Home / Céspedes / Paspalum: Cambios en las zonas costeras

Paspalum: Cambios en las zonas costeras

Se van aprendiendo lecciones a medida que el seashore paspalum gana terreno en regiones de césped Bermuda. Por Todd Lowe USGA Green Section – nov-dic 2008

El seashore paspalum (Paspalum vaginatum) es un césped que ha estado presente en las canchas de golf por muchos años. Se destaca por su tolerancia a las sales, pero las variedades antiguas, como la Adelade, tenían una textura gruesa produciendo una mediocre superficie de juego. Esto limitaba su uso en canchas de golf que tenían problemas de salinidad y lo etiquetaba como un césped solo para áreas con mucho salitre.

El seashore paspalum es un césped robusto, denso y produce franjas muy marcadas luego del corte. En la última década se han logrado mejoras contundentes en la calidad de césped del seashore paspalum, debido en gran parte a los esfuerzos de recolección y mejoras realizados por la Universidad de Georgia. Además de una mejor tolerancia a las sales, las variedades más nuevas producen características estéticas y de jugabilidad que compiten con las dominantes bermudas, más allá de cuestiones de salinidad. Muchas canchas de golf de la región de la Florida reconocieron estas características mejoradas y cambiaron de la bermuda al seashore paspalum.

La conversión a seashore paspalum Sea Isle 1 y Sea Isle Supreme que se llevó a cabo en The Sanctuary Golf Club, en Sanibel, Florida, en 2005 fue documentada en el artículo “Converting Bermudagrass to Seashore Paspalum”(5). El Hammock Bay Golf & Country Club, ubicado en Naples, Florida, cambió el césped por SeaDwarf en el 2002, y el The Wilderness Golf Club, también en Naples, Florida, cambió el césped a SeaIsle 1 en el 2003. El Oaks Golf Club, en Sarasota, Florida, cambió el césped a SeaIsle Supreme en el 2007.

Los superintendentes de cada club – Kyle Sweet (The Sanctuary), Rodney Whisman (Hammock Bay), Jim Torba (The Wilderness), y Earl McMinn (The Oaks) – fueron contactados para discutir los atributos y preocupaciones al cambiar la bermuda por seashore paspalum. Cada cancha es única en cuestiones de presupuesto, expectativas y preocupaciones ambientales; por ende supera el alcance de este artículo los detalles exhaustivos de los programas de mantenimiento de cada club. En cambio, este artículo ofrece una perspectiva de las diferencias comunes en superficie de juego y mantenimiento entre la bermuda y el seashore paspalum, al igual que otras importantes cuestiones que las canchas de golf deben considerar antes de cambiar las carpetas.

SUPERFICIE DE JUEGO Y ESTÉTICA

Además de una mejor tolerancia a las sales, las variedades mas nuevas producen características estéticas y de jugabilidad excelentes
Una frase común al seashore paspalum es el factor “WOW”. El seashore paspalum es un césped robusto, denso y produce franjas muy marcadas luego del corte. También muestra un color verde más vibrante que la bermuda, hasta el punto que los más escépticos reconocen que es un césped más bonito.

El factor WOW puede conseguirse en la mayoría de los céspedes manipulando las prácticas de mantenimiento como ser mayor fertilización y cortes más bajos, pero es una cualidad que se obtiene mas fácilmente con el seashore paspalum. Además de la mejor tolerancia a las sales, la mayoría de los clubes eligen este césped por sus destacadas cualidades visuales comparado con las bermudas.

Inicialmente la mayor preocupación con el seashore paspalum, al compararlo con las bermudas, fueron las condiciones de juego de los greens. Si bien las bermudas ultraenanas proveen las mejores superficies de green en la región de la Florida, cada uno de los superintendentes entrevistados para este artículo comentaron que los greens con seashore paspalum permiten jugarlos muy bien y que reciben muy pocas quejas sobre los greens. Ocasionalmente, un pequeño porcentaje de golfistas se quejan por de la lentitud de los greens, pero lo mismo ocurría en cada cancha con los anteriores greens de bermuda, y seguirá sucediendo en casi todas las canchas, independientemente del tipo de césped. A diferencia del césped bermuda, lograr condiciones de campeonato no parece producir demasiado estrés sobre el seashore paspalum, ya que solo necesita un incremento del doble corte, del uso de rodillo y de los tratamientos con reguladores de crecimiento.

El seashore paspalum tiene una cutícula aceitosa sobre la superficie de la hoja, y esto a menudo hace que los “chips” se suelten menos que con la bermuda. Generalmente los golfistas no se quejan por esto, pero es importante tomar nota de esta diferencia para jugar los “chips” más cerca del hoyo. De hecho, el Oaks Club en Sarasota, Florida, ha sido sede de varias clínicas con golfistas para tratar las pequeñas diferencias en el jugo. Casi todas las variedades comerciales de seashore paspalum pueden cortarse a cualquier altura en el campo de golf. Existe una limitación en los roughs penalizadores ya que el césped se abre o se pone más esponjoso con alturas de alrededor de 45 mm. Sin embargo, la mayoría de las canchas mantienen la bermuda a una altura de 40 mm. o menos, por lo tanto la altura no es un tema a considerar. Un atributo sobresaliente del seashore paspalum es que el mismo cultivar puede ser utilizado en todas las zonas de juego, y esto elimina la invasión de distintos pastos en los greens, un tema importante en la bermuda.

El seashore paspalum permite lograr sobresalientes tees de salida y fairways, que generan críticas favorables por parte de los golfistas sobre estas áreas de juego. La pelota descansa más elevada sobre el seashore paspalum que sobre la bermuda, ofreciéndole a los buenos golfistas un mayor control sobre la pelota. Si bien los golfistas promedio prefieren asientos de pelota más acolchonados, la estética mejorada de los tees y fairways compensan los comentarios negativos que pueden surgir de los asientos cortados más al ras.

CONTROL DE LA BERMUDA

La bermuda común está catalogada como la peor maleza del mundo para los cultivos, y erradicar completamente a la bermuda ya establecida es una tarea imposible. La reaparición de la bermuda sucede hasta cierto punto en todas las renovaciones, sin importar qué césped esté creciendo, y ha sido un gran problema cuando se cambia por variedades de bermuda más nuevas. El control de la bermuda común o bermudas fuera de tipo dentro de un césped de bermuda híbrida comercial es tan difícil como controlarlos en el seashore paspalum, ya que no existen herbicidas selectivos efectivos en estos momentos.

Las canchas de golf en la región de la Florida toman muchos recaudos durante las renovaciones para evitar la reaparición de la bermuda (2,3), y estas prácticas también son utilizadas cuando se pasa a seashore paspalum.

Las mismas incluyen:

Aplicaciones múltiples de Roundup (glifosato) y Fusilade (fluazifop) en amplios intervalos. La bermuda es una planta perenne y requiere al menos tres tratamientos y por lo menos 21 días entre tratamientos.

Fumigación con bromuro de metilo. Es bastante antiguo y pronto no estará disponible, pero proporciona una de las mejores medidas de control de calidad para erradicar el bermuda existente y fomentar la pureza genética.

Compra de estolones y panes limpios. Los productores de césped varían a la hora de mantener la pureza genética por lo que es muy importante inspeccionar personalmente los viveros para comprobar la satisfacción del cliente. ¡No presuma que todo material certificado es el mismo!

Cada una de las canchas comenzó un programa de control químico exhaustivo, incluyendo tres o más aplicaciones de Roundup y Fusilade. Dos canchas llegaron a aplicar un tratamiento con herbicidas en el otoño y luego resembraron pared a pared con rye grass perenne para que la base del césped bermuda estuviera débil al iniciar los tratamientos con herbicidas en la primavera. Cada cancha también fumigó toda o casi toda la superficie de la misma con bromuro de metilo para exterminar la bermuda existente antes de colocar los estolones.

A pesar de las precauciones tomadas, es importante tener presente la reaparición de la bermuda luego de la renovación. Si usted toma menores recaudos antes de la misma, probablemente tenga más problemas con la bermuda luego de la renovación. Los superintendentes entrevistados para este artículo comentaron que hubo algún resurgimiento de bermuda, pero la mayoría de los parches no son evidentes y no afectan la calidad de juego. De hecho, la mayoría de los comentarios provienen de golfistas curiosos que juegan en la mañana y notan algo de rocío en algunas áreas y no en otras (el seashore paspalum tiene una cutícula aceitosa que repele al rocío). Sin embargo la bermuda común y los fuera de tipo de textura gruesa sí se notan y disminuyen la calidad del seashore paspalum.

Una práctica común para remover la bermuda del seashore paspalum es rociar Roundup y Fusilade una o dos veces (con tratamiento de seguimiento a la tercer semana) y reemplazar físicamente el césped muerto con panes de seashore paspalum. Dichas prácticas son recomendadas durante los meses de verano, cuando las vueltas de golf disminuyen y existe una óptima recuperación del césped. El manejo de la bermuda requiere un enfoque prioritario hacia la remoción de los parches más conspicuos primero, por lo general ubicados dentro o adyacentes a las áreas de mayor juego, y luego, en años venideros, enfocándose en las áreas secundarias como el rough.

CULTIVO Y MANTENIMIENTO

La mayoría de las canchas de golf implementa programas de mantenimiento para el seashore paspalum similares a los que se aplican al bermuda. El momento y frecuencia del corte vertical, la aireación con sacabocados, el topdressing con arena y otras prácticas de mantenimiento varían dependiendo de las expectativas que tenga la cancha respecto de la calidad del césped; pero los programas son bastante similares a aquellos utilizados con la bermuda en las canchas de golf de la región.

Al igual que con la bermuda, es necesario el control de thatch para mantener un césped sano y buenas condiciones de juego. La aireación con sacabocados, los cortes verticales y el topdressing con arena hechos regularmente, son importantes para mantener controlado el thatch. Las áreas como las paredes de los bunkers pueden desarrollar thatch si no se las mantiene apropiadamente y pueden pelarse “scalping” fácilmente y lucir feas por varias semanas. El seashore paspalum pelado tarda más tiempo en sanar que la bermuda y puede parecer enfermo.

Las cortadoras deben mantenerse afiladas para brindar una buena calidad de césped y para disminuir las peladuras “scalping”. El seashore paspalum tiene hojas y tallos más gruesos que la bermuda por lo que muchos superintendentes nos dicen que afilar cortadoras es una práctica continua.

Si bien existen muchas similitudes en los programas de mantenimiento entre los dos pastos, las diferencias también existen y esto destacaban los superintendentes:

Se utilizan proporciones más altas de reguladores de crecimiento. Primo (Trinexapac-ethyl) se utiliza comúnmente en la mayoría de las canchas de la Florida. Los superintendentes comentaron que en el seashore paspalum utilizan entre dos a cuatro veces la proporción promedio utilizada en la bermuda. Trimmit (paclobutrazol) también está siendo utilizado cada vez más conjuntamente con Primo.

El seashore paspalum necesita menor cantidad de nitrógeno. De hecho, la mayoría de los superintendentes solo aplican 25% a 50% del nitrógeno utilizado en una cancha plantada con bermuda. Sin embargo, es importante aplicar regularmente otros nutrientes y micronutrientes necesarios. La deficiencia de micronutrientes puede ocasionar una apariencia amarillenta manchada en el seashore paspalum. Una plantación nueva de seashore paspalum con una capa orgánica insuficiente o si el césped está creciendo sobre un suelo arenoso o con un alto pH necesita aplicaciones más frecuentes de micronutrientes para mantener un césped sano.

El seashore paspalum puede necesitar menos agua. Este factor no puede medirse, pero la mayoría de los superintendentes sienten que las áreas como los putting greens pueden pasar más de un día o dos sin necesitarla. Todos los superintendentes reconocen que el seashore paspalum tiene un sistema radicular dos o tres veces más largo y más robusto que la bermuda, un factor que mejora la eficiencia del uso del agua. Aún así, el seashore paspalum no debe sufrir estrés por sequías severas puesto que la recuperación del césped luego de una sequía es mucho más lenta que con la bermuda.

Además de mayor tolerancia a las sales, el seashore paspalum crece mucho mejor que la bermuda con poca luz. La bermuda sufre mucho estrés con la sombra o con clima muy nublado y en situaciones de poca luz se vuelve delgada y antiestética. Por el contrario, el seashore paspalum se adapta mejor a condiciones de sombra o nubosidad y permanece denso y verde bajo condiciones de muy poca luz.

UNA PALABRA SOBRE LAS PLAGAS

A través de los años se ha ido documentando la presencia cada vez mayor de plagas en el seashore paspalum. Las más notorias en las canchas fueron el large patch (Rhizoctonia solani) y el dollar spot (Sclerotinia homoeocarpa) o una enfermedad del tipo dollar spot. El dollar se diagnosticó en varias oportunidades y ocasionalmente los fungicidas específicos para controlarlo no fueron efectivos. Los estudios realizados en la Universidad de la Florida demuestran que otros patógenos pueden ser comunes en el seashore paspalum además del large patch y el dollar spot, incluyendo al Rhizoctonia zeae, Fusarium spp., e incluso una plaga nueva (Poculum henningsianum). Para un control eficaz de la enfermedad es necesario un diagnóstico correcto, por ende siempre envíe las muestras a laboratorios confiables.

Es importante notar la incidencia de la enfermedad, puesto que la bermuda sufre menos patógenos que el seashore paspalum; pero también es importante reconocer los comentarios de los superintendentes sobre las enfermedades. Básicamente, los superintendentes notan que las enfermedades como el large patch y el dollar spot son más comunes, pero raramente reciben quejas o pierden césped. La mayoría de los patógenos son molestias que causan una decoloración temporaria del césped. Los programas con fungicidas para la mayoría de las canchas de golf incluyen tratamientos preventivos en los greens cada tres a cuatro semanas (dependiendo de las condiciones climáticas) y tratamientos puntuales en los tees y fairways según sea necesario.

Los programas de control de malezas para el seashore paspalum difieren de los utilizados con la bermuda, puesto que existen menos herbicidas indicados para su uso. Pero los superintendentes también creen que el seashore paspalum es mas competitivo con la invasión de malezas, por lo que generalmente no se quejan de las mismas. Muchos herbicidas pre-emergentes son seguros para el seashore paspalum y pueden aplicarse de manera segura para el control de malezas anuales. Los estudios también muestran que los químicos utilizados en el control de “sedge” (cyperáceas) son seguros para el seashore paspalum, mientras que se pueden utilizar varias combinaciones de 2,4-D para controlar las malezas de hoja ancha. Muchas canchas de golf todavía aplican sal temprano en las mañanas para controlar las malezas, cuando todavía hay vestigios de rocío en las mismas y no sobre el seashore paspalum. Es importante aclarar que la sal no es un herbicida indicado y también quemará temporalmente las hojas del seashore paspalum.

Otras plagas que se encuentran comúnmente en el seashore paspalum son los gusanos de lepidópteros. De hecho, los gusanos típicos de los panes de pasto parecen adaptarse muy bien al seashore paspalum y pueden disminuir la calidad del césped. Los insecticidas aplicados a la bermuda pueden aplicarse de manera segura al seashore paspalum.

MIRANDO HACIA EL FUTURO

La cantidad y calidad del agua es la mayor preocupación de las canchas de golf a medida que los emprendimientos habitacionales ejercen mayor demanda de agua potable. Las canchas de golf se ven forzadas cada vez más a utilizar fuentes de agua alternativas, siendo esta la razón por la cual se empezó a investigar el uso del seashore paspalum como césped para las canchas de golf. Los recursos de agua serán cada vez más escasos en el futuro y la necesidad de una mayor tolerancia a las sales no se aplacará. La USGA continua apoyando este importante programa para desarrollar mejores céspedes que tengan menores requerimientos para un manejo de césped sustentable.

El Dr. Ronny Duncan, previamente en la Universidad de Georgia (con subsidios para investigación otorgados por la USGA), fue el principal investigador para el desarrollo de variedades mejoradas del seashore paspalum para canchas de golf y es responsable por el SeaIsle 1, SeaIsle 2000 y el SeaIsle Supreme. El Dr. Duncan se retiró hace varios años atrás, reemplazado por el Dr. Paul Raymer quien continúa con este valioso estudio. Además de una mayor tolerancia a las sales y a las enfermedades, el Dr. Raymer ha iniciado un programa multi-departamental para investigar la fisiología del estrés, programas de manejo de malezas, manejo de insectos y la calidad general del césped.

La Universidad de la Florida está investigando la susceptibilidad del seashore paspalum a nematodos parasitarios de las plantas y a los patógenos. Las observaciones a campo indican que algunas variedades del seashore paspalum pueden ser más tolerantes a los nemátodos parasitarios de las plantas que la bermuda. Los proyectos de investigación incluyen estudiar el impacto de los nemátodos sobre variedades del seashore paspalum y de las bermudas, y desarrollar estrategias eficaces de control de enfermedades para los patógenos comunes que ocurren en el seashore paspalum.

EN CONCLUSIÓN

No existe el césped perfecto, por lo que es importante entender sus objetivos particulares y determinar si el seashore paspalum es la elección correcta para su cancha. (4) Muchos superintendentes consideran que hay puntos a favor y en contra cuando se compara el seashore paspalum con la bermuda, puesto que puede haber mayores costos en fungicidas, cortadoras más afiladas, control del bermuda y en mantener greens similares; pero también requieren menos nitrógeno, menos agua (tal vez) y menor resiembra invernal. Su mayor tolerancia a la sal y a la sombra ofrece mejor calidad de césped bajo condiciones de sumo estrés. Además, muchas canchas ven el cambio como una mejora en sus estándares ya que el factor WOW logrará un incremento en los fondos, sin importar el césped elegido.

Otra consideración a tener en cuenta es el factor miedo. Es humano temer a lo desconocido, y siendo que el seashore paspalum es un césped relativamente nuevo comparado con otros céspedes, pocos superintendentes tienen experiencia en su manejo. Uno debe mantener la mente abierta, estudiar toda la literatura posible y visitar canchas que tengan seashore paspalum para poder tener éxito con este césped. De todos los superintendentes que han cambiado al seashore paspalum, este autor no ha encontrado a ninguno que haya lamentado haberlo hecho. De hecho, todos prefirieron mantener el seashore paspalum y brindar excelentes condiciones para sus golfistas.

Por Todd Lowe. (Agrónomo en la Región Florida de la Green Section)

USGA Green Section – nov-dic 2008

REFERENCIAS

Bevard, D; Foy, J; Lowe, T.; y White, B. 2005. Alternative grasses: Panacea or Problem? Green Section Record, Mayo/Junio: 26-28.

Davis, D.J. 2002. An Olde Florida Course Made New. Golf Course Management. Enero 70 (1): 36-38, 40, 42, 44.

Foy, J. 2001 Bermudagrass Fairway Renovation. Green Section Record. Julio/Agosto 13-15.

Foy, J. 2006. Selecting the Right Grass. Green Section Record. Noviembre/Diciembre 1-8.

Lowe, T. 2006. Converting Bermudagrass to Seashore Paspalum. Green Section Record. Noviembre/Diciembre 19-21.

Raymer, P.; Braman, S.K.; Burpee, L.L.; Carrow, R.N.; Chen, Z.; y T.R. Murphy. 2008. Seashore Paspalum: Breeding a Turfgrass for the Future. Green Section Record. Enero/Febrero: 22-26.

Compartir:
Image Map