Home / Reportajes / Ricardo González, una carrera exitosa

Ricardo González, una carrera exitosa

Este jueves cumplió 50 años y ya está habilitado para continuar su exitosa carrera entre los seniors. Y la mejor manera de festejarlo fue junto a su gente y en el club que lo vio nacer, crecer y desarrollarse como profesional.

Por Marcos Virasoro. A la hora de hablar de los grandes nombres del golf argentino de los últimos años, su imagen nos viene inmediatamente, no solo por representar de la mejor manera a su país y a su club en los mejores torneos del mundo sino también por lo que ha hecho en los últimos años con el apoyo incondicional al golf argentino.

Este jueves 24 de octubre Ricardo González cumplió 50 años y ya está habilitado para continuar su exitosa carrera, pero ahora entre los seniors. Y la mejor manera de festejarlo fue junto a su gente y en el club que lo vio nacer, crecer y desarrollarse como profesional. Por eso este 85º Abierto del Litoral OSDE será un doble motivo de festejo para el Rosario Golf Club.

SUS INICIOS

Nacido cerca de Esquina, Corrientes pero de muy chico llegó a las afueras de Rosario donde creció en un barrio muy humilde. Su primer recuerdo en el club lo tiene muy claro. “Fue hace 40 años, en 1979, que por primera vez vine al Rosario Golf. Ese año se jugó el Litoral solo para aficionados, ganó Fernando Chiesa, y descubrí un mundo que de a poco me fue entusiasmando y en el que me empecé a ganar mis primeros pesos llevando palos”.
Con el paso de los años, Ricardo fue creciendo y las figuras de Quique Soto, Fidel de Luca, Florentino Molina sirvieron de inspiración para decidirse a seguir sus pasos.

“El primer Litoral que jugué fue en 1985, no me olvido más. El primer día hice 71 y me lo crucé a Armando Saavedra y me pidió que le muestre la pelota y el guante que usaba. “Así no podés, tomá”, y me regaló un guante y unas pelotas nuevas. No lo podía creer. Al día siguiente hice 84 y no pasé el corte, pero ese gesto no me lo olvidé mas”.

RICARDO Y EL LITORAL

Pero tuvieron que pasar varios años para que llegara la primera de sus cinco victorias en el “Litoral”.
La de 2003 fue la primera y seguramente una de las más especiales. Comenzó la ronda final empatado en la punta con Eduardo “Gato” Romero. “Lo que más recuerdo es lo que costó llegar a esa primera victoria y por casualidad se dio que definí con el Gato, igual que cuando gané mi primer torneo en 1988 en el Gran Premio de Praderas. Fue inolvidable y el festejo también”.
En 2005, se jugó a 54 hoyos porque se suspendió una ronda por tormentas y Ricardo se impuso por seis golpes sobre Julio Zapata.
La tercera conquista llegó en 2009 cuando regresó de una temporada exitosa en Europa, donde había ganado en Suecia. Ricardo comenzó en el sexto lugar la última ronda, pero logró empatar el primer lugar luego de 72 hoyos con Andrés Romero. En el desempate prevaleció la experiencia del dueño de casa y así llegó a tres. “Ese Litoral con el Pigu fue también un gran recuerdo. Andrés llegaba jugando muy bien, así que fue mucha gente y haberle ganado en playoff fue una gran sensación.

El poker de “Litorales” llegó al año siguiente con una recordada ronda final de 64 golpes, que le permitió aventajar a Rafael Gómez y Mauricio Molina por tres golpes. La última llegó en 2013, donde dominó de punta a punta, llegando a tener una ventaja de 10 golpes a la mitad de la ronda final. ¿Habrá una sexta?

PRIMEROS VIAJES

Aquel joven potente que ya era más que una promesa a comienzos de los 90’s fue parte de un grupo de jugadores que comenzó a viajar por Europa. Junto a Jorge Berendt, José Cantero y Hugo Vizzone se lanzaron a la aventura y una de ellas fue jugar varias semanas en Suecia, donde en esa época se preparaba una generación de grandes jugadores como Jesper Parnevik, Anders Forsbrand y otros.
“Esa fue mi primera victoria allá, esa semana con Cantero llevándome los palos y luego yo le llevé cuando el ganó. Una gran experiencia de mucho aprendizaje”, cuenta Ricardo.
Luego de varias idas y vueltas pasaron algunos años y en 1998 recibió una invitación de parte del embajador argentino en Kenia a la cual le sacó el mayor provecho. “Lo curioso es que fui a desempate con el jugador local, Jacob Okello. Cuando gané las miradas no eras las más amistosas”, cuenta riéndose sobre su victoria en el Tusker Kenia Open del Challenge Tour.

CIUDADANO EUROPEO

Fue en 1999 que comenzó una racha de 17 temporadas consecutivas jugando en el Viejo Continente en donde conseguió cuatro victorias y 39 top-10, en 429 torneos disputados.

