Home / Reportajes / La voz de la serenidad

La voz de la serenidad

A muy pocos días de haber hecho efectiva su decisión de alejarse de las transmisiones televisivas, Silvia Bertolaccini se acostumbra a la disponibilidad total de su tiempo. Conversamos con ella y nos contó que recuerdos se lleva y que planea a partir de ahora.

Por Andrés Wodzak. Muchos, la gran mayoría a decir verdad, se enteraron del adios de Silvia Bertolaccini a las transmisiones de ESPN mediante la emotiva columna que Francisco Alemán publicó en Golf Los Lunes. El resto de los que no lo hicieron por ese medio, se anoticiaron del hecho por Twitter. De una u otra manera, el alejamiento de Silvia sin dudas generará un vacío importante en el sonido habitual en cada clubhouse, caracterizado por el ritmo acompasado de su voz y su amplio conocimiento del juego. En la reciente tranquilidad de esta nueva etapa de su vida, conversamos con ella vía telefónica y nos contó cuáles son sus sensaciones y planes a partir de esta decisión.

Nos sorprendiste a todos…
La verdad es que desde hacía un tiempo venía estudiando mi alejamiento de las transmisiones y el hecho de que posiblemente ESPN produzca en Argentina algunos deportes incluido golf me terminó por decidir. Yo resido en Estados Unidos desde hace muchos años y no estaba en mis planes vivir en Buenos Aires.

¿Pero porqué no lo anunciaste al aire en tu última transmisión?
Estabámos el domingo transmitiendo el Tour Championship y entonces Paco (Alemán) me preguntó si iba a despedirme al aire; era rara la situación, lo pensé y opté por no hacerlo. Tampoco estaba al tanto de la editorial que él iba a escribir en Golf Los Lunes, así que al día siguiente empecé a recibir muchos saludos por Twitter. Aunque me dé verguenza decirlo, ¡es increíble ver como la gente me quiere!

¿Y el día después se vive distinto a cómo lo imaginabas?
Bueno, justamente por la reacción que generó la columna de Paco es que me dí cuenta de lo que estaba pasando. Obviamente voy a extrañar mucho este trabajo, y a todos aquellos que me acompañaron a lo largo de estos veintiocho años, pero esta decisión me dará la oportunidad de jugar más, de viajar, y de disfrutar más tiempo con mi familia. Mis sobrinos siempre me preguntan cuándo los voy a ir a visitar, así que ahora ya podré hacerlo con tiempo.

Antes de forjar una carrera exitosa como referente de una las cadenas televisivas más importantes del mundo, Silvia fue una gran jugadora. Comenzó a practicar golf en su Rafaela natal desde muy chica y llegó a representar a la Argentina como Aficionada y también como Profesional.

Intervino en Mundiales, ganó el Abierto del Sur, del Litoral y del Centro y fue la primera jugadora proveniente del Interior que se quedó con el Campeonato Argentino de Aficionadas ante la recordada Betty Roselló en Hindú Club en 1972.

En 1974 se hizo Profesional y un año después ingresaba al LPGA Tour, donde se midió con las mejores jugadoras del mundo en una época impensada para el golf femenino de nuestro país y donde además logró el triunfo en cuatro ocasiones, en el Colgate Far East Open, el Civitan Open, el Colgate Far East Open y el Mazda Classic. Seguramente, estas fueron razones de peso cuando los directivos de ESPN tomaron la decisión de contratarla.


“Guardo muchos y muy buenos recuerdos de los primeros días en este trabajo. En 1991 ESPN comenzaba a transmitir para Latinoamérica y se dio que yo vivía en Boston y que obviamente sabía de golf. Las primeras transmisiones las hacíamos en un trailer y todos fuimos mejorando a medida que avanzamos. En uno de los últimos almuerzos con toda aquella gente que empezó conmigo recordábamos esos días con gran alegría”.

Se terminan las transmisiones, pero el golf sigue…
Si. El golf te abre puertas, te lleva a lugares que no conocés. Juego desde muy chica y más allá de lo que hice como jugadora y en las transmisiones, pensá que tuve la suerte de estar en competencias internacionales y de ver jugar a Fidel De Luca, a Leopoldo Ruíz, al mismo De Vicenzo. ¿Qué más le puedo pedir al golf, a la vida?

Seguramente ahora vas a jugar más…
¡Seguro! Ahora es más juego que práctica además. Tengo un grupo de amigas con el que juego y viajo planificando el destino no solamente por la cancha, sino también por lo que ofrece la experiencia. Elegimos lugares donde podamos conocer otras cosas más allá de la cancha, donde hayan buenos restaurantes y hotelería. Eso si, siempre buscando mejorar. Cuando vuelvo de jugar y mi mamá me pregunta como me fue le digo: “muy bien, solo perdí tres pelotas jaja”. Es muy bueno disfrutar del juego por sobre todas las cosas aunque nos vaya mal a veces, porque al otro día volveremos a jugar.

Silvia Bertolaccini fue la primera mujer en recibir el Premio AAG en 2014, reconocimiento que la Asociación Argentina de Golf otorga a todas aquellas personas que desde sus respectivos espacios han hecho una gran labor por el crecimiento de este deporte. Ha representado a nuestro país jugando en compañía de jugadoras como Betty Rosselló y María Julia Caserta y es la jugadora argentina con más presencia en el máximo nivel Profesional.

Además, desde su nacimiento ha colaborado y apoyado a la Plataforma Digital Golf Tour, la que más tarde se transformó en el Ranking Nacional de Jugadores con Hándicap Copa AAG, donde participan y compiten, desde sus clubes, todos los jugadores y jugadoras de nuestro país.

¿Te hubiese gustado transmitir más golf de mujeres?
Me gustaría mucho ver más golf de mujeres, pero siempre entendí las razones del canal que tenían que ver basicamente con mediciones. Sin embargo, veo con alegría que el golf femenino está creciendo y que también en la Asociación Argentina de Golf se este dando este crecimiento. Es muy bueno lo que han logrado con Annika en los años anteriores y ya son muchas las chicas que han venido y continúan viniendo a Estados Unidos a estudiar y jugar. Ojalá pueda desde mi lugar ayudar para que siga creciendo todo el golf. Siempre que pude dar una mano lo hice.

¿A qué cancha vas a ir a jugar primero?
Me gustaría, ahora que tengo más tiempo, volver a Pinehurst. Jugué la cancha número 2 hace algunos años y realmente comprobé lo buena que es. Es muy buena en realidad. A Pebble Beach también quiero ir porque nunca la jugué.

Después de muchos años de escucharla con atención y de aprender de Silvia cada una de sus lecciones televisivas, nos tendremos que acostumbrar a no hacerlo más. “Les deseo lo mejor a quienes continuarán con este trabajo, especialmente a Francisco (Alemán) y a Hernán (Rey) con quienes he pasado momentos inolvidables”. Le preguntamos si se trata de un retiro tradicional, ese que suele presentarse como un descanso merecido. “Si se disfruta no es trabajo”, nos asegura, mientras continúa disfrutando de cada momento.

Imágenes / Video gentileza de Pablo Casazza

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard