Home / Céspedes / ¿Sabemos donde estamos parados cuando jugamos el Putter?

¿Sabemos donde estamos parados cuando jugamos el Putter?

Por el Ing. Agr. Guillermo Busso

Todos los golfistas sabemos cuándo un green está rápido o lento, cuándo tiene pelo y contrapelo, cuándo está áspero o cuándo rueda bien. Pero pocas veces sabemos cuál es el césped que conforma la superficie de estos greens. Con el objeto de aclarar este último punto considero conveniente diferenciar al césped de nuestros greens en dos grandes grupos, el de las Bermudas y el grupo de los Agrostis. Dentro las Bermudas podemos incluir a los greens de Bermuda común (Cynodon dactylon), a los Tifton (híbrido entre C. dactylon y C. transvalencis) y a los de Pasapalum (Paspalum vaginatum).

A éstos últimos los incluyo en este gran grupo no por su clasificación botánica, sino por sus hábitos de crecimiento. Es muy común en Buenos Aires encontrar a los greens de Bermuda resembrados en el invierno. Esta práctica se efectúa para mejorar el rodamiento de la pelota durante los meses fríos, mantener el color verde y evitar el excesivo desgaste de la Bermuda en latencia. Hace pocos años estas resiembras de invierno se efectuaban con Rye grass perenne (Lolium perenne) nacional o en menor proporción importado, y en muy pocos casos con Agrostis palustris var. Emerald. Actualmente las resiembras se llevan a cabo con Rye grass importado puro o mezclado con Poa trivialis en diferentes proporciones. en los clubes de menor tráfico se utiliza la Poa trivialis como única especie.

Con menor frecuencia se observa al Agrostis tenuis mezclado con Poa trivialis. También se continúa utilizando el Rye grass nacional, generalmente en los clubes con menores recursos económicos. Pasando al gran grupo de los greens de Agrostis, podemos decir que se trata del Agrostis palustris Huds, “Creeping bentgrass” para los americanos, “Coccus bent” para nuestros antiguos profesionales de golf y “Penncross” para el grueso de los jugadores.
Es sin ninguna duda el césped para greens por excelencia. En nuestro país la variedad más conocida es el Penncross, actualmente también se utiliza el Pennlinks, Crenshaw y algunos otros.

Las canchas y sus greens

La bermuda común se puede encontrar en algunos viejos greens del Gran Buenos Aires o en canchas de escasos recursos económicos. Paulatinamente se los va cambiando por Tifton. Algunos buenos ejemplos de greens de Tifton los podemos encontrar en las canchas del Santiago del Estero G.C., de la Cumbre G.C., del Chaco G.C., del Córdoba G.C., del Club Atlético Estudiantes de Paraná y del Club Universitario de Concepción del Uruguay entre otros. Hace algunos años se comenzó a utilizar el Tifdwarf, éste ofrece superficies de juego superiores al Tifgreen o 328. Al Tifdwarf se lo puede encontrar en los greens de Las Delicias G.C., a pocos kilómetros de la ciudad de Córdoba. También está siendo utilizado para la renovación de viejas carpetas de bermuda, tales con los casos de algunos greens del San Andrés G.C., del Club Náutico San Isidro, del G.C. Argentino o de Highland Park C.C..

Recientemente aparecieron nuevos híbridos de bermuda denominadas “super enanas”, entre ellas figuran el TifEagle, Champion, Floradwarf y MS Supreme. La principal característica de estos nuevos cultivares es la gran resistencia a los cortes extremada¬mente bajos (3 mm, o menos) durante un tiempo prolongado. Al TifEagle ya lo podemos ver en uno de los putting greens del Driving Range, el cual ofrece excelentes características de juego. También hay clubes en nuestro país interesados en llevarlo a sus greens. Al Paspalum es frecuente observarlo contaminando los greens de bermuda común o de Tifton. Creo no equivocarme si digo que la mayoría de las canchas de la Zona Metropoli¬tana, tienen sus greens de bermuda contaminados en mayor o menor grado con Paspalum.

Un caso que merece ser especialmente considerado son los greens del Mar del Plata G.C.. Los mismos presentan una carpeta cuyas especies predominantes son: el Paspalum vaginatum, la Poa annua y el Agrostis, que mediante cortes muy bajos y frecuentes y la utilización del rolo ofrecen excelentes superficies de juego, principal característica de esta cancha. Como ya dijimos el Agrostis es “el césped” para green de golf. Al mismo lo podemos apreciar en las mejores canchas de la provincia de Buenos Aires, pasando por Mendoza y Neuquén hasta llegar a la cancha más austral del mundo en Ushuaia, el Ushuaia Golf Club, cuya cancha fue recientemente afiliada a la AAG y presenta sus greens de Penncross.

En Buenos Aires canchas clásicas como las de Ranelagh G.C., Olivos G.C., o Los Lagartos C.C. y más modernas como lo son las de Martindale C.C., Pilar G.C. y el Buenos Aires G.C. presentan sus greens de Agrostis, en todos los casos de Penncross salvo la última que es de Pennlinks. Otras canchas importantes de Agrotis son la de Club Mar del Plata S.A., la del Polo Club en Coronel Suárez, la del Club de Campo Mendoza , y las tres canchas de Neuquén: Comahue C.C., El Rincón C. de C., y Arroyito C.C., que se caracterizan por sus buenas superficies de juego. Los nuevos cultivares de Agrostis los podemos ver en los segundos nueve hoyos del Club Amancay en San Juan y en Lomas de la Carolina en Córdoba, cancha de reciente construc¬ción, ambas cuentan con muy buenos greens de Crenshaw.

También el San Isidro G.C. cambio sus viejas pasturas de bermuda por nuevos greens de Penn G-6. Podemos concluir recordando lo que dijo el destacado profesional de golf Lee Trevino hace unos 20 años cuando vino a jugar a la Argentina. El mismo dijo que el peor tee de los EE.UU. era mejor que el mejor green de la cancha en la que había jugado. Aproximadamente 20 años después en esa misma cancha resultaba campeón del Abierto de la República Argentina el Señor Mark Calcavecchia, ganador del Abierto Británico, el mismo ponderó el estado de los greens comparándolos con los mejores greens americanos y europeos. Esto nos llenó de satisfacción y, sin ninguna duda, se debe al gran esfuerzo de los dirigentes de las canchas de golf que día a día ofrecen desinteresadamente su tiempo y esfuerzo para mejorar el estado de sus canchas y al gran nivel de los profesionales agrónomos y superintendente indispensables para lograr la excelencia deseada.

Compartir:
Image Map