Home / Fairways y Tees / Mejoramiento de fairways

Mejoramiento de fairways

Por Ing. Agr. Alejandro Lavista LlanosEstudio Grama S.R.L.

A pedido de la Asociación Argentina de Golf hemos realizado un resumen sobre el mejoramiento de fairways. La experiencia técnica y práctica recogida a lo largo de 20 años de trabajo por nuestro equipo técnico. en las diversas situaciones existentes en el país, nos permite asegurar que llevando a cabo sencillas practicas aquí descriptas el grado de respuesta inicial es asombroso. A partir de la obtención de este buen nivel y para alcanzar la excelencia final, se debe continuar trabajando arduamente y los resultados serán más lentos en manifestarse, pero siempre satisfactorios. Esperando que sea de la mayor utilidad posible para todos aquellos que sueñan con optimizar las condiciones del juego en sus canchas, nos complacemos de realizar para resumen para que sea publicado en el Boletín de la Asociación Argentina de Golf, a quién asistimos profesionalmente desde hace tanto tiempo.

La gran diversidad de situaciones existentes debido a diferentes climas, suelos, especies de césped y malezas, uso, medios económicos con que se cuenta, infraestructura de equipos, etc., hace que debamos enfocar problemas y soluciones generales que cubran a la mayoría de los casos. La idea básica será la de formar criterios y no dar recetas, ya que quien tiene un criterio bien formado, enfoca debidamente los problemas, y puede encontrar una solución adecuada, o saber dónde o a quién consultar para resolverlos. Cuando se dan recetas tipo cocina”, se corren serios riesgos de que estas sean aplicadas incorrectamente.

Ante cualquier fairway que se pretende mejorar, caben platear estas cuatro etapas antes de comenzar a trabajar:

a.- Conocimiento de la situación de la que se parte (descripción exhaustiva).
b.- Determinación de las causas de problemas y las soluciones generales y particulares.
c.- Objetivos y plazos para lograrlos. Razonables y adecuados para cada situación.
d.- Descripción de las tareas a realizar, con amplia información de los métodos y épocas para aplicarlos.

A continuación se ejemplifican las cuatro etapas. a.-Descripción de la situación actual:

El llenado de una guía como la que sigue facilita la tarea.

1.- Relieve del terreno: – Macrorelieve: Si es posible con planos indicativos de los niveles, erosiones, zonas más problemáticas, lomas pronunciadas, retenciones de agua, etc. – Microrelieve: Ondulaciones, huellas, divots, pequeñas retenciones de agua, lomos que molesten al corte, etc.

2.- Suelos: Análisis químico y físico de laboratorio acreditado. Realizar calicata y observar ene l subsuelo capas impermeables, rocosas, afloramiento de napas de agua, etc. observar si existen variaciones de suelos a lo largo del/los fairways.

3.- Césped existente: – Especie principal y secundarias. Con nombres comunes y si es posible científicos. – Pureza de cada una de ellas, sectorial y total. – Cobertura del terreno o densidad de cada especie. Si está en estado de expansión o retroceso. – Estado general, sanitario y nutricional.

4.- Malezas: Gramíneas: (pastos) perennes y anuales (invernales y estivales). Latifoliadas: perennes y anuales (invernales y estivales). Hacer: descripción de especies principales y secundarias, con datos sobre cobertura, dominancia del césped, nombres científicos y comunes, importancia en la zona, etc.

5.- Plagas: Descripción con igual intensidad que en malezas, especialmente los insectos de suelo y lombrices.

6.- Riego: – Descripción de equipos existentes, con datos reales y completos, inclusive planos. . Bombas: caudales presiones, boca de salida, potencia, etc.. . Cañerías: diámetro, material, estado, ramales. . Válvulas de conexión y/o aspersores. Tipo, marca, ubicación, alcance, etc.. – Análisis de aguas para riego.

7.- Maquinarias: Enumeración de todo el equipo existente para el mantenimiento y el estado de funcionamiento, talleres y comodidades de trabajo.

8.- Otros datos sobre: – Asoleamiento, sombras, encierro por arboledas. – Raíces de arboledas. – Clima reinante, reparos contra vientos. – Tratamientos anteriores con fertilizantes, herbicidas, insecticidas y sus resultados.

b.- Determinación de las causas y soluciones generales:

Comentarios de cuáles son los problemas principales del mal estado y las causas que los generan (si es que se las ubica) y discusión de los mismos con el asesor agronómico hasta determinarlas perfectamente, para así poder actuar en consecuencia. Determinados ambos, se los debe ordenas por prioridades y así poder definir el plan de mejoramiento. A continuación estudiar debidamente las soluciones parciales y totales de cada uno de los problemas y se deberán evaluar los costos y revisar los medios con que se cuenta para realizarlas, no sólo de dinero, sino también en personal, e inclusive la posibilidad de conseguir las maquinarias y los insumos necesarios para realizarlas. Se deben estudiar las interferencias que provocan con el juego, según épocas de aplicación y uso. en algunos casos es necesario ser prudente y no drástico en las medidas a tomar, realizando el mejoramiento en etapas. Cualquier solución que se adopte debe estar probada. No deben implementarse técnicas nuevas en superficies grandes, sin hacer pruebas primero; la experiencia propia es valiosísima. No está demás insistir en que el uso de consultores con conocimiento teórico-práctico, es la mejor manera de evitar costosos errores. c.-Objetivos y plazos para su logro: Teniendo un perfecto conocimiento de la situación existente, de los problemas y de las soluciones con sus distintas alternativas y los costos, es necesario fijar los objetivos y los pasos para lograrlos. Estos plazos deben ser razonables y muy ligados a los medios con que se cuenta; pues no se deben crear expectativas difíciles de cumplir.

En todos los casos, los resultados que se obtengan dependen de:_ – Un plan técnicamente controlado – Una correcta y oportuna provisión de insumos – Una correcta y oportuna ejecución de tareas – Uso adecuado. d. Tareas a realizar: Se hará una descripción somera de todas las posibles prácticas a implementar para el mejoramiento de fairways. 1. Manejo del agua 1.1. Drenajes Como principio básico no deben existir retenciones de agua en zonas de juego: tees, fairways, greens y eventualmente en roughs Básicamente hay dos maneras de evacuarlas: a) infiltración a través del suelo hacia napas inferiores b) escurrimiento superficial hacia reservorios o conductos de agua (canales, acequias, etc.). Una combinación de ambos es la captación en el subsuelo de infiltraciones ocurridas en el terreno y su conducción por cañerías hacia pozos drenantes o canales de evacuación. . Mejoramiento de la infiltración: – Aereados para descompactación. – Aireación profunda (Verti-Drain). – Rotura de capas impermeables (ej.: pisos de arado). – Aumentar infiltración por adición de arena y materia orgánica. . Conducción de aguas superficiales. – Inclinación del terreno y buena nivelación. – Conducción por badenes superficiales. – Conducción por cañerías. . Combinación de infiltración y conducción de aguas – Drenajes franceses: zanjas de grava, con cañerías captadoras o de grava solamente, conductos de plástico y fibra geotextil.

1.2. Riego Es una formidable herramienta de mejoramiento, no sólo para la compensación o incremento de las lluvias, sino como vehículo para la distribución o incorporación de agroquímicos. Se menciona sólo el riego por aspersión, ya que el de lámina de agua sería muy difícil de implementar en golf. Debe planificarse perfectamente y con personas idóneas, preferiblemente profesionales, estudiando: – Calidad y cantidad de aguas. – Captación de la misma. – Presurización. – Conducción. – Distribución en el terreno. – Pluviometría e infiltración. – Sistemas de control y seguridad.

2.Especies de Césped Se deberá estudiar muy detalladamente que hacer, si promover la especie existente o introducir especies y/o variedades nuevas. – Manejar un paquete de técnicas para mejorar la especie nativa (ejemplo: gramilla común). – Introducir en la carpeta existente nuevas variedades de la misma especie pero mejoradas. Siembra de gramillas nuevas (Cheyene ó Sahra). – Introducción de híbridos de gramilla como Tifway. – Sobresiembra de especies temporarias como es el Rye grass o Poa pratensis.

3. Malezas El control de las mismas se produce por combinación de prácticas, no por soluciones aisladas; como idea general, se tratan de combinar: – Medidas de mejoramiento del césped deseado para desplazarlas por competencia. – Medidas mecánicas, fundamentalmente el corte adecuado en frecuencia y altura. – Extracciones individuales cuando la cantidad lo justifica. – Aplicación de herbicidas. Se usan combinaciones de productos con dosis y técnicas muy cuidadas. . Control de latifoliadas estivales e invernales. . Control de gramíneas estivales e invernales. . Controles totales por defoliación o con sistémicos. . Controles de preemergencia. En todos estos casos se deben respetar estrictamente los principios activos,su concentración, la dosis recomendadas y las mezclas permitidas; los coadyuvantes, etc. Finalmente las correctas prácticas de aplicación son la base al éxito.

4. Suelos Se pueden mejorar mecánica, física y químicamente. . Medios mecánicos: – Aereados de descompactación en épocas de pleno crecimiento. – Slicer (para realizar incisiones) en cualquier momento del ciclo. . Medios físicos – Desplazamiento de pequeñas retenciones de agua mediante rellenos. – Adición de materiales mejoradores como arena fina y/o orgánicos. – Arreglo permanente de divots con arena fina o arena con un porcentaje de suelo (20-30%). . Medios químicos Se debe mantener una buena relación entre los tres elementos principales, Nitrógeno, Fósforo y Potasio, para lo cual y en base a los análisis se determinarán las aplicaciones de los distintos fertilizantes químicos.

5. Corte El mismo está estrechamente relacionado con las especies usadas, la maquinaria existente, la época de juego, e inclusive con las exigencias de torneos. Es quizas la práctica más importante de todas las que se realizan a un fairway, ya que es la que define la posibilidad de jugar o no. – Máquinas: Es de fundamental importancia usar sistemas de corte helicoidal y sólo como excepción sistemas rotativos. – Alturas: Son variables según época, especie y exigencias del momento, pero no pueden sobrepasar los 20-22 mm. como máximo y 11-15 mm. como normal. – Frecuencia: Desde 1 vez c/15-20 días en épocas de dormición hasta diaria en torneos muy exigentes. – Contorneado: Una manera de reducir costos, dificultar y hacer más interesante el juego es el contorneado de los fairways. Significa mantener como tales a las áreas comprendidas entre los 100 m a partir del tee y el green, ensanchándola en la áreas de aterrizaje de pelotas. El resto del hoyo se mantiene como rough o pre-rough, con diferentes intensidades de manejo. – Corte Vertical: Es una práctica poco usada en fairways, pero tan útil como en los greens. Se la debe emplear en momentos de transición y de activo crecimiento.

6. Insectos y plagas Es uno de los principales y más difíciles problemas a resolver, ya que dada la superficie (20 a 30 Ha. en 18 hoyos) se trata de costos muy elevados. Las principales plagas son los gusanos blancos, grillos topos, las lombrices en algunas ocasiones. Su erradicación total no es fácil, se debe revisar el daño que producen con un criterio golfístico y ecológico. La mayoría de los controles con agroquímicios deben realizarse aplicando e incorporando los productos con agua de lluvia o riego por aspersión, como vehículo. Otros problemas como insectos aéreos, son más fáciles y económicos de resolver.

7. Enfermedades (principalmente fúnguicas) Si bien son muy comunes, salvo excepciones, su control es casi imposible de realizar, pues se trata de costos elevadísimos. Se conocen muchas enfermedades (las mismas que para greens) y su mejor control es mantener el pasto bien saludable y agresivo.

8. Maquinaria No es suficiente el poseerla, sino es básico su correcto uso y mantenimiento. . Tractores . Cortadoras helicoidales 5 ó 7 cuerpos. . Pulverizadora de barra. . Lomeras manuales y triples. . Fertilizadora centrífuga. . Acoplados. . Aereadora. . Cortadora vertical. . Slicer. . Bordeadoras. . Rastras de alambre o metálicas. . Cortadoras de rough y rotativas. . Esmerilador de cuerpos de corte. . Barrehojas. . Juntapasto. . Rolos de compactación.

9. Limpieza de hojas No sólo es necesario recolectarlas porque interfieren en el juego, sino por el daño de sombreado que provocan. Debe realizarse por lo menos semanalmente en otoño (árboles caducos). El residuo de cortes manuales (resaca) que es arrastrado por las lluvias formando cordones, debe ser borrado cada vez que se forma.

10. Varios Problemas puntuales como son salinidad, grados de acidez o alcalinidad, afloramientos rocosos o de napas de agua, inundaciones, etc. son pocos comunes y se deben resolver puntualmente. Conclusión final Como puede apreciarse, existen muchas prácticas que correctamente combinadas y aplicadas pueden promover el mejoramiento de un fairway. Lo que se pretende es que se defina claramente el punto de partida, saber cuales son los problemas a enfrentar y tener la convicción de que con el trabajo continuado y con paciencia, la obtención de buenos fairways, con el consiguiente placer para jugadores y satisfacción para los encargados de cancha, será el resultado inevitable y el premio de tanto esfuerzo

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Rio Uruguay Seguros Callaway EZGO TORO Universal Assistance Rolex Enard