Del 2000 al 2005 fue gran protagonista del European Tour, allí consiguió 3 victorias y 16 top-10. En 2001 finalizó 25º en la Orden de Mérito siendo esta su mejor posición en Europa. Crans Sur Sierre, sede el Omega European Masters fue donde consiguió su primera victoria y su premio más jugoso. González lideró durante las cuatro rondas y con 16-bajo par superó por 3 al danés Soren Hansen. “Fue una semana inolvidable y además especial porque a partir de allí comencé a confiar en mis capacidades. Hasta que uno no gana, por lo menos a muchos de nosotros, nos cuesta creernos que somos parte y esa semana fue importante. Allí había ganado el Gato Romero el año anterior y en el fondo eso me hizo darme cuenta que yo también podía ganar. Cuando festejamos se sumó Craig Stadler y me ayudó a abrir una botella de champagne y me dijo “aprendé a abrirlas porque vas a ganar varias veces”. No me olvido más el consejo de la “Morsa”.

La segunda victoria llegó en Madrid, España en 2003 ante un grupo de destacados jugadores que pelearon junto a él por el título. Con un fin de semana de 66-65, Ricardo superó a Padraig Harrington, Sergio García y Paul Casey en esa definición.

A los seis meses, pero ya en 2004, Ricardo mostró que España le sienta bien y ganó el Open de Sevilla, otra vez soportando el embate de sus rivales, pero cerrando con ronda de 69 para ganar por dos golpes.

Su último título en tierra europea llegó en 2009 cuando ganó en Suecia el SAS Masters, casualmente 20 años después de su primera victoria en el mismo país. Quien en esa semana fue bautizado como el “Leñador” cerró con cinco birdies en los últimos seis hoyos para ganar por dos golpes.
En 2015 perdió su tarjeta, pero al año siguiente la recuperó siendo el jugador de más edad en conseguir estatus a través de la Escuela Clasificatoria del European Tour, a los 47 años.

“Siempre me sentí muy cómodo en Europa, España fue mi segunda casa ya que allí hacíamos base siempre cuando había semanas sin torneos. Después de unos años creo que fue una gran carrera la que tuve, quizás pienso que podría haber ganado algún torneo más, pero por algo sucedieron las cosas. Hice muchos amigos, conocí mucha gente y lugares increíbles que nunca imaginé conocer”.

COPA DEL MUNDO

Ricardo González tuvo el privilegio de representar a la Argentina en cuatro Copas del Mundo a lo largo de su carrera. Dos de ellas fueron con Ángel Cabrera (1998 y2005), otra con Jorge Berendt (1996) y la última con Andrés Romero (2007).

En 2005, en Algarve, Portugal, Ricardo y el Pato anotaron un récord fantástico de 61 golpes (-11) jugando en formato foursome (tiros alternados). “Fue otro de esos recuerdos imborrables. Hacerlo con un amigo como el Pato y con mi manager como caddie y en un campo como ese, la verdad que fue inolvidable. Al final después se nos escapó por poco”, contó Ricardo acerca de la Copa del Mundo en la cual quedaron en el 6to lugar.

TOUR ARGENTINO

Sus últimos años también le devolvieron alegrías, pero a nivel local. Una vez que perdió estatus en Europa, Ricardo se decidió a apoyar el Tour Argentino y no solo aportó con su presencia sino también con su gran juego ganando dos torneos, entre ellos el Centenario del Abierto del Sur, lo que lo llevó a ganar la Orden de Mérito en 2018.

Siempre protagonista, quien también ganó a lo largo de su carrera en Chile, Uruguay y Brasil, se mostró feliz en esta nueva etapa. “Volver a jugar en el país es algo espectacular. Te reencontrás con gente que hace muchos años que no veía por los años que estuve afuera, tengo la chance de jugar con los jóvenes que están empezando y trató de aportarles mi granito de arena, entre ellos mi hijo Santiago, con quien compartí varios viajes y además me mantengo en juego de cara a mis próximos objetivos”.

NUEVA ETAPA

Una vez que concluya su participación en el 85º Abierto del Litoral OSDE, González intensificará su preparación para la Escuela de Clasificación del PGA TOUR Champions, que se jugará en noviembre. Pero no es la única opción que tiene para jugar entre los Seniors, ya que por sus ganancias históricas en el European Tour, puede jugar el Staysure Tour.

“Cuando perdí la tarjeta de Europa pensé que por la edad no iba a tener la misma motivación, de hecho hubo un par de años que tuve un bajón, pero por suerte esto me renueva la ilusión y las ganas y se pudo ver en los últimos eventos que estoy en un buen nivel. Ser competitivo es mi gran objetivo y aprovechar estos primeros años para reencontrarme con la emoción de volver a pelear por grandes torneos”, dijo Ricardo acerca de su próxima etapa.

González ganó más de una decena de torneos en nuestro país, pero esta semana tiene como objetivo ganar esta nueva edición del Litoral. “Hace 35 años que jugué mi primer Litoral, cumplo 50 años esta semana y el club viene haciendo un gran esfuerzo para organizar este campeonato. La verdad que son un montón de motivaciones que hacen que tenga muchas ganas de pelear por ganar una vez más aquí. Por la gente del club, por mi familia, por todos los que me apoyaron alguna vez, sería lindo coronar esto con un triunfo, pero no hay que pensar mucho en eso y seguir practicando”.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard