Home / COVID-19 / Golf en tiempos de pandemia

Golf en tiempos de pandemia

Artículo publicado por Golf.com, traducido y adaptado por Mark Lawrie, Director The R&A para Latinoamérica y el Caribe.

Dylan Dethier, de Golf.com, analizó la información publicada sobre la práctica de deportes al aire libre realizada por especialistas del New York Times y seleccionó lo que puede ser de interés para el golfista; me pareció una excelente compilación y la traduje al español para nuestra región.

Golf en tiempos de pandemia. / Crédito: Golf.com.

La primera conclusión es que jugar al aire libre no es 100% seguro, tampoco inevitablemente inseguro. Si vas a jugar al golf, tu comportamiento puede contribuir a tu seguridad.

Cinco advertencias de precaución:

  1. Hay una regla que deberías seguir: pon en práctica el distanciamiento social (1,80m) y utiliza un barbijo cuando esto no sea posible, ergo lleva tu barbijo a la cancha para utilizarlo cuando te encuentres en espacios que puedan concentrar gente.

  2. No compartas comida, utensilios, bebidas, mantén tus manos limpias y respeta el distanciamiento (1,80m) con personas que no vivan en tu casa. En el caso particular del golfista, además, no compartas palos, pelotas, tees o toallas.

  3. El riesgo de contagio al aire libre existe. El riesgo es menor, pero no es cero. Si bien es importante salir y hacer ejercicio, hay que mantener el distanciamiento y evitar conversaciones prolongadas en proximidad de otro/s jugadores. Hay casos documentados de contagio que se produjeron por conversaciones al aire libre, el virus es transmisible en una cancha de golf.

  4. El mayor riesgo se produce antes y después de jugar una vuelta: si bien jugar al golf representa un bajo riesgo; el estacionamiento, vestuario, bar o pro-shop incrementan el riesgo; usa tu barbijo. Estudios recientes comprueban que al hablar se lanzan miles de microgotas al aire que quedan suspendidas entre 8-14 minutos, el riesgo de inhalar esas microgotas es menor al aire libre, pero mantener conversaciones prolongadas incrementa la posibilidad de verse expuesto a una carga viral.

  5. Las superficies contaminadas continúan siendo un riesgo: el virus puede durar tres días sobre superficies duras como acero o plástico y hasta veinticuatro horas sobre cartón (bajo condiciones de laboratorio). Tocar un palo de golf, asta bandera, rastrillo, o la taza del hoyo y luego tocarse la cara implican un riesgo. El virus no permanecerá activo tanto tiempo en una cancha como en un laboratorio, pero el riesgo de contaminación persiste.

Cinco datos alentadores para el golfista:

  1. Si vas a estar con gente, estar al aire libre es mejor que estar bajo techo. El riesgo de contagio del virus es menor al aire libre (prof. Julia L. Marcus, Harvard Med. School) ¿Qué significa esto para el golfista? Es sano jugar al golf con las debidas precauciones.

  2. El golf es posiblemente más seguro que otras actividades al aire libre. Encontrar el espacio para respetar el distanciamiento social para caminar, correr o andar en bicicleta en una ciudad densamente poblada es todo un desafío. El golf ofrece grandes extensiones de espacio abierto.

  3. La carga viral importa. Linsey Marr (profesor de ingeniería y especialista en ciencia de aerosoles de Virginia Tech) explica que hay mucha mayor dilución al aire libre; si se respeta el distanciamiento, el riesgo disminuye de manera significativa. Eugene Chudnovsky (físico, Lehman College) agrega que un solo virus no te enfermará, será destruido por el sistema inmunológico, se cree que se requieren cientos o miles de virus SARS-CoV-2 para desbordar el sistema. No es fácil para el golfista evitar el comentario en proximidad con su compañero (lo vimos durante el último Skins Game), pero si uno se concientiza sobre distanciamiento, no debería tener problemas. No conversemos sobre el tee estando en proximidad, no ayudemos a nuestro compañero a leer su putt, no celebremos con abrazos ni finalicemos la ronda dándonos la mano. Usemos el efecto de dilución que nos brinda estar al aire libre como aliado, pensemos que una leve brisa contribuirá a reducir enormemente la carga viral.

  4. El viento y el sol son tus amigos. Según el Dr. Chudnovsky, un día con sol es mejor que un día nublado, porque la mayor cantidad de sol contribuye a matar el virus y el viento lo diluirá.

  5. Es poco probable transmitir el virus si nos cruzamos al aire libre. Una persona caminando, corriendo o en bicicleta que nos pase cerca, no debería ser una causa de preocupación. Compartir un fairway no debiera ponernos en riesgo, sin embargo, los expertos insisten en taparnos si entramos en contacto con otras personas.

Todo lo expuesto nos vuelve al punto de origen, no hay blanco y negro, no estamos 100% seguros jugando al golf, pero tampoco estamos expuestos inexorablemente a una situación de riesgo. Nuestro comportamiento puede reducir los riesgos en la cancha, manteniendo a todos sanos y felices.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Rio Uruguay Seguros Callaway EZGO TORO Universal Assistance Rolex Enard