Sports - AAG Asociación Argentina de Golf

Musgo

La invasión del musgo en los greens de las canchas de golf se ha convertido en un creciente problema a través de EEUU en los últimos 10 años.

El entretejido del musgo en los putting greens ha progresado de ser un problema regional unas décadas atrás en los greens de Agrostis con base arenosa, a un difundido problema en los greens de Agrostis con diferentes suelos. Como resultado de esto se han conducido investigaciones en varios sitios del país y se han identificado algunos métodos de control y las probables causas de la invasión del musgo.

¿DE DONDE VIENE?

El Musgo Plateado (Bryum argenteum) que invade los greens es una planta primitiva adaptada a una serie de climas en el mundo.

El musgo no es una planta vascular y requiere estar en contacto libremente con el agua para establecerse. Sin embargo puede tolerar una deshidratación del 80% lo cual hace que sea extremadamente adaptable y competitivo en los greens.

Se reproduce sexualmente vía esporos que son diseminados a gran distancia por el viento.

También se reproduce asexualmente por fragmentos, que es como probablemente ocurre en los greens. El agua, el viento, los equipos de mantenimiento o las suelas de los zapatos los distribuyen con eficacia.

Los estudiosos del tema creen que su difusión se incrementó al haber dejado de usar funguicidas mercuriales y quizás a un cambio en la formulación de los pesticidas.

Una explicación más probable es la reducción continua en la altura de corte así como en la insuficiente fertilización nitrogenada del putting green en el intento por producir mayor velocidad. Estos dos factores reducen la competencia del pasto y dan más posibilidades a la invasión del musgo.

El incremento en dicha invasión se ha producido desde algunas zonas determinadas del país hasta las mas dispersas, tanto en greens de Agrostis con base arenosa, como en Agrostis con Poa annua y en diversos tipos de suelo.

La arena retiene menos agua y nutrientes que el suelo y los Agrostis cortados a baja altura (3mm) tienen menos densidad de tallos que los biotipos de Poa perenne.

La invasión de Musgo en collares, tees y fairways (de Agrostis) está indocumentada.

Se ha probado con infinidad de productos para su control, incluyendo algunos como jabón liquido, ácidos grasos, bicarbonato de sodio, enjuagues bucales, varios metales, funguicidas, herbicidas, peróxidos, combinaciones de estos productos y vaya a saber cuales más. Afortunadamente una investigación controlada ha dado algunos resultados positivos.

LLAMADOS…HEAVY METALS!

En el pasado los funguicidas con metales pesados mantenían controlado el musgo en los greens. Por buenas razones estos productos no se siguen usando en la industria del césped.

Weber y McAvoy demostraron el efectivo control del musgo con Nitrato de plata por medio de la destrucción electrolítica de la clorofila, donde el ion metal oxida al Ion Magnesio de la molécula de clorofila. Ningún pesticida a base de Nitrato de plata ha sido registrado para su uso en el césped de golf.

El Sulfato de hierro, esta sobradamente reconocido como una viable herramienta de control, aunque son necesarias altas y repetidas dosis para producir un buen resultado.

Repetidas aplicaciones de altas dosis con gran volumen de agua demostraron ser efectivas para la erradicación del musgo en varias canchas del Oeste de los Estados Unidos. Algunos investigadores se han cuestionado las consecuencias a largo plazo de aplicar este programa.

Funguicida en base de Hidróxido de Cobre han demostrado ser efectivos en la supresión del musgo en experiencias realizadas en las Universidades de Oregon, Cornell y Pensilvania.

Los mejores resultados se obtuvieron con 4 a 6 aplicaciones de funguicidas de Hidróxido de cobre en el otoño a intervalos semanales.

El control de pH del agua es crítico y los aditivos son necesarios para asegurar que el agua en el tanque se encuentre en el rango de pH 5 a 6,5 antes de adicionar el Hidróxido de cobre.

Las repetidas aplicaciones de cobre pueden inhibir el metabolismo del hierro en la planta y derivar en problemas de toxicidad en el suelo. Observaciones en la región de las montañas Rocallosas de Estados Unidos indican que el Hidróxido de Cobre puede efectivamente controlar el musgo, pero no ha sido ampliamente usado aún.

OTROS “……..CIDAS” PARA CONTROL

La investigación ha descubierto que otros funguicidas (Clorothalonil) y un herbicida (Carfentrazone) pueden proveer un control selectivo del musgo en greens.

Los resultados indican que la aplicación secuencial de Clorothalonil puede producir un buen control del musgo sin provocar fitotoxicidad cuando las temperaturas durante el día están por encima de los 27 ° C. Mientras el uso de este producto con temperaturas frescas resulta en un control de limitada eficacia. De modo que incluyéndolo en el programa de manejo de enfermedades se logrará la supresión del musgo.

Deben tenerse en cuenta las limitaciones del marbete sobre uso anual en greens del Clorothalonil.

Carfentrazone (Quick silver, FMC corp, Philadelphia) ha sido registrado recientemente en el tratamiento del musgo en los putting greens, sus experiencias resultaron en un control de bueno a excelente.

Aparentemente Carfentrazone ofrece un buen control del musgo en un amplio rango de temperaturas que oscilan entre los 12 y los 27 °C. Dos ó tres aplicaciones separadas 7 a 14 días como indica la etiqueta con 900 litros de agua/ ha, con surfactante no iónico a razón de 0,25% volumen / volumen ha arrojado los mejores resultados.

Como el musgo no tiene raíces ni tejidos vasculares y tiene una biomasa superficial extremadamente alta en relación con el volumen, la pulverización y el uso del surfactante son importantes para alcanzar su máxima cobertura, absorción del producto y control. Hasta la fecha el Carfentrazone ha provisto el mejor control selectivo de musgo en los putting greens en el Oeste de los Estados Unidos.

OTRAS OPCIONES

Como mencionamos previamente se evaluaron muchas y diversas substancias para el control del musgo en las canchas.

Investigadores en Illinois demostraron que el bicarbonato de sodio, en aplicaciones puntuales en una solución de 180 gr. en 4 litros de agua es capaz de proveer control a lo largo de la temporada aunque probablemente el uso del bicarbonato conllevará significativos daños al césped. Asimismo, la aplicación de este producto en forma general podría ser dificultosa y el tratamiento puntual con cualquier producto raramente otorga un control aceptable del musgo.

Cuando se realiza un minucioso análisis del césped se verá que hay una invasión mayor que la estimada por sus colonias visibles. El bicarbonato de sodio no está registrado como pesticida

El uso de Dawn Ultra Lavaplatos líquido ha provisto un control variable del musgo en la cancha, sin embargo investigaciones en la Universidad de Pensilvania fueron incapaces de demostrar que su control fuera efectivo. Observaciones a campo indican que aplicaciones puntuales a razón de 120 cm3 de Dawn Ultra en 4 litros de agua parecen producir mejor desecación del musgo que las aplicaciones totales. Una vez mas, este producto tampoco esta registrado como pesticida.

El carbonato de sodio peroxihidrato (Terracyte, Biosafe Systems, Glastonsbury, Conn.) es comúnmente comercializado para controlar el musgo plateado en los campos de golf. Las observaciones muestran desde pobre a excelentes resultados.

Este producto usa dolomita como vehículo de aplicación y puede ser dificultoso de aplicar con precisión.

Con altas temperaturas y humedad, puede provocar daños en Poa y Agrostis, especialmente si se aplica en días consecutivos. En la Universidad de Pensilvania, de 4 a 5 aplicaciones de Terracyte de 4 kg. / 100 m2., cada 2 semanas dieron buenos resultados pero no erradicaron el musgo.

Como en los productos cúpricos, en la Universidad de Cornell los investigadores obtuvieron mejor control en el otoño que en primavera. Ellos postularon que esto sería porque, o bien el musgo es mas susceptible al control, o tiene menor capacidad de recuperación en el otoño. También se observó que un riego ligero inmediatamente antes y después de una aplicación de 4 kg/ 100 m2 de Terracyte con distribuidora por gravedad daba los mejores resultados. El tratamiento puntual no provee un control aceptable.

CULTIVANDO EL CONTROL DE MUSGO

Ajustar el programa de manejo es la verdadera llave para lograr el control del musgo a largo plazo.

Sin duda, el corte bajo y la baja fertilización son las causas primarias de la invasión del musgo. Lomas, cornisas y otras áreas promotoras del scalping (raspado, pelado) son las zonas típicas que sufren las primeras invasiones del musgo. Incrementar la altura de corte y aumentar la fertilización cuando se están aplicando productos para el control selectivo del musgo conducirá al éxito en el mismo.

Usar el rolo o practicar el doble corte para alcanzar la velocidad deseada del green en vez de cortar muy bajo.

Las observaciones demuestran la ausencia o reducción de la infección cuando el nitrógeno usado es del orden de 200 a 250 gr. de N2 /100 m2 por mes de crecimiento activo.

Como el musgo necesita estar en contacto con agua para establecerse, incluso microscópicas capas en la parte superior del perfil son suficientes para “colgar” agua y favorecer el musgo. Controlar la materia orgánica del nivel superior del suelo, con aireación y top dressing es esencial para un buen control del musgo.

Otros factores que afectan el vigor del césped como el ambiente de crecimiento (microclima) por proximidad de árboles, la práctica de irrigación, tráfico, drenaje, deberían ser evaluados si se hace evidente que la invasión del musgo constituye un grave problema.

Menores cantidades de musgo pueden convertirse rápidamente en un problema mayor si no son chequeados a tiempo; entonces, revea e implemente una completa estrategia de control tempranamente.

Finalmente el mejor concejo para combatir el musgo es evaluar todos los factores y hacer crecer el pasto no el musgo.

Título original “Of Moss and Men”

Publicado en USGA Green Section RECORD – Julio/Agosto de 2007. Por Matt Nelson.

Traducción Ing. Alejandro Lavista Llanos

Compartir: