Home / Céspedes / Crisis de identidad del pasto Bermuda

Crisis de identidad del pasto Bermuda

iLas plantas fuera de tipo dañan muchas canchas bien mantenidas.El problema generalmente proviene de otra parte.Philip Busey, Ph.D.Golf Course Management – Marzo 1997i

Los superintendentes de canchas de golf se han estado preguntando durante los últimos 30 años qué pueden hacer con respecto al crecimiento en parches del pasto bermuda en los greens y fairways. El problema es bastante singular: ¿Por qué las plantas genéticamente distintas fuera de tipo son tan abundantes en las plantaciones de supuestos cultivares clonados como el Tifdwarf y el Tifway? Teóricamente, cada hoja de un green con Tifdwarf tiene genes y cromosomas idénticos. Cada una debe ser una gemela de otra hoja. Lo mismo ocurre en un fairway con Tifway. Sin embargo en los monocultivos de Tifdwarf las variaciones genéticas son muy visibles.

Como por obra del destino, los greens generalmente presentan los mayores problemas de plantas fuera de tipo, si bien los fairways con Tifway algunas veces también revelan diversidad genética indeseable. De hecho, la gran mayoría de los greens y fairways de bermuda aparentemente contienen fuera de tipo genéticos, una situación que impulsa a algunos propietarios de canchas de golf a entablar demandas o contratar nuevos superintendentes mientras que otros no le dan importancia al problema. En la mayoría de los casos, la evidencia sugiere que el Tifdwarf y Tifway fuera de tipo llegan a la cancha de golf desde fuentes externas, y los superintendentes pueden reducir los problemas eligiendo cuidadosamente el stock que han de plantar.

Fuentes Múltiples

Generalmente, existen tres fuentes posibles de plantas fuera de tipo en los céspedes:

Mutaciones – Un fuera de tipo puede surgir en una cancha de golf como resultado de un cambio genético repentino en una planta existente.

Variación de plantín – Las variedades de bermudas productoras de semillas (no Tifway o Tifdwarf) muchas veces producen brotes fuera de tipo que invaden al Tifway o Tifdwarf propagados vegetativamente.

Contaminación – Materiales de propagación comprados (estolones, en el caso de bermuda clonada) pueden contener estolones de pasto bermuda del tipo indeseable. La contaminación de una cancha de golf puede ocurrir también mediante la plantación accidental (o trasplante) de un tipo indeseable de cultivar, o por un intento fallido de eliminar una variedad de bermuda antes de sembrar una nueva. Mientras que los céspedes de bermuda fuera de tipo frecuentemente surgen de fuentes ajenas a la cancha de golf, existen formas obvias mediante las cuales el problema puede iniciarse en la cancha o dispersarse en ella. ¿La fumigación durante la conversión a un nuevo pasto bermuda fue exitosa? ¿Los roughs fueron sembrados? ¿Se dispersó la contaminación de green en green mediante el corta hoyos?

Tifdwarf

En el suave colchón de un green de Tifdwarf, los pastos bermuda fuera de tipo aparecen en parches circulares de 6 a 12 pulgadas, generalmente de un color más claro que el Tifdwarf. Estos parches producen superficies irregulares, rodado irregular de la pelota, manchas hidrofóbicas, variaciones de color estacional y áreas que se pelan y son proclives a las algas y a la enfermedad “bermudagrass decline”. Los céspedes fuera de tipo se distinguen de varias formas. Mientras que las hojas del Tifdwarf se tornan color púrpura luego de temperaturas bajo los 11 grados C, los fuera de tipo se mantienen sospechosamente verdes.

Las anomalías genéticas usualmente responden de manera desfavorable al stress de las alturas de corte extremas práctica standard con las cortadoras actuales y los golfistas exigentes. Pero los céspedes fuera de tipo no están lo suficientemente estresados como para morirse, y cuando las condiciones cambian, estos fuera de tipo se internan aún más en la deseable superficie de un green de Tifdwarf. La mayoría de los céspedes fuera de tipo aparentan ser mutaciones del cultivar: sus diferencias morfológicas respecto al Tifdwarf son obvias, pero sus posibles diferencias en el ADN son demasiado pequeñas como para que los investigadores las puedan encontrar en el laboratorio (una mutación generalmente afecta solamente un segmento minúsculo de ADN). Pero estas probables mutaciones ocurrieron antes o después de la plantación de los greens?

En muchas canchas de golf, dos piezas de evidencia sugieren que las mutaciones son contaminantes es decir, fueron traídas y plantadas: * Porque las mutaciones son usualmente eventos fortuitos, las nuevas mutaciones que ocurren en la cancha de golf pueden ser la mezcla de distintos tipos. En cambio, las observaciones sugieren que esa clase particular de fuera de tipo es recurrente en distintos greens. Donde uno puede esperar un arcoiris de variedades, una o dos variaciones ocurren repetidamente. * La cronología provee muchas veces las pistas de que los fuera de tipo son introducidos por fuentes externas. Cuando aparecen los fuera de tipo, generalmente son vistos dentro de uno a cuatro años luego de que los greens fueran plantados. Mientras tanto, otros greens individuales, o incluso una mayoría de greens de una cancha, no mostrarán fuera de tipo. La “fuente” de los greens “puros” es muchas veces distinta (ya sea en fecha de plantación o vendedor) a la de los greens fuera de tipo en la misma cancha de golf. Además, algunos greens más viejos son más puros que los recientemente plantados.

Por ejemplo, algunas canchas de 30 años de edad tienen greens que son esencialmente puros, mientras que greens más recientemente sembrados contienen una cantidad abundante de fuera de tipos. Si las mutaciones ocurrieran luego de la siembra, uno generalmente esperaría que cuanto más viejo es el green, mayor será la cantidad de fuera de tipos. Esa hipótesis es violada por excepciones importantes. Por supuesto, si las mutaciones en el Tifdwarf pueden ocurrir en el vivero, también pueden ocurrir en la cancha. Sin embargo, la evidencia sugiere pero no prueba que en muchos greens “mutados”, las mutaciones fueron traídas desde un vivero de césped a la cancha de golf.

Tifway

El tifway en los fairways es valorado por su relativa alta densidad de brotes. Comparado con la mayoría o todos los pastos bermuda sembrados, la alta densidad de brotes del Tifway combate las incursiones de malezas y ayuda a que la pelota tenga un buen asiento para realizar el tiro de approach. Las relativamente cortas y erectas hojas del Tifway, y su mínima producción de semillas le otorgan la calificación más alta entre cualquier pasto de fairway.

Pero los fuera de tipo en los fairways de Tifway muchas veces muestran daños debido a los herbicidas tales como MSMA y Asulam que son inocuos para el Tifway. Los fuera de tipo también muestran un discordante crecimiento y respuesta a los nutrientes. Y debido a que el Tifway es un pasto de proliferación relativamente lenta, muchos de los fuera de tipo que conviven con él son notoriamente agresivos. Un Tifway fuera de tipo es más aceptable que el Tifway cuando está creciendo en forma pareja, pero cuando se presenta en manchones, como en muchas de las canchas de la Florida, el mismo césped se convierte en una molestia y en una fuente de discusiones entre los superintendentes, los comités de cancha y los vendedores del césped. Todas las variaciones de pasto bermuda que yo he observado asociados al Tifway son tan distintos al Tifway que no pueden ser explicados inmediatamente como mutaciones.

Los fuera de tipo tienen hojas notablemente más anchas y anteras fértiles una indicación de 36 cromosomas, a diferencia de los 27 del Tifway. No existe un mecanismo razonable por el cual el Tifway estéril pudiera espontáneamente mutar a una planta fértil de 36 cromosomas, o producir descendencia fértil con 36 cromosomas. Las bermudas fuera de tipo de los fairways en diferentes canchas de golf concuerdan entre sí de manera exacta en las investigaciones sobre ADN que se están realizando en la Universidad de Florida.

Las muestras son tan coincidentes que las probabilidades de que esta similitud ocurriera por casualidad es de una en 2 mil millones. Bajo el análisis de ADN realizado en los laboratorios, no se pueden distinguir los fuera de tipo entre una cancha y otra. Deben tener una fuente genética común y deben haber sido introducidos como material de plantación en múltiples canchas de golf.

El horror de la expansión de estolones

Los fuera de tipo perduran porque son más agresivos que la variedad de pasto deseada. Imagine si una fuente de estolones contuviera sólo un 0,0001 por ciento de contaminación y fuera 99,999 por ciento puro Tifway. Solamente un estolón en un millón sería del tipo equivocado de pasto. Sin embargo, asumamos que el fuera de tipo fuera un 60 por ciento más competitivo que el Tifway una posibilidad real. Ese único estolón es una bomba de tiempo.

Si la mezcla de pasto contaminado se desdoblara en 100 entre un bloque de producción a otro, para cuando el pasto haya rellenado el espacio, todavía seguirá siendo un 99,9 por ciento Tifway puro. Esto es teóricamente bueno para la mayoría de las canchas de golf. Si se resembrara ese 99,9 porciento de pasto puro, en un segundo ciclo de expansión, la pureza caería a un 99,2 por ciento. Pero supongamos que existe un tercer ciclo; tal vez otro productor de estolones ha adquirido el pasto con un 99,2 por ciento de pureza para plantar otro campo de estolones de Tifway.

En el momento del establecimiento, este campo nuevo tendrá un Tifway de una pureza de tan solo 64,6 por ciento y un 35,4 por ciento de contaminante puesto que el contaminante es un 60 por ciento más agresivo. Tal vez pueda comprar y plantar esta mezcla contaminada en su cancha de golf. Incluso asumiendo que plante a un rango más alto 500 bushels de estolones por acre los fairways resultantes serán menos del 12 por ciento Tifway. El poder de crecimiento geométrico está en funcionamiento. Una ventaja competitiva es una enorme ventaja para las plantas que colonizan nuevos hábitats. No importa si el estolón fuera de tipo, uno en un millón, es del semillero, una mutación o un contaminante directo de otra variedad. Si tiene una ventaja competitiva, siempre ganará en campo abierto.

¿Existe una solución?

Si bien no existe una garantía absoluta de pureza genética, algunas prácticas de compra tienen mayor posibilidades de proveer un producto uniforme. * Rechace material de estolones que no esté identificada su auténtica fuente. Para el Tifdwarf y el Tifway, la fuente es la Georgia Seed Development Commission en Athens, Georgia. He examinado 15 muestras base de Tifway de Athens y no he encontrado variación genética. He examinado la morfología de muestras de Tifdwarf certificadas de varios vendedores que se originan en Athens y encontré que todas son idénticas al Tifdwarf. Pero he examinado varias muestras no certificadas vendidas como Tifdwarf y encontré que todas eran un pasto distinto, probablemente Tifgreen. * Verifique los procedimientos del Control de Calidad por primera vez en el mismo campo de producción de los estolones. Obviamente, no espere que se le muestren los campos con los fuera de tipo. De todos modos el pasto probablemente esté cortado demasiado alto, y si los fuera de tipo fueran obvios, entonces se le mostrará un campo distinto. Incluso así, usted puede buscar otras evidencias.

Es, de hecho, una mala señal si no se encuentran manchones muertos en aquellos lugares donde los contaminantes fueron exterminados con glifosato, según Earl Elsner, Ph.D. director de la Georgia Seed Development Commission. Es mejor ver la evidencia de que el productor está corrigiendo algún problema sospechado, porque de otro modo se estará pretendiendo que nunca existan problemas. John Foy, director regional de la Green Section de la USGA, afirma que un buen trabajo pondrá mayor énfasis en el mantenimiento de los bordes del campo, en la modernización de equipos y en el manejo en general. * Verifique las referencias de los posibles contratistas que plantarán el césped. Examine sus trabajos recientes (particularmente los que tengan de uno a cuatro años de antigüedad). Explique sus preocupaciones y converse sobre cualquier norma de rendimiento aceptable. Desafortunadamente, en la actual sociedad de litigio, no obtendrá garantías del producto. Algunos distribuidores dan a entender que se rehusan a vender el pasto bermuda por su nombre varietal. Es fácil entender su situación. Qué pasa con las pruebas de ADN? Si bien en ciertos casos son una herramienta útil (cuando se verifica la autenticidad de las fuentes originales, por ejemplo) no son de mucha ayuda en el momento de realizar la compra. En pocas palabras, si no puede encontrar el fuera de tipo a simple vista, es extremadamente improbable que lo encuentre a través de un muestreo al azar. Es semejante a encontrar una aguja en un pajar. Tome el ejemplo anterior donde un 99,2 por ciento de pureza en la fuente de estolones era inaceptable debido a que resultaría en un 35 por ciento de contaminación en una sola multiplicación.

Ese es un problema real. Para estar 95 por ciento seguro de detectar el 0,8 por ciento de contaminante, necesitará juntar y analizar 373 muestras de ADN lo cual resulta poco práctico. Asumiendo que la fuente de pasto sea pura, el superintendente igual deberá vigilar de cerca los greens durante el crecimiento y retirar inmediatamente los fuera de tipo. Una pequeña cantidad de fuera de tipos puede deberse a causas ajenas a los controles normales. El método más eficaz para removerlos es mediante un herbicida no selectivo (frecuentemente glifosato), seguido después de dos semanas por una remoción mecánica (excavación). Informe a la Comisión de Cancha que existen riesgos y costos sustanciales, presentes y futuros, para mantener a los greens libre de fuera de tipos. Los científicos están trabajando exhaustivamente para desarrollar una nueva tecnología para comprender el problema de los pastos bermuda fuera de tipo, y para ayudar a la detección y prevención. Pero yo considero que no debemos bajar la guardia con respecto a un ojo clínico, una botella de glifosato y un gran cuchillo.

¿Por qué todo este alboroto?

Las bermudas fuera de tipo siempre serán un problema con plantas que se propagan vegetativamente. Los céspedes son un desafío especial, particularmente el bermuda, debido a su rápido crecimiento, sus cultivos masivos y las altas demandas de rendimiento que les asignamos. Aún cuando solamente un estolón en un millón mute, si es más agresivo y no es removido, se propagará durante los primeros ciclos de la multiplicación de la variedad. El bermuda no es el único pasto con el potencial de desarrollar parches genéticos. Los bentgrass altamente estoloníferos, incluso las variedades sembradas, comienzan a segregarse en parches a medida que tipos más competitivos aparecen con el tiempo.

A medida que los fuera de tipo aparecen en los greens y fairways con bermuda, los clubes responden de distintas formas. Los propietarios de un Club de Golf quizás no presten atención al problema mientras que los propietarios de otro Club de Golf puedan estar tan preocupados como para citar datos de investigaciones no publicadas. La importancia de los fuera de tipo genéticos varían según las condiciones de cada cancha en particular, incluyendo los objetivos y la perspicacia de los golfistas, la intensidad del mantenimiento y prácticas específicas tales como la sobresiembra y los herbicidas. El problema puede disminuir o intensificarse debido a las condiciones del suelo, el clima y la altura de corte.

Estos factores son tal vez tan importantes como los niveles de población de fuera de tipo en un green o fairway en particular. El problema de los fuera de tipo afecta duramente tanto al proveedor del pasto, quien puede o no ser responsable, como al superintendente. Puede decirle a la Comisión de Cancha que no existen evidencias que indiquen que las prácticas de cuidado causen la aparición de fuera de tipo, pero los mismos pueden removerse si no se han extendido. Al mismo tiempo el superintendente quizás tenga que enseñarle a los golfistas que esos greens con parches desafían las soluciones simples. La pureza genética es un mito, pero por supuesto que ninguno de nosotros se resigna a vivir con greens que no sean uniformes.

Compartir:
Image Map