Home / Diseño, Construcción y Preparación de Canchas / ¿Qué mezclar con la arena: Turba, Tierra ó Compost?

¿Qué mezclar con la arena: Turba, Tierra ó Compost?

Se debe poner especial atención a la materia orgánica que se incorpora a la zona radicular de un green. – Por Norman W. Hummel Jr. , Ph.D. (Golf Course Management, Abril del 2000) (Traducido y publicado por la A.A.S.G. en su revista de Mayo 2000)

La arena es el medio más utilizado como zona radicular en los greens y campos deportivos de alta perfomance. De todas maneras, son ampliamente conocidos los problemas de hacer crecer césped en arena pura. Por lo tanto, lo mas común es mezclar la arena con materia orgánica para mejorar la capacidad de retención de agua y nutrientes de la zona radicular. De hecho, las normas USGA recomiendan el uso de materia orgánica de alta calidad para la mezcla de la zona radicular.

Calidad de la Materia Orgánica

Los componentes orgánicos mas utilizados en las mezclas con arena incluyen la turba y el compost. Lo primero que debe saber un superintendente, arquitecto o contratista es que todas las turbas no son iguales. Las turbas varían considerablemente en su origen botánico (por ejemplo turba de musgo vs. turba de caña) y en la calidad.

Muchas características de la fuente orgánica pueden ser usadas para definir la calidad.

Porcentaje de materia orgánica

No todas las turbas se crean en forma similar. La antigüedad y el tipo de turba, del mismo modo que cómo fue formada, van a tener influencia en la cantidad de materia orgánica que contienen. Las normas USGA recomiendan que la turba debe tener un mínimo de materia orgánica del 85% (determinable por la pérdida producida al quemarla). Esta es una de las indicaciones de la norma que jamas debe dejar de cumplirse.

Del mismo modo, las normas USGA no ofrecen un mínimo de materia orgánica en el compost, el que normalmente tiene un menor contenido que la turba. Basados en la experiencia lograda analizando compost y/o utilizando mezclas de arena con compost, podemos decir que un mínimo de 60% de materia orgánica en el compost es lo indispensable para poder utilizarlo en la mezcla.

Contenido de cenizas

La ceniza es lo que queda luego de que el carbón orgánico ha sido quemado. Su porcentaje se lo obtiene restando de 100 el porcentaje de materia orgánica.

Contenido de fibras

Muchas de las turbas que se utilizan son fibrosas. En un green, estas fibras trabajan como pequeñas esponjas que retienen agua. Turbas jóvenes, como la de musgo sphagnum es más fibrosa que otras conocidas como de textura fina. Por lo tanto tienen una mayor capacidad de retención de agua. Las turbas mas viejas o de textura fina están mas descompuestas y tienen menor capacidad de retención de agua. Entonces, el contenido de fibra es lo que realmente refleja la edad de la turba. Parece no haber un test estándar para determinar esto, por ello es que normalmente no se lo analiza.

Capacidad de retención de agua

Esta es la medida de la habilidad que tiene la turba o el compost de retener agua. Turbas jóvenes y fibrosas tiene mayor capacidad de retención que la turbas más viejas o el compost.

Contenido de humedad

La cantidad de agua que tiene la turba en el momento de ser entregada puede influenciar su perfomance y su manera de mezclarse. Turbas secas pueden convertirse en hidrofóbicas (lo que las hace muy difíciles de remojar) mientras que turbas muy húmedas se apelotonan y son muy complicadas de mezclar. Las turbas de mejor calidad son aquellas cuyo contenido de humedad oscila entre un 35% y un 55%.

Densidad

La densidad es el peso de la turba por unidad de volumen y va a tener influencia sobre la cantidad de materia orgánica que se quiere colocar en la mezcla si se utiliza la unidad de peso como medida. Ej.: si se mezclan 80 ton de arena con 20 ton de turba, la densidad de esta es la que va a determinar la cantidad de materia orgánica que estamos incorporando. La densidad está influenciada por la edad, la textura y la humedad contenidas en la turba o el compost.

El pH

Es la medida de la actividad del ion de hidrógeno en la turba, esta medida va a tener un gran impacto en el pH final de la mezcla.

Relación carbono-nitrógeno

Algunos vendedores exaltan la proporción carbono nitrógeno cuando promocionan su producto. Cuando se agrega al suelo materia orgánica, los microorganismos ven al carbón orgánico de este material como una fuente de alimento. Como consecuencia de esta importante fuente de comida, se incrementa el número de microbios. A medida que aumente esta población, mayor será la demanda de nitrógeno. Si no hay suficiente nitrógeno en la materia orgánica en sí misma, van a absorber el nitrógeno del suelo que hubiese sido utilizado para mantener otros organismos como son las plantas de césped. Este proceso es conocido como inmovilización de nitrógeno.

Por lo expuesto, es preferible que la materia orgánica que se va a utilizar en la mezcla tenga una baja relación carbono-nitrógeno. Cuando uno considera la cantidad de turba que se agrega a una zona radicular basada en arena, cualquier inmovilización de nitrógeno puede ser corregida con fertilizantes. Fuentes de materia orgánica como el aserrín sin descomponer o compost de mala calidad presentan un riesgo mucho mayor de inmovilizar nitrógeno que el que presenta una turba de buena calidad.

Fuentes de Materia Orgánica

Varios tipos de materia orgánica son utilizados comúnmente para mezclar con la arena.

Turba de Musgo Sphagnum

Esta turba es la que más se utiliza para mezclar en las zonas radiculares con base de arena. Son turbas jóvenes cosechadas de la superficie de áreas pantanosas. Debido a que son muy jóvenes, muchas veces se ha cuestionado su estabilidad a largo plazo.

La turba de musgo sphagnum generalmente tiene un alto contenido de materia orgánica, superando ampliamente el 95%. Son fibrosas por lo que tienen una alta capacidad de retención de agua, de acuerdo a los análisis de laboratorio, llegan a retener entre 10 y 14 veces su propio peso en agua.

Este tipo de turba es muy liviano, lo que implica una baja densidad, debido a esto es que se requiere un volumen mayor de turba en la mezcla para lograr las propiedades físicas deseadas. Tienen un pH relativamente bajo y su relación carbono-nitrógeno es alta.

Turba de Junco y Caña

Como su nombre lo implica, el origen botánico de esta turba son los juncos y las cañas. Los mayores productores de esta turba son los estados de North Dakota y Minesota en el norte de los EE.UU. Una turba de junco y caña de buena calidad entrega un 85 % a 92 % de materia orgánica.

Estas turbas son mas viejas que las de musgo, por lo que es lógico suponer que van a ser más estables. Tienden a ser de textura fina, lo que las hace muy buenas como material de top dressing. Debido a su textura fina tienen una moderada capacidad de retención de agua que oscila entre 4 y 7 veces su peso en agua.

Las turbas de junco y caña son muy densas, lo que significa que se debe agregar una cantidad menor que las turbas de musgo para lograr las propiedades físicas deseadas en una mezcla para greens. El pH varia entre 5.5 y 7. La relación carbono-nitrógeno es generalmente muy baja.

Turba de Humus

La turba de humus es una forma de materia orgánica muy descompuesta. Normalmente su origen botánico es desconocido. Muy pocas de las turbes de humus analizadas han llegado al mínimo de 85% de materia orgánica recomendada por la USGA.

Debido a que esta turba está muy bien descompuesta, es muy estable; tiene una textura densa y fina por lo que agregando pequeñas cantidades de turba de humus a la mezcla se va a lograr un gran impacto en el grado de infiltración de la mezcla. Este tipo de turbas puede llegar a retener de tres a seis veces su peso en agua. El pH es ácido y la relación carbono-nitrógeno es muy baja. Debido a su textura fina es más común que se la utilice en material de top dressing que como elemento para la mezcla.

Suelos altamente orgánicos o tierra negra

Existen muchos depósitos de suelos altamente orgánicos o tierra negra que pueden parecer turba ante una mirada inexperta. Desdichadamente, casi todos son suelos que pueden llegar a tener entre un 20% y un 60% de materia orgánica. Pese a que pueden parecer buenos, mezclarlos con la arena de un green puede ser desastroso. Por lo tanto no es conveniente utilizar componentes para la mezcla que tengan menos de un 85% de materia orgánica.

Composts

El uso de compost como material para la mezcla en greens se ha ido incrementando en los últimos años debido a que son muchos los superintendentes que están fabricando su propio compost. Para que este compost sea utilizable debe ser de muy buena calidad, preferentemente de composición aeróbica realizada en piletones cerrados. Las mejores experiencias se han tenido utilizando composts biosólidos. Otro tipo de composts tienden a ser muy variables en su calidad y se desmenuzan muy rápidamente en la zona radicular.

Normalmente, la textura de los composts es muy gruesa debido a los chips de madera o el aserrín que se utiliza para su elaboración, por lo que es recomendable tamizarlos a través de una malla de 12 mm (lo ideal es 6 mm) antes de agregarlos a la mezcla. Para utilizarlos como material de top dressing es necesario tamizarlos por una malla aún mas fina.

Su capacidad de retener agua es baja, por lo tanto se recomienda mezclar el compost con turba de musgo sphagnum en cantidades iguales antes de incorporarlos, lo que nos entrega las ventajas de ambos productos.

Los composts biosólidos son muy ricos en nutrientes, especialmente nitrógeno y fósforo. Generalmente el uso del compost va a darnos como resultado un crecimiento rápido y vigoroso del césped. Como dato interesante cabe señalar que muchos de los composts eliminan algunas enfermedades como el Pythium de raíz, la Rhizoctonia Solani y, en algunos casos el Dólar Spot (Sclerotinia homeocarpa).

La relación de carbono-nitrógeno puede variar, pero usualmente es baja, contrariamente al pH que tiende a ser alto.

Solamente se debe usar compost que ya haya sido usado previamente en alguna mezcla radicular. De no tener datos sobre el mismo, es indispensable realizar un análisis para asegurarnos que no posee toxinas.

Otras materias orgánicas

Varias materias orgánicas de diferente origen, como el alga marina o el estiércol son a veces utilizadas en la mezcla con la arena. A diferencia del compost o la turba, se las incorpora en pequeñas cantidades. Su función es ayudar al crecimiento del césped y, en general, no tienen efectos a largo plazo. Estos productos son muy útiles en los greens estilo California (de arena pura).

Norman Hummel Jr., Ph.D., es el presidente de Hummel & Co. Inc., una compañía dedicada al análisis de suelos y servicios de diagnósticos en Nueva York.

Compartir:
Image Map