Home / Temas Varios / Consejos útiles

Consejos útiles

Por el Ing. Agr. Guillermo Busso

Greeneras Triples

Sin ninguna duda las greeneras triples disminuyen apreciablemente la mano de obra en lo que a corte de greens se refiere. De hecho, son necesarias 3 o 4 greeneras manuales con sus correspondientes operarios para poder efectuar el trabajo de una greenera triple en aproximadamente el mismo tiempo. Dependiendo ello de la superficie de los greens y de la extensión de la cancha.

Es ésta la gran ventaja de las greeneras triples sobre las manuales, y la razón por la que más y más clubes de nuestro país las incorporan a sus canchas.
Pero así como cada vez es mas frecuente su uso,, es más frecuente ver los daños ocasionados por el uso imprudente de las mismas.

Las greeneras triples son varias veces más pesadas que las manuales, y las marcas de sus tres ruedas pronto se observan en los greens y entornos de éstos. Esto se ve incrementado si los greens son chicos, durante los meses de invierno, o si debido a bunkers o lomas pronunciadas no se puede salir de ellos para efectuar los giros.

Como se ha mencionado, este desgaste también se produce en los entornos cercanos a los greens. La gran fricción que ejerce la rueda trasera cuando se gira violentamente fuera del green no sólo produce la pérdida del césped sino que también va erosionando el suelo produciendo marcadas depresiones.

Todo lo dicho no significa que no se deba trabajar con greeneras triples, pero sí pretende ser un llamo de atención para mejorar a utilización de las mismas. Esto se puede lograr de la siguiente manera:

– Mediante el empleo de greeneras manuales durante la semana. En la mayoría de los clubes durante los días de la semana se dispone de más tiempo para el corte de los greens.

– Efectuar el “cierre del corte” con greeneras manuales. Si se lo hace con las triples el perímetro del green sufre mayor desgaste.

– El giro fuera del green debe realizarse más amplio, a menor velocidad y más alejado del mismo, tratando de no hacerlo siempre en el mismo lugar. De ésta forma se evitará el gran desgaste por los giros violentos.

Mediante éstas precauciones, y otras que pueda aportar el buen criterio del encargado de cancha, podremos optimizar el uso de nuestras greeneras triples.

Prudencia

Luego de varios años de trabajar y recorrer canchas de golf, he aprendido que una de las virtudes más importantes con que debe contar un agrónomo asesor o un encargado de cancha es la prudencia.

Es muy común llegar al mes de junio, con nuestros greens de bermuda correctamente resembrados y observar algunos “manchones” de oreja de ratón (Dichondra) que han sobrevivido a nuestros tratamientos contra hoja ancha del mes de marzo.

Hace algunos años atrás hubiera efectuado una aplicación de MCPA para su control. Hoy, prefiero convivir con estos pequeños manchones que realmente no molestan el juego, a efectuar una aplicación de herbicida y correr el riesgo de un accidente durante la misma.
Hay que tener en cuenta que todavía quedan dos largos y trajinados meses hasta que la bermuda comience a reverdecer, y estos meses se hacen realmente largos y desagradables con los greens “quemados”.

Bajo mi punto de vista es preferible esperar a que la bermuda se encuentre en plena actividad para controlar estos rebeldes manchones de oreja de ratón.

ENSAYOS PARA EL CONTROL DE POA ANNUA

por el Ing. Agr. Carlos Di Bella

La Poa annua es una de las malezas más importantes en canchas de golf de todo el mundo. Al no existir una herbicida postemergente selectivo totalmente eficaz para Poa annua, en greens de bermuda resembrados con ryegrass, el control de dicha maleza se restringe a prácticas culturales, al uso de herbicidas preemergentes y más recientemente a la acción secundaria de ciertos fungicidas como el Rubigan. Sin embargo, los resultados obtenidos son parcialmente efectivos y en muchas ocasiones discutibles.

En los últimos años, se ha documentado la existencia de genotipos de ryegrass anual resistentes a la acción del Diclofop metil (Iloxan). Los mecanismos de resistencia estarían asociados a la relación mutualista que se establece entre la planta hospedante (ryegrass) y el hongo endofito (Acremonium lolii).

Siendo el Diclofop metil un graminicida que también controla Poa annua, y existiendo genotipos de ryegrass perenne con altos porcentajes de infección de endofitos, la AAG en conjunto con la Cátedra de Ecología de la Facultad de Agronomía (UBA) diseñó un experimento cuyo objetivo principal fue investigar la resistencia de distintos genotipos de Lolium perenne a la acción de dicho herbicida.

La hipótesis de trabajo es que la mayor resistencia a la acción del herbicida estaría asociada a la presencia del endofito y, por lo tanto, se espera que dosis letales para la Poa annua resulten subletales para el ryegrass infectado con endofitos.

En junio del corriente año se llevó a cabo la primera etapa del proyecto. Se evaluó la resistencia a la acción del Diclofop metil de tres genotipos de ryegrass perenne: Citation II, Affinity y Quickstar1. Los mismos fueron seleccionados ya que la bibliografía internacional los cita por sus altos porcentajes de infección de endofitos.

Cincuenta macetas de 12 x 16 cm fueron sembradas con una densidad equivalente a 15 kg/100 m2. Cuando las plantas tuvieron 2 hojas totalmente expandidas (según indicaciones de marbete) se aplicaron 4 dosis de herbicida: la de marbete y 3 diluciones de la misma (1/2, 1/4 y 1/8). Las plantas fueron defoliadas semanalmente a 1 cm. de altura y la biomasa removida secada en estufa a 80C durante 48 hs.. En cada maceta se identificaron con anillos cincuenta plántulas, sobre las cuales se midió el porcentaje de efectividad del herbicida. Otras mediciones fueron: n de macollos por planta, peso seco aéreo y radical.

1 Las semillas de dichas variedades de Lolium perenne fueron gentilmente donadas por “La Germinadora S.A.” y por “Compañía General de Servicios S.R.L.” a las cuales agradecemos toda la ayuda brindada.

El resultado más importante obtenido en esta primera etapa del proyecto fue:

– El porcentaje de mortandad de plantas debida a la acción del herbicida Diclofop metil fue muy alto en todas las dosis evaluadas y para todos los genotipos probados.

Este resultado podría deberse a que: a) Los genotipos utilizados son susceptibles al herbicida aún a dosis muy bajas del mismo o b) La sensibilidad de las plantas al momento de aplicación del herbicida (2 hojas totalmente expandidas) es muy alta.

A partir de este resultado preliminar, las próximas etapas del proyecto son:

– La determinación del porcentaje de infección de endofitos de las semillas de los genotipos utilizados.

– Pruebas de la acción del herbicida sobre los genotipos de ryegrass en distintas edades ontogénicas.

– Pruebas de la acción del herbicida sobre parcelas de Lolium perenne en competencia con Poa annua.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard