Home / Diseño, Construcción y Preparación de Canchas / Normas USGA para la construcción de Putting Greens

Normas USGA para la construcción de Putting Greens

USGA GREEN SECTION RECORD – Marzo-Abril 1993 – Traducido y publicado por la Asociación Argentina de Superintendentes de Golf (AASG)

Dada la gran importancia que tiene la correcta construcción de los greens para lograr un buen desarrollo del césped, disminuir los costos de mantenimiento y lograr óptimas superficies de juego, creemos conveniente publicar la revisión realizada en el año 1993 a las normas de la USGA para la construcción de greens.

El método de construcción de greens fue desarrollado originalmente por la USGA hace ya casi cuarenta años y lo consideramos el más consistente de la actualidad. El mismo se lleva a cabo en siete etapas, las que se detallan a continuación.

Etapa 1: El subsuelo
Se recomienda que el tamaño del cajón a donde se va a construir un nuevo green tenga una superficie mayor a la del green terminado, para que de esta manera podamos realizar un collar de 1 metro de ancho alrededor del green con las mismas características de suelo que el putting green.

Las formas del subsuelo deben ser exactamente iguales a las formas que va a tener la superficie del green una vez terminado. El subsuelo debe ser establecido aproximadamente a 40 cm por debajo del nivel final del green, si se va a utilizar la capa intermedia de arena gruesa (Ver Etapa 3) este subsuelo debe ser establecido a los 45 a 50 cm por debajo del nivel final del green. El piso de este cajón debe estar totalmente compactado para evitar posteriores asentamientos y todos aquellos sectores de depresión que acumulen agua deben ser eliminados.

Si el material del piso de este subsuelo es inestable como puede ser la arcilla expandida, arena, o suelo suelto, se pude usar una barrera de geotextil entre el piso y la capa de grava. La instalación de esta barrera se detallará en la Etapa 2.

Etapa 2: Drenaje
El drenaje subterráneo es requerido en las normas USGA. El diseño de este drenaje debe ser tal que el caño de la línea principal, con un diámetro mínimo de 100 mm (4 pulgadas), esté colocado a lo largo de la línea con máxima caída. Las líneas laterales de 100 mm (4 pulgadas) deben correr cruzando la caída del subsuelo, permitiendo un drenaje natural hacia la línea principal. La distancia entre cada una de las líneas laterales no debe ser mayor a los 5 metros (15 pies), y deben extenderse hasta el perímetro del cajón. Se debe colocar un codo de 90º y un caño vertical al final de cada una de estas líneas. Este caño va a ser cortado a nivel de la superficie y cerrado con una tapa ciega.

Este trabajo se realiza para poder lavar periódicamente los caños, de manera de poder constatar si existe alguna obstrucción. En el punto más bajo del green, adyacente a la salida de la línea principal, se debe colocar una línea de caños copiando el perímetro del green hasta el lugar donde aparece la primera línea lateral. Esta línea va a facilitar el drenaje del agua que se acumula en la parte baja de la zona a drenar.

La salida del drenaje debe estar en una laguna, zanja, badén o zonas alejadas del juego. Esta salida debería ser a cielo abierto para poder verificar que el drenaje funciona en forma correcta constantemente.

El material de los caños es conveniente que sea PVC o Plástico Corrugado, de no haber disponibilidad de ese material los caños de fibro-cemento son aceptables.
Las zanjas donde se van a colocar los drenajes deben ser de 15 cm (6 Pulgadas) de ancho y un mínimo de 20 cm (8 pulgadas) de profundidad. Estas zanjas deben estar correctamente cortadas en el subsuelo compactado de manera tal que las líneas de drenaje tengan un caída uniforme. Todo resto suelto de material y tierra debe ser sacado de las zanjas. El piso de la misma debe ser suave y limpio. Si se va a instalar un geotextil debido a la inestabilidad del suelo, este es el momento para hacerlo, bajo ninguna circunstancia esta barrera debe cubrir las zanjas de drenaje.

