Home / Plagas, Enfermedades y Fungicidas / Efectos Fitotóxicos de algunos Fungicidas sobre la Poa Trivialis

Efectos Fitotóxicos de algunos Fungicidas sobre la Poa Trivialis

Las investigaciones llevadas a cabo en una cancha de golf de Carolina del Sur indican que algunos tratamientos con fungicidas pueden dañar los putting greens.Bruce Martin, Ph.D.(Golf Course Management/Junio 1996)

La Poa trivialis tolera cortes tan bajos como 1/2 a 1 pulgada. El requerimiento de nitrógeno es de 225 a 450 gr. / 100 m2 por mes de crecimiento. La Poa trivialis responde más al riego que a cualquier otra práctica de cuidados. Prevalecerá, se volverá agresiva e invadirá otras especies de pasto bajo condiciones de humedad del suelo, particularmente si se la corta regularmente a menos de 1 pulgada … el uso de Poa trivialis para césped es bastante limitado y es una de las razones por las cuales no se han desarrollado mejores cultivares para césped.’
Dr. James Beard ‘Turfgrass Science and Culture,’ 1973.

Las palabras del famoso libro de Beard son interesantes en cuanto que ilustran cuan rápido podemos cambiar nuestras prácticas de manejo en respuesta a demandas de la industria del golf. Ciertamente mucha de la información sobre la naturaleza agresiva de la Poa trivialis bajo condiciones húmedas sigue siendo verdad. En estos días, sin embargo, en mezclas de un solo componente para la resiembra, las alturas de corte se sitúan por debajo de la 1/2 pulgada (1,25 cm).

La Poa Trivialis es un pasto nativo de Europa del Norte. También se lo conoce como rought bluegrass, roughstalk bluegrass, roughstalk meadowgrass y rough meadowgrass. Tiene una textura fina, de color verde amarillento y produce un césped de alta densidad de brotes. Tiene un hábito de crecimiento postrado con estolones delgados y no produce rizomas. Es un césped perenne que se adapta a ambientes frescos, húmedos y sombreados. Tiene poca tolerancia al calor, sequía y uso, si bien la tolerancia al uso puede manipularse hasta cierto punto con la fertilidad.

El bluegrass ha sido utilizado durante muchos años como componente en mezclas de céspedes de temporada fresca para la resiembra de greens con bermuda. El componente principal de las mezclas consiste en ryegrass perenne. Esta es aún la práctica más común para la resiembra de invierno de la bermuda en el sudeste de los EE.UU, donde se alcanzan superficies de calidad utilizando proporciones de 70 a 30 y 80 a 20 o similares de ryegrass perenne a bluegrass (por peso). También pueden utilizarse otros pastos de temporada fresca.

Uso de la Poa trivialis

Sin embargo se ha marcado una tendencia en muchas de las canchas del sudeste de los Estados Unidos: los superintendentes están resembrando los greens de bermuda con Poa trivialis pura. Existen varias razones para esta tendencia. La Poa puede tolerar cortes muy bajos y lograr una muy buena calidad de greens en los meses de invierno. Tiene semillas pequeñas y puede aplicarse a una base de bermuda con muy poca preparación en el otoño, en contraste con la preparación más drástica necesaria para la resiembra con ryegrass perenne.

La altura de corte puede mantenerse relativamente baja a medida que la Poa germina en el césped, con alteraciones del juego mínimas. Muchos superintendentes consideran que la Poa también ha mostrado una tendencia de transición hacia la bermuda a fines de la primavera más fácilmente que el ryegrass perenne debido a su poca tolerancia al calor. Más aún, si los greens tienen un drenaje pobre, se encuentran a la sombra y/o se mantienen excesivamente húmedos, puede persistir como maleza.

Seguimos buscando céspedes de bermuda de mejor textura, de tipo enano, para jugar en el verano, aumentando nuestras expectativas sobre cultivares estándar tales como el Tifgreen y el Tifdwarf. De igual modo, las demandas de mejores condiciones de juego durante el invierno también han ido aumentando. El conocimiento y capacidad utilizada por los superintendentes es sorprendente dados los resultados que han logrado. Sin embargo, al tratar con sistemas biológicos, es difícil ‘tener la torta y comerla también’. Esto es especialmente cierto con las crecientes demandas de tener superficies de greens de alta calidad durante todo el año.

Muchas de las características que hacen que la Poa trivialis sea un césped deseable para la resiembra también aumentan los riesgos de problemas ocasionados por estrés ambiental. Particularmente, la tolerancia a poco calor, si bien es deseable durante la transición de la primavera, puede convertirse en un problema durante los veranitos del invierno. La tolerancia a poco calor, sumada al estrés por el tráfico, la compactación, los ataques de las plagas, la poca calidad del agua y del suelo pueden llevar a resultados poco menos que deseables.

Susceptibilidad a las enfermedades

Las enfermedades pueden ser un factor limitante importante en el uso de la Poa trivialis, si bien existe poca bibliografía relacionada con las enfermedades de este pasto cuando se lo utiliza en las canchas. El bluegrass es muy susceptible a las enfermedades, como otras especies de bluegrass tales como el Kentucky bluegrass (Poa Pratensis) y anual bluegrass (Poa Annua). La tendencia hacia el mayor uso de este pasto obligó a muchos patólogos a incrementar sus conocimientos sobre este pasto y las enfermedades relacionadas con él. Sabemos que el brown patch (Rhizoctonia solani) y Pythium blights son importantes en este tipo de pasto de clima fresco como lo son en otros pastos de igual clima.

Pero otras enfermedades como el dollar spot (Sclerotinia homoeocarpa), yellow patch (Rhizoctonia cerealis), Drechslera y Bipolaris (Helminthosporium) leaf spots, el Fusarium (Microdochium nivalis) y red thread (Laetisaria fuciformis) también pueden ser importantes. Estas enfermedades pueden desarrollarse en los ambientes cálidos y húmedos del sudeste a lo largo del invierno. Como es de suponer, el riesgo de daños inadmisibles causados por las enfermedades aumenta durante el establecimiento de los plantines y cerca de la transición hacia la primavera debido al aumento de la temperatura.

Métodos de investigación de fungicidas

Estos escenarios impulsaron una investigación de las enfermedades que atacaban al roughstalk bluegrass, así como de los programas de fungicidas para su control. Este trabajo fue realizado durante el otoño, invierno y principios de la primavera de 1994-1995 y 1995-1996 en el Ocean Course en Kiawah Island, cerca de Charleston, SC (Carolina del Sur). Con la cooperación del superintendente George Frye, muchas variedades de bluegrass fueron sembradas en un vivero de Tifdwarf. El personal del Ocean Course mantuvo la prueba de resiembra de igual modo que la resiembra de la cancha de golf, con la excepción de que los tratamientos con fungicidas fueron aplicados por el personal de la Clemson University. Las variedades incluyeron Sabre, Cypress, Laser y Winterplay. Todos se sembraron al mismo tiempo, oct. 16, 1994 y oct. 23, 1995, a 10 lbs / 1.000 pies cuadrados (5 kg. / 100 m).

Se evaluaron seis tratamientos con fungicidas entre 1994- 1995. En este experimento inicial se examinaron los tratamientos combinados de dos enfermedades principales, el Pythium blight y el brown patch. Los tratamientos fueron seis: Aliette 80WDG + Fore 80WP a 4 + 8 oz/1.000 pies cuadrados (1 oz / 1.000 pies cuadrados equivale a 30,8 grs. / 100 m2); Aliette 80WDG + Daconil Ultrex a 4+ 3,8 oz/1.000 pies cuadrados ; Prostar 50WP + Subdue 2E a 2 + 1,5 oz/1.000 pies cuadrados; Daconil Ultrex + Subdue 2E a 3,8 + 1,5 oz/1.000 pies cuadrados; Fluazinam 500F a 1oz/1.000 pies cuadrados; y una porción sin tratamiento. Cada tratamiento fue repetido cuatro veces en un diseño en bloques completamente aleatorizados y aplicado a cada una de las variedades de Poa trivialis.

El Fuazinam 500F es un fungicida nuevo que está siendo desarrollado por ISK Biosciences y evaluado con un permiso experimental. No se encuentra generalmente disponible en estos momentos. Los lotes fueron tratados con fungicidas dos veces en diciembre – con 14 días de diferencia – y cada 14 días de ahí en más: enero 19, feb. 3, feb. 17, marzo 3 y marzo 17. Los fungicidas se aplicaron a 40 psi y en 2 galones de agua cada 1.000 pies cuadrados. Al comenzar la tercera aplicación (enero 19), los lotes fueron calificados según la enfermedad, daño por la aplicación y calidad general del césped.

Resultados y comentarios

Las calificaciones de enero fueron el resultado de las aplicaciones realizadas en diciembre. Las calificaciones de marzo fueron el resultado de las aplicaciones acumulativas programadas (cinco aplicaciones en total). Luego de las segundas aplicaciones se notó que algunos tratamientos parecían estar dañando a la Poa trivialis. En particular el Aliette + Fore, el cual fue utilizado recientemente para el manejo del bentgrass decline de verano (Rhizoctonia, Pythium), resultó ser extremadamente dañino para la Poa trivialis. En un experimento aparte, las áreas no tratadas de los lotes resembrados fueron tratadas separadamente con Fore 80 WP, a 8 oz/1.000 pies cuadrados. Se evidenció que los tratamientos con Fore causaban daños significativos, mientras que los lotes tratados con Aliette sufrían daños evidentes aunque en menor medida.

En las calificaciones de enero, solamente los lotes con Aliette + Fore sufrieron daños. Sin embargo, en las calificaciones de marzo, luego de varias aplicaciones acumuladas, también hubo cierto daño con Aliette + Daconil Ultrex. La variedad Winterplay no pareció sufrir mayores daños por el Aliette + Fore y el Aliette + Daconil (calificaciones de marzo). Se atribuye este efecto al hecho que en 1994-1995 el winterplay se estableció muy rápidamente y tenía más madurez cuando se le aplicaba el fungicida.
En 1995-1996 se establecieron lotes adicionales con nuevos cultivares de Poa trivialis. Una vez más, la siembra se efectuó una sola vez el 22 de octubre a razón de 10 lb. / 1.000 pies cuadrados. Las primeras aplicaciones de fungicidas se llevaron a cabo en Dic. 4, 1995 y las aplicaciones adicionales se hicieron en Dic. 18, Ene. 10, Ene. 24, Feb. 14 y Mar. 6.

En estas pruebas se realizaron dos experimentos. En el primero se repitieron los mismos tratamientos y proporciones que se examinaron en 1994-1995 con la excepción de tres tratamientos adicionales. Estos fueron Fore 80WP a 8 oz. de producto, Aliette 80 WDG a 4 oz. de producto y Subdue 2E a 2oz. de producto / 1.000 pies cuadrados respectivamente. Los lotes fueron repetidos cuatro veces y los tratamientos fueron hechos en bloques completamente aleatorizados. Estas pruebas fueron realizadas en las variedades Laser y Winterplay. Los resultados fueron similares en ambas variedades y solamente se presentaron datos de las pruebas que utilizaron Laser.
En el segundo experimento se probaron fungicidas adicionales de manera similar. Los mismos incluían (por 1.000 pies cuadrados) Aliette 80WDG a 8 oz. de producto, Chipco 26019 a 6 fl. oz. de producto, Aliette + Chipco 26019 (8 + 6 oz.) Sentinel 40 WG a 0,25 oz. (planeado para intervalos de 28 días), Lynx 25 DF a 1 oz. de producto, Bayleton 25DF a 2 oz. de producto, y Eagle WSP a 0,6 oz. de producto. El Lynx 25 DF es un fungicida experimental que no está registrado ni disponible en estos momentos.

Todos los tratamientos fueron aplicados según el cronograma de aplicaciones descripto anteriormente, con la excepción del Sentinel 40WG, el cual fue aplicado solamente en Dic. 4 y Enero 10. Los tratamientos anteriores fueron aplicados a las variedades Cypress y Sabre. Dado que los resultados fueron similares en ambos casos, los datos presentados en este artículo se refieren solamente a la variedad Cypress.
Los resultados de estas pruebas indicaron que el Aliette por sí solo causaba daño significativo a la Poa trivialis, tanto en las proporciones de 4 oz. como en las de 8 oz. Hubo cierto indicio de esto en 1994-1995; sin embargo, los efectos parecían ser acumulables, con mayor daño a medida que se aplicaba más producto.

Además, el fungicida Sentinel dañó significativamente al pasto de resiembra, si bien se habían aplicado solamente dos aplicaciones. Aunque no figure en los datos, también aplicamos Sentinel a 0,33 oz./1.000 pies cuadrados solamente una vez, en Dic. 4, causando un daño importante que persistió durante toda la primavera. En los lotes tratados con Eagle, un fungicida SBI (sterol biosynthesis inhibitor) relativamente nuevo, también se notaron daños pero recién después de la segunda aplicación. Ni el Bayleton ni el Lynx causaron daños significativos a lo largo de las pruebas.

Resumen

Encontramos que Fore, Aliette, Sentinel y en menor medida, los fungicidas Eagle, son potencialmente fitotóxicos para la Poa trivialis cuando se la mantiene bajo condiciones de putting green. Debe hacerse hincapié en que los efectos del Fore aparentan ser agudos, ya que los lotes se recuperan una vez que se suspenden las aplicaciones. Los daños causados por el Aliette parecen ser acumulativos y una sola aplicación en una proporción de 4 oz. no causa daños significativos si no se realizan aplicaciones adicionales. Sin embargo, en una proporción de 8 oz. se notaron daños luego de una única aplicación. Es interesante que los fungicidas SBI sometidos a prueba no reaccionaron de igual modo y solamente dos causaron daños evidenciales.

El propósito de esta investigación era determinar los fungicidas que podrían utilizarse en la Poa trivialis ante amenaza de enfermedades. Esto no implica que los superintendentes deban tener programas preventivos continuos de control con fungicidas para el manejo de enfermedades. Al contrario, la no aplicación de fungicidas resultó lo mejor según los resultados de los últimos dos años. Los lotes no tratados no fueron dañados de manera significativa por las enfermedades durante estos experimentos.
Desde el punto de vista práctico – al igual que ecológico – los superintendentes deben estar capacitados, en casi todas las circunstancias, para utilizar las prácticas IPM (Prácticas Integrales de Manejo) con confianza para manejar las enfermedades de la Poa trivialis como césped de resiembra. Los greens que se encuentran a la sombra, que tienen poca circulación de aire y/o pobre drenaje interno y que sufren alto tránsito son más proclives a contraer enfermedades. De igual modo, cuando los patrones climáticos favorecen el desarrollo de enfermedades (generalmente lluvia abundante con cielos muy nublados) los riesgos aumentan.

Algunas enfermedades tales como el brown patch y el Pythium blight se ven favorecidas por climas más cálidos, mientras que otras como el yellow patch o Fusarium blight, se ven favorecidas por climas más templados. Como siempre, al conocer las enfermedades que son probables bajo las condiciones existentes o predecibles, y las enfermedades que son potencialmente dañinas bajo las condiciones experimentadas, los superintendentes deben estar capacitados para anticipar muchos problemas y actuar en consecuencia. Con tiempo y más investigación los programas de control de enfermedades pueden refinarse aún más para brindarle a los superintendentes información adicional.

Traducción: Sra. Nora Ventureira de Otoya
Corrección: Ing. Guillermo Busso

Fungicidas utilizados en el trabajo, su principio activo y marca comercial en la Argentina

Compartir:
Image Map