Home / Canchas / Controlando Poa annua en greens de bentgrass

Controlando Poa annua en greens de bentgrass

La Poa annua es la maleza gramínea de invierno más problemática en los campos de golf. Tiene un color verde más claro que la mayoría de los céspedes y produce semillas que disrumpen la superficie de juego.

Green de bentgrass con su sector derecho invadido con Poa annua.

Por Bert McCarty, Clemson University. Controlar Poa annua es la tarea más importante en muchos campos de golf. Uno de los mayores problemas de la Poa es que produce gran cantidad de semillas de alta viabilidad y pequeño tamaño, que las aves, los equipos y los humanos propagan fácilmente.

La Poa sobrevive como maleza debido a su alta variabilidad genética, rápida germinación, ciclo de vida corto y tolerancia a suelos compactados. Debido a su baja tolerancia al calor muere rápidamente con tiempo cálido, dejando los sectores donde creció descubiertos hasta que el césped permanente los cubra. 

Debido a que los greens de bentgrass proporcionan condiciones ideales para la Poa (alta humedad, nitrógeno y uso rutinario de fungicidas), a menudo prospera en estos sitios. En los últimos años, la Poa annua ha alcanzado proporciones epidémicas en muchos campos de golf, lo que ha frustrado tanto a los superintendentes como a los golfistas. Las razones de esto son numerosas: 

* Están aumentando los biotipos para los que los herbicidas son menos eficaces. 

* Muchos campos de golf cambiaron su resiembra de raigrás perenne por Poa trivialis y bentgrass, esto reduce las opciones de herbicidas. 

* La mayoría de los herbicidas postemergentes efectivos en Poa annua también dañan al bentgrass, limitando los controles químicos. 

* La práctica de resiembra de fairways está en aumento en los Estados Unidos, y los fairways resembrados generalmente aumentan las poblaciones de Poa annua en todo el campo.

La biología de Poa annua

El biotipo de Poa anual (Poa annua ssp. annua) tiene un hábito de crecimiento en matas, noestolonífero y, por lo general, un color verde claro. Cada planta es capaz de producir entre 1000 y 2250 semillas en una temporada. Incluso las plantas cortadas a tan solo 4,5 milímetros pueden producir más de 350 semillas cada una. Los verdaderos biotipos anuales comienzan a germinar a fines del verano y principios del otoño cuando las temperaturas diurnas caen constantemente a los 21 grados C y las temperaturas nocturnas alrededor de 10 grados C durante varios días consecutivos. La germinación máxima se produce a plena luz del sol. Por lo tanto, un césped ralo y débil permite que entre más luz a su superficie, lo que resulta en una mayor germinación de Poa. Las áreas que permanecen más frescas, como las áreas sombreadas y continuamente húmedas, también tienen una fuerte germinación de semillas de Poa. La germinación generalmente continúa durante el otoño hasta principios del invierno, cuando los días son cálidos y las noches frías. Esta alternancia en las temperaturas cálida / fría puede influir en las semillas de tal manera que pueden ocurrir oleadas adicionales de germinación. Muchas aplicaciones de herbicidas a fines del verano que controlan el flujo inicial de germinación no controlan satisfactoriamente la germinación posterior. Por lo tanto, a menudo es necesario repetir las aplicaciones.

Después de la germinación, las plantas de Poa crecen y luego macollan durante los meses de otoño y principios de invierno. A fines de invierno la Poa comienza a cambiar su crecimiento de vegetativo a reproductivo formando muchas semillas que literalmente pueden tornar de color blanco al césped. El biotipo anual reduce su crecimiento a fines de la primavera y muere cuando las temperaturas diurnas alcanzan los 32 grados C durante varios días consecutivos. La semilla puede permanecer viable en el suelo durante más de 6 años, asegurando un continuo suministro listo para germinar cuando las condiciones sean las adecuadas.

El biotipo perenne (Poa annua ssp. reptans) ha desarrollado un hábito perenne, de crecimiento postrado relacionado al corte bajo de los greens con suelos húmedos, elevados niveles de nutrientes y temperaturas frescas. Aunque las semillas del biotipo perenne pueden germinar poco después de la floración, su multiplicación parece estar más estrechamente asociada con la propagación vegetativa del crecimiento del estolón. 

Los científicos han encontrado más de 30 subespecies anuales y perennes de Poa, lo que puede ser la razón por la que las opciones de control a menudo son erráticas e inconsistentes, incluso en el mismo campo de golf. A menudo se encuentran variaciones en el color, la textura, la densidad y el momento de la producción de semillas entre las diversas poblaciones de Poa que se encuentran en un campo. Las poblaciones de Poa en bentgrass generalmente son más numerosas a fines del otoño hasta fines de la primavera. A mediados del verano, presumiblemente debido a la muerte de las plantas anuales de Poa, el bentgrass domina el stand, regresando a Poa en el otoño.

Prácticas culturales

Varios factores culturales favorecen el crecimiento y la aparición de Poa. Por lo tanto, el primer paso en un programa total de manejo de Poa es cambiar las prácticas hacia aquellas que favorecen el crecimiento de bentgrass y evitar aquellas que favorecen el crecimiento de Poa.

* Suelos continuamente húmedos y compactados. La Poa prospera en condiciones de suelo húmedo y compactado. Debido a su sistema de raíces poco profundas, la Poa puede tolerar niveles más bajos de oxígeno en el suelo, en los que los stands de césped tienden a ralearse. Utilice mezclas de suelo adecuadas durante la construcción para reducir la compactación del suelo. Airee el suelo con frecuencia y corte el césped con máquinas manuales. Además, utilice el spiker con frecuencia para reducir la compactación superficial y para cortar los estolones de bentgrass para fomentar un césped más denso. Finalmente, evite regar en exceso.

* Excesivas dosis de nitrógeno. Un alto suministro de nitrógeno disponible fomenta la germinación, el crecimiento y el macollaje de la Poa. Las investigaciones indican que las tasas anuales de nitrógeno más bajas fomentan más al bentgrass y menos a la Poa.

* Niveles excesivos de fósforo en el suelo. La Poa prefiere niveles altos de fósforo y superará a los otros céspedes en estas condiciones. Suministre suficiente fósforo según lo indicado por las pruebas de suelo, pero no use cantidades excesivas.

* Exceso de “clippings”. Debido a la abundante producción de semillas de Poa y la tolerancia a las bajas alturas de corte, dejar cortes de césped sobre la superficie solo ayuda a esparcir la semilla de Poa. Siempre retire y deseche los recortes, especialmente cuando la Poa está floreciendo.

Dejar una zona resembrada que actúe como buffer o amortiguación en el entorno de los greens ayuda a interceptar la semilla de Poa de los zapatos de los golfistas y de la maquinaria. Además, los campos con elevados niveles de Poa deben omitir la resiembra de los fairways de bermuda hasta que la población de Poa esté bajo control. Algunos campos resiembran sus fairways pero omiten los entornos de los greens para disponer de mayores opciones de control en estas zonas.

Opciones de control químico

Incluye herbicidas selectivos y reguladores de crecimiento (PGR). El control químico, sin embargo, a menudo es errático, por lo que debe integrarlo con las prácticas culturales que se acaban de mencionar. Por lo general, se necesitan de dos a 4 años de integración de prácticas culturales y aplicación de productos químicos para controlar las poblaciones de Poa. Los productos químicos simplemente aceleran el proceso de conversión de Poa a través de las prácticas culturales enumeradas anteriormente, así que no confíe únicamente en un método de control.

* Herbicidas preemergentes

Los herbicidas de preemergencia controlan los biotipos anuales de Poa en los greens de bentgrass. El control, sin embargo, rara vez es completo, pudiendo esperar en el mejor de los casos un 90 a 95 por ciento de control.

Bensulide, bensulide + oxadiazon y dithiopyr son productos actualmente registrados para los greens de bentgrass.

Normalmente, para controlar el biotipo anual, se realizan aplicaciones desde fines del verano hasta principios del otoño. Las aplicaciones se deben repetir de 45 a 60 días después porque la Poa continuará germinando durante los meses de otoño hasta principios del invierno. Debido a que los biotipos anuales son susceptibles a los herbicidas de preemergencia, los biotipos perennes a menudo comienzan a dominar los greens. Una vez que los biotipos perennes se establecen, el control de los herbicidas de preemergencia será errático, en el mejor de los casos.

* Herbicidas postemergentes

Los herbicidas de postemergencia para el control de Poa en bentgrass son pocos. Solo ethofumesato (Prograss de AgrEvo) está etiquetado para esto y solo para bentgrass cortado más alto, como fairway (no green). Ethofumesato proporciona control antes y después de la emergencia. Las investigaciones sugieren que los mejores resultados de control son las aplicaciones ligeras y frecuentes. Estas deben comenzar cuando la temperatura diaria promedio a fines del verano / principios del otoño descienda a 18 grados C. Tres aplicaciones espaciadas en intervalos de 3 a 4 semanas de 750 gramos de ingrediente activo por hectárea por aplicación proporcionan los mejores resultados. Una ligera decoloración del bentgrass generalmente sigue a cada aplicación.

Evite las aplicaciones de invierno porque serán necesarios períodos prolongados para que el bentgrass se recupere de cualquier decoloración. El bentgrass que crece en condiciones estresantes o en suelo compactado y mal drenado, con un sistema radicular poco profundo, es más susceptible a las lesiones por herbicidas. El ethofumesato es un material que se absorbe por las raíces. Por lo tanto, los suelos con alto contenido de materia orgánica y arcilla pueden impedir la absorción máxima del herbicida por parte de las plantas debido a la adsorción en las partículas del suelo.

El uso de ethofumesato es una mejor estrategia en los nuevos campos de golf que tratan de prevenir la invasión de Poa que en los campos más antiguos con poblaciones de Poa ya establecidas. Evite aplicar ethofumesato dentro de las 8 semanas posteriores a la aplicación de un regulador de crecimiento porque esto puede causar un retraso excesivo en el crecimiento y decoloración del césped.

* Reguladores de crecimiento (PGR)

Dado que el control de Poa en los greens de bentgrass está seriamente limitado con los herbicidas actuales, la industria del césped se ha focalizado en suprimir el crecimiento de Poa y la producción de semillas mediante el uso de PGR que inhiben la hormona ácida giberélico. Dichos PGR fomentan una transición gradual a favor del bentgrass suprimiendo selectivamente el crecimiento de la Poa. Los principales inconvenientes de este enfoque son la decoloración de la Poa que normalmente ocurre a la semana o dos de la aplicación, y los varios años que se necesitan para lograr la conversión a un stand más puro de bentgrass. Si la Poa es el componente principal del green, debe advertir a los directivos de la decoloración inminente antes de usar PGR.

Paclobutrazol, trinexapac-etil (Primo) y flurprimidol (Cutless) están disponibles actualmente para la supresión de Poa en greens de bentgrass. En un programa típico, se aplica el PGR en tratamientos sucesivos al bentgrass en activo crecimiento, a mediados del otoño o principios de la primavera durante varios años. La investigación sobre paclobutrazol sugiere que 250 a 375 gramos de ingrediente activo por hectárea, aplicado dos veces en el otoño (a mediados de abril y nuevamente a mediados de mayo) seguido de aplicaciones similares a principios de septiembre y principios de octubre, tiene el mejor rendimiento.

En zonas más frías, use los PGR durante el verano con mayor frecuencia y en dosis más bajas, para aprovechar el mayor crecimiento de bentgrass y para reducir la decoloración de la Poa. Las aplicaciones mensuales de cualquiera de estos productos entre un cuarto y la mitad de la dosis de uso normal funcionan mejor. Considere efectuar una resiembra con una variedad de bentgrass superior a fines del verano y al menos 2 semanas después de la última aplicación de PGR para aprovechar el crecimiento lento de Poa. Las aplicaciones repetidas de PGR durante estos períodos durante varios años son necesarias para eliminar el biotipo perenne de Poa.

El paclobutrazol y el flurprimidol se absorben por las raíces y actúan reduciendo la capacidad competitiva de la Poa annua durante 3 a 8 semanas después de la aplicación, mientras que el trinexapac-etil se absorbe por las hojas y permanece activo durante 3 a 4 semanas. Solo debe aplicar estos materiales durante períodos de crecimiento activo de raíces de bentgrass. El flurprimidol en dosis superiores a 500 gramos de producto por hectárea puede reducir la germinación de la semilla de Poa y bentgrass.

Por lo tanto, solo se debe aplicar a los greens establecidos. Estos materiales pueden no prevenir la formación de cabezas florales de Poa, pero sí previenen el alargamiento de los tallos de las cabezas florales. Solo esto, puede mejorar la uniformidad y apariencia del césped. Vale la pena reiterar que el programa de PGR es un programa a largo plazo (de 2 a 4 años). La paciencia y el compromiso económico son necesarios, así como la integración de prácticas culturales que favorezcan el crecimiento y la competitividad de bentgrass.

Consideraciones finales 

Continúan las investigaciones sobre el perpetuo problema de Poa en bentgrass. Futuras estrategias incluyen la detección de nuevos herbicidas para el control selectivo. Las más prometedoras de estas podrían ser las sulfonilureas. Las sulfonilureas son herbicidas que son activos a dosis extremadamente bajas (por ejemplo, 70 gramos de i.a. por hectárea o menos) y pueden ser muy activos en algunos tipos de Poa. Otras opciones químicas que los investigadores están explorando incluyen la mezcla de varios productos con PGR para proporcionar una actividad sinérgica. Estos productos incluyen varios fungicidas DMI y dosis bajas de algunos herbicidas.

También se está investigando el control biológico. La más prometedora es una especie de la bacteria Xanthomonas. El timing y los parámetros de aplicación son extremadamente importantes, porque Xanthomonas requiere un clima cálido para trabajar y debe ingresar a la planta de Poa a través de una herida. Una aplicación inmediatamente después del corte es el método más común para producir una herida e introducir Xanthomonas en la planta. Los biotipos anuales de Poa parecen más susceptibles a las cepas bacterianas actuales que los tipos perennes.

Otra posibilidad interesante es la del bentgrass resistente a los herbicidas por bioingeniería. La aplicación de herbicida al bentgrass resistente debería resultar en la eliminación de todas las demás plantas, incluida la Poa. Pueden faltar solo algunos años para el lanzamiento comercial de los bentgrass resistentes a los herbicidas.

Debido a la enorme diversidad genética de Poa, si estas u otras técnicas controlaran el 99 por ciento de la Poa presente, el 1 por ciento restante probablemente se propagaría rápidamente, obligando a los superintendentes a buscar nuevas soluciones. La madre naturaleza ha logrado ir un paso por delante de la ciencia en la búsqueda del control de Poa. Será interesante ver si podemos atraparla y pasarla con nuevas tecnologías.

  • Dr. Bert McCarty es profesor de Turfgrass Science en Clemson University (Clemson, SC).
  • Traducción Guillermo Busso.
Compartir:
Ford Callawaystore RUS Ezgo TORO RUS Femenino Rolex Enard We Are Sports