Home / Céspedes / La oportunidad golpea la puerta con las bermudas super-enanas

La oportunidad golpea la puerta con las bermudas super-enanas

Tener éxito con las Bermudas super-enanas puede ser más fácil de lo que Usted piensa.

por CHRIS HARTWIGER
traducción Alejandro Young
USGA – Green Section Record Septiembre / Octubre 2001)

El cambio es excitante

El cambio puede ser intimidante. El cambio puede ser frustrante. La introducción de la nueva generación de variedades de Bermuda para putting greens, comúnmente conocidas como súper-enanas, ha provocado alguna o todas estas emociones en las canchas que las han implantado.
Los golfistas en muchas canchas con putting greens de bermudas super-enanas están disfrutando condiciones espectaculares de velocidad de rodamiento, suavidad y firmeza. Una cantidad increíble de canchas han cambiado su Tifdwarf por estas bermudas súper-enanas. Con esta carta de presentación, uno puede asumir que estas nuevas variedades deberían ser aceptadas universalmente como “LA” opción para greens de Bermuda. Esta presunción puede ser totalmente equivocada.
Actualmente, la frase “las súper-enanas no son para cualquiera” esta siendo leída en publicaciones especializadas y escuchada en la mayoría de las conferencias sobre césped en todos Los Estados Unidos. Este comentario junto con un subliminal tono negativo está asustando a la gente. La frase puede ser cierta, pero carece de información tangible y sólo sirve para asustar y atemorizar. Evoca el miedo a lo desconocido.

Dado el éxito obtenido con las bermudas super-enanas en cientos de canchas, está claro que se las debe tomar seriamente en cuenta al momento de establecer un putting green de Bermuda. Este artículo está dirigido a aquellos que tienen a su cargo la búsqueda de una nueva variedad de Bermuda para su cancha de golf, e intenta reemplazar el miedo con hechos. El lector va lograr obtener un conocimiento de lo que una Bermuda super-enana es, el desempeño de las super-enanas en el campo, y las herramientas necesarias para hacer de las super-enanas un éxito.

¿Qué es una Super-enana?

Nadie sabe quién fue el que inventó el término “súper-enanas” (ultradwarf), pero es la palabra que ha sido aceptada para identificarlas en el mercado del golf. Champion, Floradwarf, Mini-Verde, MS-Supreme, y Tifeagle son la variedades que se comercializan actualmente. La industria reconoce a una variedad como súper-enana si tolera ser cortada a 3,17 mm (1/8 de pulgada) o menos durante un extenso período de tiempo.

Existen numerosos científicos que se han especializado en estudiar el desarrollo de este césped y han ofrecido una definición más formal. Guertal y White describen a estas variedades como aquellas que tienen las hojas más pequeñas que las del Tifdwarf y el Tifgreen. También se las ha clasificado por su desarrollo horizontal y vertical, y se han estudiado las diferencias morfológicas entre las súper-enanas y su antecesor el Tifdwarf. También han sido revisadas las diferencias morfológicas. La Tabla 1 provee información acerca de las características físicas y el origen genético de estas especies. Por favor, no dejen de notar que, pese a que todas estas son consideradas súper-enanas, sus características físicas varían substancialmente.

Las Súper-Enanas tienen un Hogar

En los últimos años se ha notado un cambio enorme de actitud hacia los greens de Bermuda. En Florida, zona tradicionalmente de Bermuda, bien al Sur y Suroeste, las canchas que han cambiado la carpeta de los greens o que han realizado trabajos de reconstrucción de greens han elegido estas variedades súper-enanas en la gran mayoría de los casos, esperando poder utilizar las ventajas de una potencial mejor superficie de juego. También están teniendo un gran impacto en el sector sur de la zona de transición, donde siempre ha sido muy difícil mantener greens de Agrostis. Antiguamente era muy común suponer que un green de Agrostis mediocre entregaba una mejor superficie de juego que el Tifdwarf.
Las súper-enanas están empujando al Agrostis hacia el Norte, con putting greens de excelente calidad en Carolina del Norte, Tenessee y Arkansas. Los clubes están dándose cuenta que los programas de mantenimiento de las súper-enanas son más fáciles de llevar a cabo y más baratos que intentar mantener greens de Agrostis, sobretodo durante el Verano. Se usan menos funguicidas, no son necesarios los ventiladores y la mano de obra relacionada con el mantenimiento de estos greens se ve reducida.

¿Están teniendo éxito las súper-enanas?

Para poder contestar esta pregunta es necesario examinar el desenvolvimiento de este césped tanto en las canchas de golf como en los predios de ensayo. Las expectativas creadas alrededor de las súper-enanas han sido enormes, historias de éxitos y fracasos han sido publicadas por todo el mundo. Al día de la fecha, una abrumadora mayoría de canchas implantadas con las súper-enanas están muy conformes con la selección realizada y no se arrepienten de no haber elegido Tifdwarf para sus greens.

Por primera vez en la historia se están escuchando quejas por la excesiva velocidad de los greens en el sur de Florida. Esto es asombroso, considerando las tremendas exigencias de los golfistas en esta zona y las frustraciones que han pasado con el Tifdwarf a través de los años.

En casos esporádicos, enfermedades, peladuras, sombra, exceso de thatch, bajas temperaturas, y errores de manejo han dañado alguna de las variedades de las súper-enanas. La calidad de estos putting greens se ha visto comprometida y hubo que realizar cambios en la forma de manejo para resolver estos problemas.
Una revisión de las investigaciones nos permite realizar algunas interesantes observaciones. Existen numerosos lugares en todo el país en los cuales se han plantado Tifdwarf y las super-enanas en idénticas condiciones. Los resultados han sido positivos, con algunas excepciones notables.

En la universidad de Texas A&M, las super-enanas se vieron plagadas de una enormidad de problemas (White, 2000). Más de un visitante se ha ido de estos sitios de prueba pensando “¿Por qué diablos a alguien se le puede ocurrir plantar las super-enanas?” En otros sitios de prueba como los de la Auburn University y la USGA/GCSAA/NTEP, las super-enanas están sólidas como una roca. Un enorme caudal de información acerca de estas pruebas se puede obtener, libre de cargo, en www.ntep.org y en prácticamente todas las variables utilizadas para medir los rendimientos el Tifdwarf estaba siempre al fondo de la tabla (NTEP, 2000).

Con la diversidad de resultados obtenidos, tanto en los campos de golf como en los sitios de prueba, ¿Qué conclusiones se pueden sacar acerca de la perfomance de las súper-enanas? Primero, es obvio que las súper-enanas no son ni perfectas ni a prueba de tontos. Requieren un manejo apropiado y buenas condiciones de crecimiento. Recuerde que el Tifdwarf tiene también muchas debilidades. Después de mas de 30 años de investigaciones y experiencia, no es muy difícil encontrar un putting green de Tifdwarf en malas condiciones. Segundo, está claro que no entendemos completamente que estrés o combinación de factores estresantes nos llevan a resultados no satisfactorios. Tercero, la calidad de un green implantado con súper-enanas con un buen manejo es significativamente mejor que el Tifdwarf o un green de Agrostis pobre.

Consideraciones acerca del mantenimiento de las súper-enanas

Se ha descripto al mantenimiento de las súper-enanas como más costoso. De todas maneras, esta descripción pinta en forma muy grosera los requerimientos de este césped ya que no hace diferencias entre el manejo para la salud de la planta y el manejo para jugar sobre ella. Vamos a revisar cada uno de estos tipos de mantenimiento.

Manejo para la salud de la planta

El manejo para mantener greens de bermudas súper-enanas saludables y viables para el juego ha ido cambiando en los últimos años en respuesta a las investigaciones de laboratorio y al sistema de prueba y error en los campos de golf. Aparentemente, existen varias áreas que son críticas para mantener la salud de una bermuda súper-enana. Lo que voy a tratar ahora no es un relato de “como manejar” las súper-enanas sino que voy a tratar lo que serían las áreas más críticas para la salud de la planta.

Manejo de la Biomasa

La rápida formación de una biomasa orgánica en la parte superior del perfil de una súper-enana está bien documentado. Esta biomasa es una capa de estolones que debería ser mantenida de un espesor no mayor a ¼” (6,4 mm) para evitar problemas potenciales. Inicialmente, los investigadores supusieron que esta capa podía ser manejada a través del tradicional programa utilizado con el Tifdwarf de cortes verticales livianos y frecuentes, aireaciones con púa hueca y top dressings y así, mantener una excelente superficie de juego. Los resultados en el campo y en algunos lugares de investigación han demostrado que el daño físico causado por los cortes verticales puede aumentar el riesgo de una declinación del césped en las súper-enanas.

Muchos superintendentes han probado que es posible mantener la capa de biomasa con un espesor de 6,4 mm utilizando cepillos en vez de los cortes verticales. Requiere un método diferente de manejo pero no eleva el costo de mantenimiento. Debido a que las súper-enanas tienen un bajo crecimiento vertical pero un altísimo desarrollo horizontal, los estolones que crecen muy abajo pueden escapar de las cuchillas y tomar una longitud indeseada. Esto contribuye a la proliferación de estolones o de la capa de biomasa. El corte vertical cercena los estolones largos una vez que estos se han desarrollado, pero el cepillado mantiene estolones más cortos y juveniles y los corta antes de que se hagan muy largos. Cepillar cada 5 días es mucho menos dañino que realizar un corte vertical cada dos semanas. Lo bueno de este sistema es que se puede cortar y cepillar al mismo tiempo evitando la necesidad de mano de obra extra.

La aireación con sacabocados huecos seguida de un top dressing sigue siendo la mejor manera de remover en forma física la acumulación de materia orgánica en la parte superior del perfil. Normalmente, no es necesario realizar más aireaciones que las que se realizaban en greens de Tifdwarf.

Es esencial para el manejo de la biomasa el realizar top dressings livianos. Realizar aplicaciones de arena muy livianas cada 7 a 14 días ayudan a diluir la acumulación de materia orgánica, mejora la porosidad y produce una superficie firme sin inconvenientes para los golfistas. La cantidad de arena a aplicar es tan poca que se la incorpora con un ciclo de riego.

En algunas áreas se han reportado dificultades para encontrar arena que se incorpore fácilmente. Se recomienda el uso de arenas cuyas partículas se encuentren en un rango que va de 0,25 mm a 0,75 mm de diámetro. Arenas más gruesas con partículas por encima de los 0,75 mm de diámetro van a permanecer sobre la superficie y van a dañar las cuchillas y los molinetes de corte y van a hacer que la pelota salte en vez de rodar.

En general la mayoría de las areneras pueden tamizar la arena para entregar la medida deseada. Se ha debatido sobre el impacto que va a tener a largo plazo el uso de arena sin partículas gruesas. Algunos piensan que va a contribuir al desarrollo del “Black Layer”. Debido a que el “Black Layer” requiere condiciones anaeróbicas, es difícil de imaginar que un perfil bien manejado, aún utilizando arena fina, pueda favorecer el desarrollo de este problema. Después de todo, top dressings livianos y frecuentes con cualquier tipo de arena es un fenómeno relativamente nuevo. Existen millones de greens de bermuda a los que se le han realizado dos o tres top dressings durante años y no muestran ningún signo de “Black Layer”.

Teóricamente, la combinación de capas de arena y materia orgánica en estos greens debería haber sido el paraíso para el desarrollo del “Black Layer”. En realidad, esto no ha ocurrido.

Manejo de la Humedad

Las súper- enanas han demostrado comportarse mucho mejor que el Tifdwarf en zonas donde existen restricciones para el uso del agua. El único problema que ha surgido con la humedad ha sido en ocasiones en que la superficie se ha sellado en períodos de rápido crecimiento. El césped se trama de manera tal que el agua se desliza por la superficie en lugar de penetrar en el suelo. El resultado de este problema es que aparecen Dry Spots y suelo hidrofóbico. La mejor manera de manejar una superficie sellada es con iniciativa. El primer requerimiento es contar con un sistema de riego que tenga una muy buena cobertura. En segundo lugar se deben realizar riegos manuales en las zonas propensas a sellarse. También es posible utilizar agentes humectantes, realizar aireaciones con púas sólidas o utilizar los inyectores de agua para minimizar los problemas de manchas secas. De esta manera, el manejo de la humedad de suelo no debe resultar muy difícil.

Enfermedades

Se han publicado informes de aparición de enfermedades como la declinación de la Bermuda (Gaeumannomyces graminis var. Graminis), curvalaria (Dif. Var. De Curvalaria), y mancha muerta de primavera “Spring Dead Spot” (Ophiosphaerella herpotricha). De todas maneras, tomando la mayoría de los greens de súper-enanas, de acuerdo a los agrónomos de la USGA, la aparición de enfermedades se deben a ataques aislados. Virtualmente todas las canchas utilizan programas preventivos de enfermedades y en algunos casos, jamás han experimentado enfermedades.

