Home / Fairways y Tees / Mantenimiento y mejoramiento de tees

Mantenimiento y mejoramiento de tees

Por el Ing. Carlos Martínez Sarrasague

A. GENERALIDADES
En el manejo de las canchas de golf argentinas, en líneas generales (salvo contadas excepciones), se ha puesto el énfasis en mejorar greens y purificar fairways, y se han logrado progresos muy satisfactorios en estos aspectos.
Pero estamos notando que debido al aumento del número de jugadores y a la falta de un programa intensivo de trabajos, el estado promedio de los tees no está evolucionado tanto como los greens y fairways.

B. PROBLEMAS MAS COMUNES
Los problemas más frecuentes de los tees son:
1. Superficie reducida.
2. Materiales de construcción inadecuados.
3. Sombra.
4. Excesivas plataformas de juego.
5. Otros: arbustos, árboles, tráfico, etc.
Estos problemas son independientes del manejo, y se deben corregir, a fin de que un posterior trabajo de mantenimiento de sus frutos.

Las sugerencias para corregirlos son:

a) TAMAÑO: se debe prever una superficie útil de uso de 1 m2, cada 100 jugadores por año, en el caso de los tees de hoyos par 4 y 5 donde se salga con maderas.
En caso de los par 3 y de salidas con hierros, se deben duplicar esas superficies, es decir se necesita una superficie útil de 1 m2 cada 50 jugadores por año.
Si entendemos por superficie útil el espacio que permite que el jugador pueda pararse cómodamente para ejecutar un tiro de golf, la medición de los tees existentes permitirá comprobar cuan alejados están los tees actuales de nuestras canchas, de las medidas anteriormente mencionadas.
Por ello el paso más importante para mejorar tees, es su ampliación hasta lograr las dimensiones citadas.

b) CONSTRUCCION: Los materiales que deberían emplearse son similares a los de un green, a fin de asegurar drenaje, resistencia a compactación y un buen crecimiento del césped, que facilite la recuperación de las zonas usadas.
La mayoría de los tees en Argentina son de tierra y siendo esta de naturaleza arcillosa, se ven elevados grados de compactación que llegan a dificultar hasta el clavado del

c) SOMBRA: un césped que va a ser destinado a un uso intensivo como es el caso de los tees, requiere una abundante provisión de luz para asegurar su adecuada capacidad de uso y recuperación. Es bastante común encontrar junto a tees, árboles que son dañinos por el sombreado y por el efecto de competencia que generan con sus raíces. Algunos son imposibles de eliminar porque sirven de protección para el juego, pero entonces se deberán cortar las ramas de forma tal que la luz matinal pueda llegar al tee, y preveer el corte de raíces y la instalación de una barrera que asegure que no vuelvan a crecer invadiendo la base del tee.

d) PLATAFORMAS DE JUEGO: Implican un desperdicio de superficie útil, ya que un desnivel origina una franja donde no se para el jugador (ya sea por delante o por detrás del escalón), que resta hasta 2 m. del largo total aprovechable del tee por cada escalón existente. Esto en porcentaje de superficie útil es especialmente importante en tees chicos, por lo cual una medida práctica para mejorar la capacidad de tees pequeños, es eliminar la mayor cantidad posible de desniveles.

e) OTROS FACTORES: 1.- Son temas a tener en cuenta la invasión de arbustos plantados en los bordes de los tees, los que al crecer reducen el área útil, por lo cual la poda o la remoción son medidas a considerar en situaciones severas. 2.- También es importante el tráfico, jugadores que pasan de un hoyo al siguiente tee a veces transitan por encima de otros tees que se hallan en su camino, o también las máquinas de corte que circulan por encima del tee para trasladarse por el campo, son todas situaciones que se ven a menudo en los campos de golf. El encargado de cancha deberá cerrar y señalizar estas áreas a fin de ordenar la circulación de jugadores y máquinas. También es necesario a veces restringir el acceso de caddies con las bolsas a los tees, ya que aumentan el desgaste de los mismos. 3.- Otro aspecto importante que se suele ver, es que ciertos tees construidos junto a lomas de greens, reciben el agua que escurre por los taludes, por lo cual deberán preverse zanjas o drenajes para interceptar el agua de forma tal que no llegue a la plataforma de juego. Un drenaje francés construido en el empalme de loma de green con el tee suele ser solución para estos problemas, pasando desapercibido al crecer el césped, por lo cual no se ve afectada la parte estética.

C. CESPED A USAR Básicamente el césped a emplear debe ser uno que tenga alto nivel de resistencia al uso, y además una gran velocidad de recuperación para cubrir las zonas dañadas por el juego. En este sentido las bermudas híbridas son las que más se adaptan a estas exigencias, especialmente el Tifway (Tifton 419). También pueden usarse bermudas mejoradas (Cheyenne o similar). La única circunstancia en que estos céspedes no rinden adecuadamente es en casos de sombra, por lo que es fundamental la provisión de luz solar. En climas tropicales la utilización de Zoyzia híbrida (tipo la Esmeralda ampliamente usada en Brasil) tienen mayor adaptación a la sombra. En climas frescos la utilización de Festuca rubra también permite paliar este problema, en mezclas en las que se suelen incluir variedades de Poas y Agrostis.

D. MANEJO Deberían cuidarse como greens, pero además el manejo del tee consiste en respetar una serie de normas básicas: a) Adecuada fertilización: de Nitrógeno y Potasio especialmente, a fin de evitar un pobre desarrollo del césped. b) Un pequeño colchón: de aproximadamente 5 mm. es deseable para lograr una superficie firme y no excesivamente mullida. Por encima de estos niveles se deberá recurrir al uso de vertical para eliminar excesos (especialmente en primavera) y top dressings. c) Rotación frecuente de las posiciones de salida: esto es especialmente crítico durante los meses de invierno, pues el césped demora más en recuperarse e incluso hay que esperar que las siembras (realizadas al nivelar las partes gastadas) desarrollen. Una rotación posible es dividiendo el tee en 8 posiciones a las que se usa en forma rotativa, semanal. De esta manera se asegura que una posición tiene luego 7 semanas para recuperarse. Es un error poner siempre los tees adelante, o atrás. Se debe balancear de forma tal que en lo posible haya 6 tees con salidas adelante, 6 salidas al medio y 6 atrás. Esto naturalmente irá en correlación con las posiciones de bandera en los greens, a fin de mantener el largo de la cancha equilibrado. d) Reparación: Debe ser considerada tarea de rutina la nivelación de lo que se usó durante la semana anterior. El lunes o Martes deberá destinarse a tareas de tees, en forma ineludible. En épocas fuera de temporada deberán además hacerse tareas de nivelación mayor, parches, etc. e) Clausura: para ciertos torneos especiales, fundamentalmente en tees de par 3, se reserva con anteriodad la parte de atrás. Para evitar su utilización en prácticas previas, se recomienda el uso de alambre tejido fino, colocado sobre el suelo. f) Corte: de 2 a 4 veces semanales, en lo posible con máquinas de greens (o sino con lomeras pero evitando en lo posible hacerlo con máquinas de fairways), y con alturas que oscilan entre 5 y 10 mm. según época del año.

CALENDARIO DE MANEJO DE TEES

Este calendario se refiere a tees de canchas de la provincia de Buenos Aires, los cuales son usados especialmente en el período Marzo a Diciembre por lo cual deben ser resembrados. En el caso de canchas de verano esto no es necesario, rigiendo entonces para estas canchas, el requisito de que la mayor rotación de posición coincida con el mayor uso estacional. Octubre: – 1º aireación. Dressing con arena. – Corte 3 veces por semana a 6 mm. – Fertilizar dos veces con Nitrato de potasio (1 Kg./100 m2.). – Riego 2 veces por semana abundante. – Ampliación de tees. Noviembre: – Nivelar depresiones. – Fertilizar, cortar, y regar como en el mes anterior. se reemplaza nitrato por Urea). – Continuar ampliación de tees. Diciembre: – 2º aireación de tees. – Continuar con 3 fertilizaciones (2 Urea – 1 NPK). – Rellenar depresiones tarugos de aireación de greens. – Corte y riego 3 veces por semana. – Finalizar con ampliación de tees. – Comenzar plantación de partes ampliadas. Enero: – Finalizar plantación. – Seguir riego abundante y corte a 6 mm. 3 veces por semana. – 2 fertilizaciones por mes (1 Urea + 1 con Nitrato). Febrero: – 3º y última aireación y dressing. – Aplicar Kerb (principio de mes). – Elevar nivel de corte a 7 mm. – Fertilizar con NPK 1 vez y otra con Urea. Marzo: – Altura de corte a 9 mm. – Fertilización con NPK 2 veces. – Siembra a fin de mes con 10 kg./100 m2. de Rye grass perenne. – Comienzo de rotación semanal de partes usadas. Posteriormente,durante la temporada de juego, se deberán reparar semanalmente las partes usadas con top dressing, y semilla, nivelando las zonas gastadas. Abril a Agosto: – Nivelación zonas gastadas. – Se fertiliza 1 vez por mes con Nitrato de potasio 0,5 kg./100 m2. – Mantener ritmo de rotación frecuente. – Durante épocas de lluvia y bajas temperaturas considerar no usar durante la semana aquellos tees dañados (por sombra, tamaño,. etc.). – corte se mantiene en niveles de 7-8 mm. una vez bien arraigada la resiembra. Septiembre: – Uso de vertical suave para favorecer transición. – Bajar corte gradualmente hasta 6 mm. – Análisis de suelos para corregir posibles deficiencias de nutrientes y pH.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Rio Uruguay Seguros Callaway EZGO TORO Universal Assistance Rolex Enard