Home / Canchas / La prevención comienza a los 55

La prevención comienza a los 55

El momento de aplicación adecuado es tan importante como seleccionar el fungicida apropiado para una enfermedad determinada. Por John Daniels, USGA Green Section Record, Abril 2021. Traducción, Guillermo Busso.

55 grados Fahrenheit (12.8 grados Centígrados) es la temperatura del suelo a la que deben realizarse los tratamientos preventivos para muchas enfermedades del césped.

Ya sea que esté tratando de prevenir “pata de gallina” (Eleusine spp) o enfermedades de suelo, 55 grados Fahrenheit (12.8 grados Centígrados) es un número importante para recordar. Esa es la temperatura del suelo a la que deben realizarse los tratamientos preventivos para muchas enfermedades del césped, como fairy ring, take-all patch y Pythium root rot.

Aplicar un fungicida demasiado temprano, o demasiado tarde para el caso, puede resultar en una protección deficiente y dejar sus greens susceptibles a daños durante el verano. El momento de aplicación adecuado es tan importante como seleccionar el fungicida apropiado para una enfermedad determinada. Incluso los productos más eficaces pueden volverse ineficaces si no se administran en la dosis y el tiempo correctos.

Hay que prestar atención a las enfermedades de suelo, particularmente en los sitios que tienen un historial de daños por enfermedades. Monitoree la temperatura del suelo a una profundidad de 2 pulgadas (5 centímetros) y realice aplicaciones solo cuando las condiciones estén dentro de la ventana adecuada. Algunas enfermedades se controlan mejor a 55 grados, mientras que otras, como el summer patch (Magnaporthe spp.), se controlan mejor a 65 grados. Esta podría ser una diferencia de varias semanas. Conozca las temperaturas sugeridas de control para cada enfermedad que está tratando de controlar y solo aplique los fungicidas cuando se cumplan esas condiciones ambientales.

Es importante recordar que un tratamiento con fungicida preventivo, en el momento oportuno, no solo puede reducir la probabilidad de daños, sino que también puede resultar en que se use menos producto en comparación con un enfoque de “esperar y ver”. Como dice el refrán, más vale prevenir que curar.

John Daniels, es agrónomo de la Green Section de la USGA en la Región Nordeste.

Traducción Guillermo Busso.

Compartir:
Ford Callawaystore RUS Ezgo TORO RUS Femenino Rolex Enard We Are Sports