Se puede explicar la variación que existe en la aparición de enfermedades entre una localidad y otra a la presencia de estrés causado por elementos mecánicos o del medio ambiente. En muchos casos en los que alguna enfermedad es un serio problema, existe algún factor estresante que induce o exacerba el daño que ésta causa. Los factores que pueden causar estrés a las súper-enanas son los cortes verticales livianos y frecuentes, la mala calidad del agua de riego, las peladuras de las máquinas, la sombra y un clima nublado y lluvioso por un largo período de tiempo.

Fertilidad

Este es un de los aspectos menos comprendidos en el manejo de las súper-enanas. No existe un consenso claro entre los investigadores acerca de cuál es nivel óptimo de N, P y K para cada variedad. Para complicar más el panorama, es posible que cada variedad necesite un programa de fertilizaciones diferente, especialmente en los niveles de Nitrógeno. Hemos encontrado ejemplos de malos resultados tanto a altos niveles de nitrógeno como a bajos. Reducir en un 25 % el programa anual típico utilizado en el Tifdwarf parece ser lo mejor. Por otra parte, se está descubriendo que realizar las aplicaciones de acuerdo a fechas prefijadas no es el mejor método.

En lugar de esto, los mejores resultados se han obtenido utilizando técnicas de observación como son el ver la cantidad de canastos de césped cortado que sacan las cortadoras por green, el color del césped y la densidad del mismo, y en base a esto realizar las aplicaciones necesarias. La fertilización en muy bajas dosis con fertilizantes líquidos (lo que se conoce como “spoon-feeding”) ha dado excelentes resultados.

Condiciones de crecimiento. Una excelente ubicación y condiciones del suelo son dos prerrequisitos para tener éxito con cualquier variedad de césped. El nivel de sombra, la calidad de la zona radicular, el tamaño del green, la cobertura del sistema de riego y la calidad del agua de riego son todos elementos que afectan la salud de las bermudas súper-enanas. Muchos sienten que las súper-enanas son menos tolerantes a la sombra que el Tifdwarf. A la vez que proveer de buenas condiciones de crecimiento parece ser una cosa de sentido común, es impactante ver como en muchas canchas de golf comprometen la salud del césped al fallar en lograrlas. Se recomienda un mínimo de 8 a 10 horas de luz solar directa para evitar problemas. Proveer de las mejores condiciones para el desarrollo de la planta es casi más importante que la selección de la variedad a utilizar.

Tolerancia al frío

Debido a que las súper-enanas van a reemplazar al Agrostis al sur de la zona de transición, la protección de los daños que le causa el frío se convierte en un tema muy importante. Todavía no se ha entendido bien la diferencia de tolerancia al frío entre las súper-enanas y el Tifdwarf, pero existen algunas diferencias en las observaciones realizadas en las canchas de golf. Se han documentado daños por el frío en las súper-enanas durante el invierno del 2000-2001 en el que las temperaturas llegaron a 10° F (-12° C) y no se utilizaron los cobertores en forma adecuada. El uso de estos cobertores durante el Invierno cuando la temperatura se halla por debajo de los 25° F (-4° C) reduce notablemente el riesgo de posibles daños.

Resiembra

Al inicio del desarrollo de las súper-enanas existía la duda si las iba a poder resembrar o no debido a su alta densidad. Estas dudas han sido disipadas con las sucesivas y exitosas resiembras realizadas con Poa Trivialis. Mientras que la transición no es ni más ni menos difícil que la que se tenía con el Tifdwarf.
El porcentaje de canchas que resiembra sus greens de súper-enanas es cada vez menor. Una de las razones por las que se elige no resembrar es para poder concentrar todo el programa de mantenimiento en las necesidades de las súper-enanas. Se ha obtenido como resultado mejores superficies de juego durante el Verano. El hecho de que muchas de estas variedades mantengan su color verde durante el Otoño es otras de las razones por las que no se resiembra.
Los golfistas han aceptado jugar sobre súper-enanas en estado de dormición o semi-dormición durante el Invierno sin problemas. Los problemas que se pueden presentar son los de tener superficies excesivamente duras, velocidades extremas e inmanejables y causar algún tipo de daño al césped. Levantar las alturas de corte de 3 a 4,5 mm antes de entrar en el invierno han aparecido como las mejores medidas a tomar para evitar esto.

Invasión

No se han presentado problemas de invasión a los greens de bermudas súper-enanas por las diferentes bermudas que los rodean. Parecería ser que la alta densidad de éstas y la tolerancia a bajas alturas de corte no favorecen esta invasión.

Mutaciones

Nadie está seguro si van a aparecer o no mutaciones en los greens de bermudas súper-enanas, pero los datos recogidos hasta el momento no reportan ningún tipo de mutaciones. Esto puede ser como resultado de una mayor estabilidad genética o a un manejo más estricto de los productores. Esto es un cambio con respecto al Tifdwarf, donde era lógico esperar mutaciones a los 5 ó 6 años de implantado y se debía cambiar la carpeta a los 15 años, como máximo.
El protocolo de mantenimiento para lograr una súper-enana saludable sale del tradicional utilizado para el Tifdwarf, pero no es considerablemente más caro o complicado si todos los equipos correspondientes se tienen a mano para utilizar. Este es un punto crítico a recordar porque sugiere que instituciones de medio y bajo presupuesto pueden comprometer los recursos necesarios y lograr obtener greens buenos y saludables de bermudas súper-enanas. El Aiken Golf Club, Aiken, S.C. y el Country Club de Lexington, Lexington, S.C. están manejando con éxito greens de TifEagle con presupuestos realmente bajos.

Manejándolas para el Juego

Con una base saludable de césped, manejar las súper-enanas para obtener condiciones óptimas de juego, puede ser realmente divertido. Históricamente los superintendentes se vieron obligados a mantener los greens de Tifdwarf en el borde del abismo para lograr las condiciones de juego requeridas. Todo esto cambia a partir de las súper-enanas. Se pueden lograr condiciones superiores sin sacrificar la salud de la planta en forma inadecuada. El nivel de calidad que se logra es una función del esfuerzo realizado, y aquí es donde los costos pueden variar en forma realmente significativa.

Los campos de golf con los mejores greens de bermudas súper-enanas son los que comprometen la mayor parte de sus recursos y tiempo al mantenimiento de los putting greens. La calidad tiene su precio. La pregunta para aquellos clubes que están considerando implantar bermudas súper-enanas en sus greens es “¿Ese precio, está a nuestro alcance?” En la mayoría de los casos la respuesta es un sonoro “SI”, y ahora explicamos porque. El sesenta por ciento del juego del golf tiene que ver con los putting greens, pero se les destina al mantenimiento, como promedio, sólo un 15% del presupuesto. Si no se puede aumentar el presupuesto, alguna porción del 85% restante debe ser reubicada para poder mejorar el mantenimiento de los putting greens. Algunas zonas donde se puede disminuir el presupuesto de mantenimiento pueden ser el dejar crecer en forma natural los bordes de lagunas y arroyos, eliminar efectos paisajísticos dentro de la cancha (canteros, flores, etc.), reducir la intensidad del mantenimiento de los bunkers o alguna otra tarea que lleve mucha mano de obra. No existe ningún otro lugar de la cancha que se vea tan favorecido como los putting greens, con un pequeño incremento de su partida presupuestaria.

El grado al que se puede elevar la calidad de una superficie de juego de una bermuda súper-enana es una resultado directo del equipo que posea y un personal capaz de llevar a cabo un plan de mantenimiento. A continuación voy a detallar algunas de las áreas que más influencia tienen en la perfomance de las súper-enanas. Esta lista no incluye todo, pero provee los elementos esenciales para llevar a cabo un programa de mantenimiento. La utilización y la frecuencia puede variar de acuerdo a la ubicación geográfica de la cancha y con el nivel de excelencia exigido.

Equipos de corte

El corte tiene la mayor influencia en la calidad de cualquier putting green. La posibilidad de cortar bajo en forma frecuente entrega entre 30 y 45 cm más de rodamiento de la pelota comparado con el Tifdwarf. Generalmente, las greeneras manuales son las que entregan mejor calidad de corte, y se recomienda su utilización, pero las greeneras triples pueden producir greens de súper-enanas de alta calidad. Las alturas de corte que he visto en las canchas va desde 2,3 mm hasta 3,8 mm.

En muchas canchas se han dado cuenta que es mejor tener dos flotas de cortadoras de greens. La primera flota es la que se utiliza para el corte matutino diario, mientras que la segunda, compuesta de máquinas más viejas, es la que sutiliza para los cortes posteriores a top dressings.

La frecuencia de corte tiene un impacto tremendo en la calidad del putting green. En algunos casos se realizan cortes dobles diariamente para mejorar la velocidad y suavidad de la superficie. Los críticos dicen que realizar corte doble es llevar el mantenimiento al un extremo excesivo. Los que lo realizan dicen que los efectos logrados valen lo que cuesta.
Algunos accesorios como el groomer y el cepillo son altamente necesarios para poder llevar a cabo un programa intenso de mantenimiento.

Mantenimiento de los equipos

Se puede escribir el mejor programa de mantenimiento, pero, a menos que los equipos sean mantenidos a la perfección, el objetivo jamás será alcanzado. En una cancha con greens de bermudas súper-enanas, el mecánico es un factor decisivo para que éste sea un fracaso o un éxito. A medida que las alturas de corte van bajando cada vez más, el tiempo para calibrar las máquinas se incrementa notablemente. El afilado diario es una obligación y las cuchillas de corte deben ser reemplazadas cada dos o tres semanas. A veces, es necesario tener un empleado adicional para que se dedique exclusivamente al mantenimiento de las máquinas de corte de greens.

Equipos de rolado

La práctica de rolar los greens es una manera excelente de aumentar temporariamente la velocidad de un green en un 10%. Se recomienda tener uno o dos rolos para mejorar la calidad del putting green. Muchas canchas han encontrado que la necesidad de rolar se puede disminuir ya que se logran mejores velocidades con los cortes bajos y frecuentes.

Equipos para Top Dressing

Es esencial poseer máquinas de top dressing que tengan la capacidad de aplicar un amplio rango de cantidades de arena. Las nuevas máquinas con distribuidores rotativos permiten realizar top dressings muy livianos que mejoran la tersura y diluyen la acumulación de materia orgánica. Es necesario tener una top dresser tradicional para utilizarla para poder llenar los agujeros de las aireaciones.

Equipos de Aireación

Se recomienda tener dos o tres aireadoras para poder realizar el programa de aireaciones en tiempo y forma. En algunas canchas se están utilizando máquinas inyectoras de agua, como la Toro Hydroject, o están utilizando púas sólidas en forma de cruz durante el Verano para evitar que se selle la superficie.
Cómo tener éxito con una súper-enana.
No se necesita hacer magia para que una bermuda súper-enana sea un éxito. Se puede mantener una planta saludable con un esfuerzo razonable, y la calidad de la superficie para el juego es una función de la experiencia del personal que la cuida, equipos de mantenimiento y cantidad de horas que se le dedica. La pieza final de cualquier programa de mantenimiento de las bermudas súper-enanas es el factor humano.

Actitud de los Dueños

Cualquier cancha que desee tener éxito con las bermudas súper-enanas debe tener como foco principal los greens. Tomar atajos o gastar menos en los equipos necesarios o la rutina de mantenimiento es la fórmula del desencanto. Las canchas más exitosas se preocupan por sus greens, se proveen de los equipos y el personal recomendados en este artículo y se comprometen a llevar a cabo los programas trazados. También están abiertos a los cambios que se puedan realizar a medida que el superintendente va aprendiendo a través de la experiencia y las investigaciones.

Capacidad y actitud del Superintendente

Las súper-enanas están aún en su infancia. Los programas de mantenimiento van evolucionando a medida que se dispone de más información. No va a ser lo mejor confiar el mantenimiento de un green de súper-enanas a personas que no estén cómodas con los cambios. Los más exitosos son aquellos que aceptan con agrado la posibilidad de mejorar sus putting greens y disfrutan del desafío de descubrir por sí mismos el mejor programa de mantenimiento para la zona donde les toque trabajar.

Conclusión

Estamos teniendo las mejores condiciones del putting greens de bermuda que jamás se hallan logrado en la historia del golf. No hay que temerles a las súper-enanas, teniendo los recursos y el compromiso necesario, deberían ser aceptadas. A medida que se sigan realizando investigaciones, tanto dentro como fuera de los campos de golf, vamos a llegar a conocer todo el potencial de estas variedades. Hay que tomarse el tiempo necesario para entender que hace que una súper-enana sea un éxito, de manera que la próxima vez que escuche a alguien decir “las súper-enanas no son para cualquiera”, sepa exactamente que es lo que esto significa.

Compartir:
Image Map