentina.

Compartir:
Image Map