Una cama de grava clasificada (ver Etapa 3 para las especificaciones) debe ser colocada en la base de las zanjas con un espesor mínimo de 2,5 cm (1 pulgada). Puede ser más alta para asegurar la caída positiva a lo largo de los caños de drenaje. Si se desea reducir costos se puede utilizar en las zanjas exclusivamente canto rodado cuya medida mínima sea de 6,5 mm (1/4 de pulgada) y la máxima no supere los 25 mm (1 pulgada).

Los caños deben ser perforados sólo en la mitad de su circunferencia con agujeros de un diámetro no mayor de 6,5 mm (1/4 de Pulgada), luego deben ser colocados sobre la cama de grava asegurándose una caída mínima del 0,5 %. Los agujeros del caño deben estar puestos hacia abajo. Posteriormente se completa el llenado de las zanjas, tomando la precaución de no alterar la caída de los caños.

Etapa 3: Capas de Grava e intermedias
Antes de iniciar el llenado del cajón con la grava se deben colocar estacas con marcas de los diferentes espesores de cada capa, formando una cuadrícula de 4 metros x 4 metros en el fondo del mismo.

Las marcas a realizar en estas estacas deben ser medidas a partir del suelo virgen, la primera va a ser a los 10 cm (4 pulgadas) la que nos va a marcar el espesor de la cama de grava, la segunda se la debe hacer a los 5 cm (2 Pulgadas) de la marca anterior, la que nos va a marcar la altura de la capa intermedia de arena gruesa (si es que se la va a utilizar) y la tercera va ser hecha, como mínimo, a los 30 cm (12 pulgadas) de la marca anterior y es lo que nos va a definir el alto de la zona radicular modificada propiamente dicha. Estas estacas se van a mantener en su lugar hasta que se haya finalizado la construcción del green y sólo deben ser retiradas para darle la forma final.

Una vez colocadas las estacas, todo el piso del cajón debe ser cubierto con una capa uniforme de grava lavada o piedra partida de un espesor de 10 cm (4 pulgadas) copiando lo que va a ser la forma final. La tolerancia que se permite en esta capa es de + ó – 2,5 cm (1 pulgada).

Cualquier otro tipo de material que no sea grava o piedra partida lavada de las medidas detalladas en las especificaciones no es aceptable y el utilizarlo implica salirse de las normas USGA.

La necesidad de una capa intermedia de arena gruesa (tipo Oriental) está basada en la distribución de las partículas de la zona radicular modificada en relación con la medida de la grava utilizada. Cuando se utiliza la grava cuya granulometría es la que corresponde (ver Tablas 1 y 2), la capa intermedia de arena gruesa no es necesaria. Si no se consigue la grava de la granulometría correspondiente, se debe utilizar la capa intermedia de arena gruesa.

A. Selección y Ubicación de los Materiales Cuando Se Utiliza la Capa Intermedia.
La Tabla 1 describe los requerimientos con respecto al tamaño de partícula de la grava y de la capa intermedia de arena gruesa cuando esta última se va a utilizar.

La capa intermedia debe ser colocada en forma uniforme sobre la grava, con una espesor que puede variar entre 5 cm (2 pulgadas) y 10 cm (4 pulgadas), pero una vez decidido el espesor (P.ej: 7,5 cm), éste debe ser uniforme en todos los sectores, lo ideal es que la misma tenga un espesor de 5 cm (2 pulgadas). De esta manera se va a mantener el contorno y la forma de la superficie final del green.

B. Selección de la Grava Cuando NO se Utiliza la Capa Intermedia.
Si se puede conseguir la grava adecuada (Ver Tabla 2), la capa intermedia de arena gruesa puede no ser incluida en la construcción del green. En algunos casos, esto puede ahorrar una considerable cantidad de tiempo y dinero.

La selección de esta grava esta basada en el tamaño de las partículas del material que se va a utilizar en la zona radicular modificada. El arquitecto y/o el Superintendente deben trabajar en conjunto con un laboratorio de análisis de suelo en forma constante para seleccionar la grava apropiada.

Se pueden utilizar cualquiera de los siguientes métodos:
1. Se envían muestras de las diferentes gravas que se consiguen, junto con el material que se va a utilizar en la zona radicular modificada. Como una guía general, se debe seleccionar la grava que esté en un rango de entre 2 mm y 6 mm de diámetro. El laboratorio primero determina cuál es la mejor mezcla para la zona radicular modificada, y después analiza las muestras de grava para determinar si alguna cumple con los requisitos solicitados en la Tabla 2.
2. Enviar al laboratorio los componentes de la zona radicular modificada y solicitarles una descripción, basada en los materiales analizados, del tamaño de las partículas requeridas en la grava. Luego se debe utilizar esa descripción para conseguir el material buscado. Una vez encontrado, se lo envía al laboratorio para su confirmación.
La grava que cumpla con los requerimientos descriptos no necesita la capa intermedia de arena gruesa. No es necesario entender en detalle estas recomendaciones; el secreto es trabajar en conjunto con el laboratorio para la selección de esta grava. Es imperativo respetar en su totalidad estas normas; dejar de lado alguna de ellas nos va a dar como resultado un green con graves e insolubles problemas constructivos.

Estos criterios están basados en principios de ingeniería que relacionan el 15% de las partes más grandes de la zona radicular creando un puente con el 15% de las partes más pequeñas de la grava. Esta relación crea pequeñas bolsas de aire que previenen la migración de las partículas de la zona radicular hacia la grava, lo que hace que se mantenga una adecuada permeabilidad. El D85 (zona radicular) es definido como el diámetro de la partículas debajo del cual el 85% de las partículas del suelo (por peso) son más pequeñas. El D15 (grava) es definido como el diámetro de las partículas debajo del cual el 15% de las partículas de la grava (por peso) son más pequeñas.

* Para que el puente sea creado, el D15 (grava) debe ser menor o igual a cinco veces el D85 (zona radicular).
* Para mantener la adecuada permeabilidad en la interfase de la zona radicular con la grava, el D15 (grava) debe ser mayor o igual a 5 veces el D15 (zona radicular).
* La grava deberá tener un coeficiente de uniformidad (grava D90/Grava D15) que sea menor o igual a 2,5.
Más aún, cualquier grava seleccionada debe pasar en su totalidad por una malla de 12 mm (1/2 pulgada) y no más del 10% debe pasar por una malla 10 (2 mm), inclusive no más del 5% debe pasar por una malla 18 (1 mm).

Etapa 4: La Zona Radicular Modificada
Selección de la Arena: La arena utilizada en una Zona Radicular Modificada (ZRM) conforme a las normas USGA deberá ser seleccionada de manera tal que le distribución final de la ZRM sea la que se describe en la Tabla 3.
Selección de suelos: Si se usan suelos en la ZRM, deberán contener un mínimo de arena del 60%, y un contenido de arcillas de entre el 5% y el 20%. La distribución final de las partículas de la mezcla suelo/arena/turba deberá conformar las recomendaciones expuestas y lograr las propiedades descriptas con anterioridad.
Selección de materias orgánicas:
Turbas: La materia orgánica comúnmente usada es la turba. Si ésta es la selección realizada, deberá contener un mínimo de materia orgánica del 85% por peso, determinado por pérdida en ignición (ASTM D 2974-87 Método D.).
Otras fuentes de materia orgánica: Fuentes de materia orgánica como la cáscara de arroz, corteza de árbol molida, aserrín u otro desecho orgánico son aceptables si en su proceso de descomposición ya han pasado por el estado termofílico y han llegado a la fase de estabilización mesofílica, y si tienen la aprobación del laboratorio de análisis físico del suelo. Estos compost deben haber sido preparados con una anterioridad de, por lo menos, un año a su uso. Más aún, la mezcla de la ZRM con compost de materia orgánica debe cumplir con las propiedades físicas descriptas en estas recomendaciones.

Los compost pueden variar no sólo por el origen, sino que varían de un lote a otro del mismo tipo de materia orgánica. Todo compost que no haya sido probado debe mostrar que no es fitotóxico, para ello se deben realizar pruebas tanto sobre Agrostis como sobre Bermuda.

Materias inorgánicas y otros componentes: Materias inorgánicas que no sean arena, poliacrílicos, etc. no están recomendados para la utilización en las normas USGA de construcción.
Propiedades físicas de la ZRM: La ZRM deberá tener las propiedades descriptas en la Tabla 4, de acuerdo a estudios de la USGA (propuestas como ASTM standards).
Bajo el título de Conductividad de la Saturación en la Tabla 4, el rango normal se refiere a circunstancias donde las condiciones normales para el desarrollo del césped deseado prevalecen. Rango acelerado se refiere a las condiciones donde la calidad del agua es pobre o donde céspedes de clima frío han sido implantados fuera de época y/o en zonas afectadas por tormentas de polvo. También se debe tomar en consideración si en la zona, las grandes lluvias son un fenómeno común.

Consideraciones acerca de la ZRM:
ES ABSOLUTAMENTE ESENCIAL MEZCLAR LOS COMPONENTES DE LA ZRM EN UN LUGAR ESPECÍFICAMENTE DESTINADO A TAL FIN Y NO DENTRO DEL GREEN. No existe ningún tipo de justificación para realizarlo de otra manera ya que la mezcla debe ser totalmente homogénea. De ser posible, lo mejor es mezclar sobre grandes playones de asfalto o concreto.

Se debe tener sumo cuidado en no secar demasiado la turba, esto puede influenciar la perfomance de la mezcla una vez colocada. La turba debe estar húmeda al momento de ser mezclada de manera de asegurar una mezcla uniforme, minimizando la separación de la turba y la arena.

Los fertilizantes deben ser mezclados junto con la ZRM. Fósforo y Potasio deben incorporarse basados en los análisis. De no realizar este tipo de análisis, se debe mezclar 350 gr. de un fertilizante formulado en base 0-20-10 o equivalente por cada metro cúbico de mezcla.

SE RECOMIENDA EN FORMA ENFÁTICA UN MINUCIOSO PROGRAMA DE CONTROL DE CALIDAD DURANTE LA CONSTRUCCIÓN DEL GREEN. Se deben hacer arreglos con un laboratorio de análisis de suelo para crear una rutina de control de materiales a medida que estos van arribando a la zona de construcción. Es imperativo mantener la consistencia de los materiales y que estos conformen las presentes recomendaciones aprobadas por el laboratorio en todos sus aspectos. Algunos análisis pueden ser llevados a cabo en el mismo lugar de construcción con el equipo adecuado, inclusive la distribución de las partículas de la arena.

Etapa 5: Colocación de la ZRM, Alisado y Afirmado del Green
La mezcla debe ser colocada dentro del cajón del green y compactada hasta llegar a una altura uniforme de 30 – 35 cm (12 – 14 pulgadas) con una tolerancia de +ó- 1,5 cm (1/2 pulgada). Se debe tener la seguridad de que la mezcla tenga un cierto grado de humedad cuando se la desparrama para evitar que emigre hacia la capa de grava y para que sea más fácil compactarla para que se afirme.

Etapa 6: Preparación de la cama de siembra
Esterilización: La esterilización de la ZRM debe ser estudiada en cada caso específico. En general siempre se recomienda hacerla, pero fundamentalmente debe ser llevada a cabo en áreas donde:
1. Los problemas de Nematodes son severos.
2. Los problemas con malezas gramíneas son severos.
3. Cuando la ZRM tiene suelos no esterilizados.

Etapa 7: Fertilización
Contrate los servicios de un Superintendente o un Consultor para establecer el plan de fertilización a llevar a cabo, que va a ser distinto y específico para cada green nuevo construido.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard