Home / Canchas / COVID-19: La nueva normalidad

COVID-19: La nueva normalidad

Estamos más cerca de volver a encontrarnos con nuestros amigos del club, volver a jugar. Retomar nuestras amenas, polémicas y divertidas charlas en los fairways. A disfrutar que estamos de nuevo en un campo de golf.

Por Jorge De Rose. Como decíamos estamos volviendo a jugar, y los campos como nosotros van a tardar un tiempo en recuperar su estado habitual. Pero no queremos dejar de comentarles que durante este tiempo de pandemia ha habido un enorme trabajo que han realizado los superintendentes y encargados de nuestros campos de golf para mantenerlos en el mejor estado posible.

Hace pocas semanas nuestra Comisión de Canchas tuvo una charla por Zoom con más de 25 de ellos y fue emocionante escuchar el amor y dedicación que han puesto en sus campos. Algunos de ellos durmieron en los clubes, hicieron ahí su cuarentena, lejos de la familia, pero cerca de su campo. Quizás era uno solo trabajando, otras veces quizás dos o tres, pero no más de cuatro, que se turnaban para mantener viva a nuestra cancha. Todo con escasos recursos, como es común, pero exacerbado por la cuarentena, teniendo que hacer de mecánicos y electricistas. Fueron verdaderos hombres orquesta.

Los superintendentes siempre trabajan en silencio, pero con una pasión y un amor enorme por lo que hacen, muchas veces los jugadores no conocen del esfuerzo para presentar el campo de la mejor manera posible. A todos ellos en nombre de todos los golfistas ¡¡¡Muchísimas Gracias!!! Y nuestro mayor respeto y reconocimiento.

Queremos pedirles a todos que sepan comprender la situación y no molestarse de encontrar malezas o desprolijidades. Quizás cuando volvamos a jugar nos crucemos mas con ellos trabajando en el campo, tratando de recuperar el tiempo perdido; hay trabajos que no van a poder evitarse ya que el calendario marca el momento de hacerlos y son necesarios para el cuidado del campo, por lo cual debemos ser comprensivos y no molestarnos.

Deberemos entre todos cuidar más el campo, levantar los piques de los greens, una buena costumbre sería levantar el nuestro y otro más. Todos lo van a agradecer.

Vamos a encontrar bunkers distintos a los que estamos acostumbrados, ya que no se ha podido trabajar en ellos, requieren mucho tiempo, casi igual que el cuidado de los greens. Tampoco encontraremos los rastrillos y deberemos alisarlos como en las viejas épocas, y aceptarlo como parte del juego. Sin olvidar cómo decía el viejo Tom Morris “los búnkeres no son un lugar de placer, sino de castigo y arrepentimiento”.

Quizás este nuevo comienzo nos permita ir cambiando nuestra mirada de los campos de golf. Nuestra realidad y el mundo están virando a tener campos más naturales, más sustentables, con menores presupuestos. Tal vez debamos mirar más a los campos del Reino Unido, donde todo comenzó.

Todo cambia, también nuestro amado deporte, hay una frase que dice “el golf no es lo que era, ni será lo que es” vale la pena pensar en ella cuando volvamos a caminar por los fairways.

Jorge De Rose es presidente de la Comisión de Canchas y miembro del Consejo Directivo de la AAG.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Rio Uruguay Seguros Callaway EZGO TORO Universal Assistance Rolex Enard