Home / Diseño, Construcción y Preparación de Canchas / Recomendaciones sobre la posición de los hoyos para competencias

Recomendaciones sobre la posición de los hoyos para competencias

Múltiples factores afectan la selección de buenas posiciones para los hoyos, si bien el objetivo principal es premiar el buen golpe y penalizar el malo.

Deberán tenerse en cuenta los siguientes aspectos específicos:

1.- En el caso que corresponda, deberá considerarse el diseño del hoyo como fue la intención del arquitecto que se jugara. Determínese la distancia del golpe al green y de que manera podría ser afectado por las condiciones reinantes el día de juego, es decir, el viento, la lluvia, y si el green ha de recibir. Para mayor seguridad al respecto, conviene obtener un pronóstico meteorológico. Si existe alguna probabilidad de precipitaciones, no deberán cortarse los hoyos en zonas de acumulación de agua.

2.- Debe existir suficiente superficie de green entre el hoyo y el frente y costados del green para que el golpe a ejecutar aterrice en la zona deseada. Por ejemplo, si el hoyo exige un golpe con madera o hierro largo al green, el hoyo debería ubicarse con mayor profundidad y más alejado de los costados que un hoyo que exige un pitch corto.

Sea de ello lo que fuere, se recomienda, que, en general, el hoyo sea cortado por lo menos cuatro pasos desde cualquier borde del green. Si existe un bunker sobre el borde o si el terreno tiene declive desde el borde, la distancia debe ser mayor, especialmente si el golpe ha de ser más largo que un pitch.

También deberá pensarse en otorgar una justa oportunidad para un recobre luego de un golpe razonablemente bueno que por poco yerra el green. Sin perjuicio de lo anterior, la penalidad por los yerros es algo que el jugador debe tener en cuenta antes de decidirse a atacar o jugar a buenos respecto de una determinada posición de hoyo. Desde luego que mucho dependerá de la pericia de los competidores.

3.- Una zona de entre 60 y 90 cms. de radio alrededor del hoyo debe nivelarse todo lo posible y jamás debe ubicarse el hoyo dentro de los tres pasos de un severo declive o del tapón del hoyo reciente. Si el diseño del green exige que el hoyo sea ubicado en un declive, aquél deberá cortarse verticalmente y no a favor del declive. Un competidor que ejecuta un putt desde arriba del hoyo deberá poder frenar la pelota cerca del hoyo.

4.- Considérense las condiciones del césped en los alrededores, tratando de evitar vestigios de tapones viejos aún frescos.

5.- Debe existir una selección balanceada de posiciones de hoyos para toda la cancha con respecto a posiciones en un costado u otro del green que favorezcan el draw o fade.

6.- Para una competencia a jugarse en varios días, la cancha ha de balancearse diariamente respecto de la dificultad que ha de presentar. La cancha no ha de prepararse apreciablemente más difícil para una determinada vuelta -el secreto está en el balanceo equilibrado. La idea de ir preparando la cancha en forma progresivamente más difícil vuelta tras vuelta deberá evitarse. Una forma de balance equilibrado diario es elegir seis posiciones bastante difíciles, seis moderadamente difíciles y seis relativamente difíciles.

También deberá cuidarse de equilibrar el costado izquierdo y luego el derecho del green, es decir, en los primeros nueve hoyos, cuatro por la izquierda, cuatro por la derecha y uno en el centro. Hacer lo propio en los segundos nueve. Además, deberá tratarse de varias en lo posible el número de pasos desde el borde delantero del green.

7.- Durante los días de práctica anteriores a una competencia, se recomienda que los hoyos sean ubicados en zonas que no habrán de utilizarse durante la competencia y menos en zonas que podrán ser deterioradas por el pisoteo.

8.- Trátese de anticipar por donde los competidores han de abandonar los greens. Ubiquense los hoyos de las vueltas iniciales en forma de que las buenas posiciones para hoyos de vueltas posteriores no sean estropeadas por el pisoteo de los competidores.

El primer día es imprescindible que las posiciones de los hoyos se encuentren cerca de la línea de salida del green hacia el próximo sitio de salida.

El segundo día, los hoyos deben estar ubicados en forma de que los competidores caminen cerca de o sobre los tapones de los hoyos del primer día. en esa forma, queda la mitad de los greens disponible para el tercer y cuarto día.

9.- En match play, podrá reubicarse una posición durante el día si fuere necesario, siempre que los jugadores en cada match jueguen con el hoyo en la misma posición.

En el juego por golpes, la Regla 32-2b exige que todos los competidores que juegan una vuelta encuentren los hoyos cortados en la misma posición, pero nótese la Excepción en la Regla.
Cuando se jueguen 36 hoyos en un día, no es costumbre cambias las posiciones entre vueltas, pero no han nada en las Reglas que prohíba cambiarlas. Si se llegan a cambiar deberá informarse a todos los competidores.

10.- El encargado de la cancha que corte los hoyos deberá asegurarse que se están cumpliendo con las disposiciones de las Reglas de Golf, especialmente que el revestimiento no exceda de 108 ,, en su diámetro exterior y que sea hundido a no menos de 25 mm por debajo de la superficie del putting green. Una vez colocado el revestimiento, el encargado de la cancha debe colocar una tabla u objeto chato similar encima del hoyo y luego presionar hacia abajo firmemente con los pies. Ejerciendo una presión uniforme se evita la formación de una “corona” o sea el levantamiento de los bordes del hoyo. Finalmente, el borde del hoyo debe ser recortado con tijeras para eliminar cualquier césped que pueda estar creciendo hacia afuera. Deberá prestarse atención a la reparación de vestigios de tapones viejos. Es imprescindible que el tapón sea exactamente de la misma altura para llenar el antiguo hoyo y así evitar depresiones o desniveles en los bordes.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard