Home / Especiales / El golf es un juego de honor

El golf es un juego de honor

Siempre es bueno recordar el espíritu de nuestro querido deporte y remarcar que se basa en la integridad del individuo, en el respeto por las reglas y para con los demás jugadores y en el cuidado del campo. Por Jorge De Rose, Presidente Comisión de Canchas AAG.

Una vieja historia, protagonizada por quien quizás haya sido el mejor aficionado de todos los tiempos, Bobby Jones, ilustra ese espíritu a la perfección y muestra que el nuestro es un juego de honor.

Durante la disputa de la primera ronda del US Open de 1925, inadvertidamente para todos, menos para Jones, tocó levemente la bola con el palo causando su movimiento. Ni su cocompetidor, Walter Hagen, ni los marshals ni ninguna de las otras personas que estaban cerca advirtieron el movimiento de la bola. La opinión de todos era que Jones no había hecho nada malo y que, por el beneficio de la duda, no correspondía que se le aplicara ninguna penalización. Pero Bobby Jones insistió en que creía haber movido la bola y se aplicó un golpe de penalización

El movimiento de la bola no lo favoreció en nada, fue una infracción menor, casi imperceptible, y ni siquiera fue intencional, pero Jones insistió en que había ocurrido y las reglas de golf determinaban que le correspondía esa penalización. El gran Bobby Jones no dudo nunca en aplicarse la penalización correspondiente. Ese golpe le costó la victoria, ya que empató el primer puesto y perdió el desempate a 36 hoyos contra Willie Macfarlane.

Cuando un famoso periodista quiso destacar el fair play de Jones, este le imploró que ni siquiera escribiera sobre el incidente: «Es como si me felicitaran por no robar un banco». En golf, la aplicación estricta de las reglas es sagrada, incluso de aquellas reglas cuya violación no implique ninguna ventaja para el jugador, como le sucedió a Bobby Jones.

Es un lugar común decir que el golf es una escuela de vida, precisamente porque es un juego que exige total integridad del jugador, quien es su propio árbitro. Ese es nuestro espíritu desde hace varios siglos. Son las antiguas y honrosas tradiciones que perduran a lo largo de los años y que todos los golfistas debemos respetar con orgullo. Es lo que hace que el golf sea un deporte único.

Como dijo Jones: «Cuando haces trampa en el golf, la única persona a la que estás engañando es a ti mismo».

Compartir:
Ford Callawaystore RUS Ezgo TORO RUS Femenino Rolex Enard We Are Sports