Home / Competencias / Los argentinos y su historia en The Open

Los argentinos y su historia en The Open

La edición 148 del Open se juega esta semana en Royal Portrush. Emiliano Grillo será el argentino presente en el field en esta ocasión. Antes que él, destacadas figuras de nuestro golf tomaron parte en el campeonato más antiguo del mundo.

Cuando Antonio Cerdá dejó el green del 15 en Royal Portrush, en Irlanda del Norte, donde desde el próximo jueves se jugará el último Major del año, el argentino de 29 años estaba en posición de ganar The Open de 1951. Tres pares le hubieran dado la posibilidad de llegar a un playoff con Max Faulkner. Dos pares y un birdie le hubieran significado la victoria. Cerdá se paró en el tee del 16 con una oportunidad para hacer historia.

Hay aproximadamente 11.104 km desde Buenos Aires hasta Portrush, la pequeña ciudad costera en el extremo norte de Irlanda del Norte. Hace 68 años Royal Portrush fue sede del torneo de golf más antiguo del mundo por primera vez y un argentino estuvo en medio de la definición.

Aquel último y martónico día comenzó con Faulkner con una ventaja de dos golpes sobre Norman Sutton. Cerdá estaba cinco golpes detrás, luego de un inicio de 74-72. En el último día de acción, todavía se jugaban 36 hoyos el domingo, Cerdá trepó al segundo lugar con un 71 en la tercera ronda, pero aún estaba seis golpes detrás de Faulkner. Esa tarde, después de un descanso para almorzar, Faulkner disparó un 2-sobre par 74, abriéndole la puerta a Cerdá.

El argentino jugó bien, fue uno de los pocos en terminar bajo par con un 70 y tuvo sus posibilidades de ganar pero en el hoyo 16 su salida fue desviada contra unos alambres de púas y desde allí Cerdá no pudo evitar el doble bogey y finalmente quedó dos golpes detrás de Faulkner.

La próxima semana, Royal Portrush será la sede de la edición 148º del Open por primera vez desde ese torneo de 1951. ¿Podrá Emiliano Grillo, como Cerdá, ser protagonista de este evento? ¿Será Grillo parte de la gran historia que tuvo Argentina en este evento hace cinco, seis o siete décadas?

El hecho de que Cerdá fuera protagonista en 1951 no fue una sorpresa. Los jugadores argentinos habían jugado muy bien en The Open en aquellos años, teniendo en cuenta sus posibilidades y las distancias. En 1949, en su debut en el Open, Roberto De Vicenzo terminó tercero, a dos golpes del playoff de Harry Bradshaw y Bobby Locke y al año siguiente el “Maestro” finalizó segundo del sudafricano Bobby Locke en Royal Troon.

Esos dos excelentes resultados fueron el reflejo de una tendencia de larga tradición de grandes actuaciones de los argentinos en el torneo de golf más antiguo del mundo y sentaron las bases para lo que Cerdá lograría en 1951.

Sin embargo, la historia para los argentinos en The Open comenzó en 1926, cuando José Jurado y Andrés Pérez viajaron a Inglaterra para jugar en Royal Lytham & St. Anne, un torneo que finalmente fue ganado por Bobby Jones.

Jurado, quien más tarde sería llamado el “Padre del Golf Profesional Argentino”, ya había ganado tres Abiertos Argentinos antes de 1926 y capturaría cuatro más. Ya era un jugador con importantes credenciales y estaba listo para mostrarlas a los británicos. Siendo casi un total desconocido, Jurado empató el octavo lugar ese año, con Emmett French y Bill Mehlhorn. Mientras que su compañero de viaje Pérez empató el 36º.

Después de saltarse el torneo de 1927, Jurado, que ya no era un desconocido para los fanáticos del golf, regresó en 1928 y empataba con Gene Sarazen el segundo lugar con 18 hoyos por jugar en el Royal St. George’s Golf Club. Una decepcionante ronda final de 80 retrasó a Jurado a un empate por el sexto puesto, a nueve golpes de Walter Hagen.

El mejor momento de Jurado en el Open llegó tres años después, en el legendario Carnoustie, en Escocia. Jurado compartía la punta luego de 36 hoyos, con Henry Cotton, y luego fue el líder absoluto después de 54 hoyos con tres golpes de ventaja sobre Arthur Havers y Macdonald Smith.

Por la tarde, Tommy Armour, jugando muy por delante del grupo final, anotó un 71 para ser el líder en la casa club. Jurado necesitaba un 75 para ganar, y el público asumía que el argentino sabía cuál era ese número.

Pero parece que Jurado no estaba al corriente. En el 17 pegó un hierro desde el tee y su pelota fue hacia el Barry Burn, un arroyo poco profundo que cruza los fairways del 17 y 18. Después de la penalización, pegó un largo tiro al green pero su pelota aterrizó en un bunker. Luego de salir de la arena, hizo dos putts para un doble bogey-6.

Ahora necesitaba un birdie en el hoyo final para asegurar la victoria, en lugar de buscar el green con su segundo golpe, Jurado jugó a seguro y con el tercero encontró el green quedando su pelota a menos de tres metros. Con casi 20,000 fanáticos mirando para ver si podía forzar un playoff, el putt de Jurado buscó el hoyo pero en el final se desvió. Jurado finalizó con un total de 297 golpes y quedó un golpe detrás de Armour.

Esa fue sin dudas la mejor oportunidad que tuvo Jurado de ganar The Open, pero no faltaría quien si podría completar el sueño de izar la bandera celeste y blanca en lo más alto.

Roberto De Vicenzo continúa siendo el abanderado del golf argentino y también de toda América Latina, a la hora de hablar del campeonato más antiguo del mundo. Después de quedar segundo en 1950 y de finalizar cinco veces en el tercer lugar (1948, 1949, 1956, 1960 y 1964), el nacido en Buenos Aires finalmente logró el sueño de ganar el Open de 1967, derrotando a Jack Nicklaus por dos golpes en Royal Liverpool. El de De Vicenzo fue el primer Major de un jugador de América Latina.

En total, 35 jugadores diferentes de Argentina han jugado en The Open, con una increíble cantidad de buenas actuaciones para un país que no está entre las potencias del golf y que desde un punto de vista de distancias no está cerca de ninguno de los campos de la rotación del Open. De esos jugadores, 11 de ellos han sumado 32 top 10, siendo Jurado el primero en marcar el camino.

Sin embargo, con todos los buenos antecedentes de la historia, el último top-10 de un argentino en The Open se produjo en 2007, cuando Andrés Romero terminó tercero en Carnoustie, siendo el último de los 13 top-3 que tienen los argentinos.

Emiliano Grillo buscará terminar esa racha cuando desde el próximo jueves busque inspirarse en la gran actuación de Antonio Cerdá en 1951, en el mismo campo de Royal Portrush.

The Open. Leaderboard on Line
Argentinos en el Open

Producción: PGA TOUR Latinoamérica
Fotos: Gentileza Asociación Argentina de Golf

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard