Home / Céspedes / Solucionando los problemas en los greens

Solucionando los problemas en los greens

Una serie de factores determinan la calidad de un green,pero las expectativas de los golfistas son las que definen a un green deseable

Por DARIN S. BEVARD Y BRIAN WHITLARK
USGA Green Section Record Vol. 53(11) Julio 2015

Cada cancha de golf tiene al menos un green que nunca parece estar tan bien como el resto. En otras situaciones, muchos greens de una cancha de golf no cumplen con las expectativas de sus socios. Cualquiera sea el número de greens involucrados, la frustración e incluso la rabia se acrecientan cuando la calidad de los greens no reúne las expectativasde los golfistas.
Afortunadamente existen opciones disponibles para mejorar los problemas de los greens, y si bien no estarán perfectos de la noche a la mañana, las mejoras pueden hacerse para mejorar las condiciones de juego con el transcurso del tiempo.
Existen muchos factores que contribuyen a que las condiciones de los greens sean malas, incluyendo la sombra, la mala circulación del aire, tránsito concentrado y mal drenaje. Más aún, la mala calidad de la superficie de putting puede ser el resultado de problemas inherentes a un green en particular, que no pueden superarsecon el solo mantenimiento diario.
La solución de los problemas en los greens comienza con la identificación de los factores que pueden limitarsu performance. Esto debería seguirse con la evaluación de cada green, para determinar si uno o más factores están afectando las condiciones de juego. Luego se determinarán los cambios necesarios para conseguir greens que cumplan las expectativas de los golfistas.

AMBIENTE DE CRECIMIENTO
El ambiente de crecimiento puede tener el impacto más grande sobre la performance de un green.
Para mantener un césped saludable, una superficie pareja y que ruede bien, es vital que los greens reciban buena cantidad de luz solar y corriente de aire. Si cualquiera de estos componentes faltara, la calidad del green se vería comprometida. De hecho, muchos de los factores que afectan laperformance de los greens pueden superarse con un buen ambiente de crecimiento. Por el contrario, un green bien construido con el mejor césped, tendrá problemas en un ambiente de crecimiento pobre.

PENETRACIÓN DE LA LUZ SOLAR
Los árboles que limitan el paso de la luz del sol deberían sacarse para beneficiar al césped. La sombra persistente lleva a un pasto más débil que es menos capaz de tolerar el estrés diario del mantenimiento y los golfistas. La sombra también favorece la aparición de pastos más débiles como la Poa annua — no porque los pastos más débiles proliferen en la sombra, sino porque la toleran mejor que los céspedes deseables como el bentgrass y las bermudas ultraenanas.
Se deben evaluar los patrones de sombra a lo largo del año. La sombra del otoño y el invierno suele ignorarse pero puede aumentar el potencial de daño invernal sobre los greens.
Además de la sombra, las raíces de los árboles plantados cerca de los greens le quitan agua, fertilizante y otros aportes al césped y por lo general no son consideradas una fuente de problemas para el césped.

img1

La sombra excesiva no es buena para ningún césped, pero es especialmente perjudicial en los greens. La sombra entorpece el crecimiento saludable del césped y fomenta las malezas y el musgo. Es importante contar con suficiente luz solar durante la temporada de crecimiento activo, pero también debe tenerse en cuenta la sombra del otoño y el invierno. La sombra invernal someterá a los pastos a períodos más largos de escarcha, aumentando el potencial de daño.

CORRIENTE DE AIRE
Se deberían remover arbustos bajos y cualquier otro tipo de vegetación que restrinja el movimiento del aire.
El flujo de aire ayuda a refrescar el canopeo del césped y es especialmente importante para los pastos de clima templado durante el calor del verano. Un flujo de aire adecuado aleja las condiciones de humedad y estancamiento que favorecen el desarrollo de enfermedades; por lo tanto, se reduce la incidencia de enfermedades. Tenga presente que un green que recibe buena luz solar pero poca circulación de aire puede tener malaperformance.
El paso de luz y la circulación del aire son vitales. La remoción de árboles suele ser controvertida. Sin embargo, si existe una sensación general de que los árboles que rodean un green son más importantes que la salud del pasto, esté preparado para enfrentar desafíos de mantenimiento y una menor calidad de putting.
Cuando existan reglamentos o temas relacionados con límites de la propiedad que prohíban la remoción de árboles o arbustos, se pueden instalar ventiladores para mejorar el movimiento de aire.
Al margen del tipo de pasto, un green que esté en un ambiente de crecimiento pobre será inferior a un green ubicado en un buen ambiente de crecimiento.

DRENAJE
El drenaje (tanto interno como superficial) es un componente importante del desempeño del césped y la calidad de juego de un green.
Un mal drenaje fomenta condiciones blandas y húmedas, y aumenta la posibilidad del scalping y otras formas de daño mecánico causadas por lashabituales prácticas de mantenimiento. Además, las pisadas y las marcas de piques hechas por los golfistas pueden causar daños severos cuando los greens están blandos. El agua estancada también es un problema para el césped delos greens en cualquier momento del año. Los problemas de drenaje en el invierno pueden llevar a mayor muerte invernal; durante el verano el pasto puede sufrir de escaldaduras, marchitamiento y daño mecánico directo.

img2

El agua se acumula en esta área durante las lluvias fuertes debido a que el collar evita que la misma fluya hacia afuera del green,las condiciones blandas y húmedas resultantes fomentan el estrés, y conllevan a daños mecánicos ocasionados por el tránsito de golfistas y las prácticas de mantenimiento.

Los greens diseñados con muy buen drenaje en la superficie suelen desempeñarse mejor, incluso cuando el drenaje interno es limitado o inexistente. Los problemas de drenaje en la superficie son fáciles de diagnosticar. Observe un green durante una lluvia fuerte o incluso durante un ciclo prolongado de riego para determinar las áreas de acumulación de agua. En algunos casos, las áreas bajas que retienen el agua pueden mejorarse en el tiempo con topdressing de arena, pero en los casos más severos se puede necesitar una nueva nivelación.

img3

En general se suele desestimar a los “collares represas” como un impedimento importante de drenaje superficial. Para eliminar este problema que afecta las condiciones de juego y la calidad del césped, se pueden volver a nivelar las áreas afectadas para fomentar el drenaje en la superficie.

Los “collares represas” son una causa común de problemas de drenaje superficial. Los mismos pueden desarrollarse con el tiempo a medida que la arena usada para el topdressing durante las aireaciones se acumula alrededor de los bordes de los greens.
Los collares represas pueden arreglarse retirando pasto del collar y de los bordes inmediatamente contiguos al green, y luego renivelando cuidadosamente el área afectada para brindar un drenaje positivo en la superficie. En los casos en que haya bermuda, no será necesario el reemplazo del pasto luego de la renivelación. Si la misma se efectúa durante la época de crecimiento activo y la zona de interés está saludable, el pasto bermuda se recuperará con estolones y rizomas en 3 a 4 semanas. Incluso los collares represas no llevan a una declinación directa del césped, ellos contribuyen a que haya condiciones blandas que afectan la calidad de juego alrededor de los perímetros del green.
Los collares represas no suelen tenerse en cuenta como barrera para el drenaje de la superficie y en última instancia contribuyen a malas condiciones de juego.
La primera preocupación relacionada con el drenaje interno es saber si los greens poseen o no un sistema de drenaje interno. La mayoría de los greens construidos en los últimos 30 años tienen algún tipo de drenaje interno instalado; sin embargo, es importante asegurarse de que dicho drenaje esté funcionando adecuadamente. En los greens más viejos, el drenaje interno puede ser limitado o inexistente. Ante la falta de un drenaje interno, las lluvias frecuentes saturarán los greens y los mismos podrán permanecer mojados durante largos períodos de tiempo. Los problemas severos de drenaje pueden forzar el cierre temporario de una cancha.
Para mejorar la performance general, se pueden retroajustar los greens viejos con drenajes de canales de arena. Los mismos pueden instalarse localmente, pero la mayoría prefiere optar por contratistas externos.
En los últimos años también se han instalado drenajes en los greens hechos con sogas de fibra de vidrio, con informes auspiciosos. Tanto el drenaje de superficie como el interno contribuyen al manejo exitoso de los greens. Recuerde, si cualquiera de los dos es deficiente, tendrá problemas.

TAMAÑO, UBICACIONES DISPONIBLES DE HOYOS Y TRÁNSITO
El tamaño delos greens afecta su performance. Un green de tamaño promedio tiene unos 6.000 pies cuadrados (557 metros cuadrados). Sin embargo, muchas canchas antiguas y algunas de las nuevas tienen greens pequeños que pueden tener problemas significativos, dependiendo de la cantidad de vueltas jugadas. Los greens pequeños pueden resultar difíciles de mantener ya que el tránsito de golfistas es más concentrado. El daño por tránsito peatonal puede ser problemático en cualquier green cuando están blandos, pero los greens pequeños son especialmente susceptibles a este tipo de daño, debido a las pocas opciones para ubicar los hoyos lejos de zonas mojadas o dañadas. Los greens más amplios permiten más espacio para dispersar el tránsito de golfistas, lo cual generalmente implica un césped más saludable y mejores condiciones de juego.
El tamaño delos greens no es el único factor a tener en cuenta con respecto a la distribución del tránsito. Las ubicaciones de hoyos y el número de puntos de entrada/salida disponibles también afectan las condiciones del green. Las ubicaciones de los hoyos pueden estar limitadas por las velocidades de los greens modernos si tienen contornos pronunciados o amplias zonas con más de 4 por ciento de pendiente. Tener menor cantidad de zonas para colocar las banderas significa que las mismas zonas deberán usarse frecuentemente, conllevando a un desgaste mayor y a una condición de juego inferior. Más aún, las áreas que son adecuadas para colocar hoyos son las más planas y de menor drenaje superficial; tienden a estar más mojadas lo cual las hace más susceptibles a daños ocasionados por el tránsito de golfistas y mantenimiento.
La reducción del drenaje superficial tiene un efecto agravante, y las áreas que son más importantes para la calidad de juego, en un green con posiciones de hoyo limitadas, son más susceptibles a los problemas del césped.
Los escaneos de greens en 3-D son útiles para identificar las áreas que son adecuadas para la ubicación de las banderasen greens con velocidades modernas. Los greens con muchas lomas que cuentan con un excelente drenaje de superficie suelen tener menos posiciones de bandera. Si bien un green con pendientes puede desempeñarse bien respecto de la salud de la pastura, las pequeñas áreas adecuadas para colocar los hoyos pueden sufrir debido a la concentración del tránsito. En última instancia, los greens con excesivo movimiento pueden percibirse como greens en mal estado debido a que simplemente no cuentan con suficientes ubicaciones de hoyo para dispersar el tránsito diario.
La cantidad de puntos de entrada y salida de un green también afecta los patrones de tránsito y salud del césped. Las características arquitectónicas como los bunkers, espejos de agua e incluso lomas muy pronunciadas obligan a los golfistas a usar las mismas áreas para entrar y salir de un green. Puntos limitados de ingreso y egreso concentran el tránsito y pueden contribuir a un mal rendimiento delos greens.

ELECCIÓN DEL CÉSPED
Muchos tipos de céspedes son manejados en los greens.
En muchas ocasiones, los superintendentes no están manteniendo el mejor tipo de pasto en sus greens; en realidad, están “lidiando con lo que les tocó en suerte” y están manteniendo un pasto, o combinación de pastos, que han estado en el lugar durante años.
En otros casos, los pastos de clima templado, como el bentgrass, pueden haberse establecido donde las condiciones climáticas claramente favorecen los pastos de clima cálido. Esto sucede porque se piensa que los pastos de clima templado tienen una mejor performance comparado con los de clima cálido como las bermudas.
Con el tiempo han ido creciendo las expectativas de los golfistas respecto de las condiciones de los greens, especialmente en lo que concierne a la velocidad de los mismos. Cumplir con las expectativas de los golfistas con variedades de pastos más antiguas puede ser un desafío, especialmente si cuentan con un presupuesto de mantenimiento limitado.
La invasión de laPoaannuapuede comprometer la calidad del putting debido a la proliferación de producción de semillas y las diferencias en el ciclo de vida y tasa de crecimiento. Las variedades más viejas de bentgrass también pueden desarrollar parches que impacten la calidad del putting en ciertos momentos del año. Si bien las variedades más nuevas de bentgrass en la actualidad parecen menos proclives a desarrollar un crecimiento en parches, el tiempo dirá a medida que los greens envejezcan.
Las bermudas fuera de tipo localizadas en greens en climas cálidos también pueden afectar negativamente la calidad de juego. Las bermudas fuera de tipo pueden responder negativamente a métodos de cultivo agresivos o cambios climáticos, haciendo que el césped se afine excesivamente en ciertos momentos del año.
Los fuera de tipo que se encuentran en los greens suelen requerir mayores recursos para satisfacer las expectativas de los golfistas (por ejemplo, labores mecánicas, fertilizante, protectores de plantas y reguladores de crecimiento).
Producir y mantener una alta calidad en las condiciones de juego suele ser más difícil en los greens más viejos de bermudas Tifgreen 328 y Tifdwarf que en los greens con nuevas variedades de bermudas ultraenanas. Más aún, debido a características destacables como tolerancia al tránsito, las bermudas ultraenanas están volviéndose cada vez más populares a medida que la industria del golf continua adoptando prácticas de mantenimiento más sostenibles, tales como eliminar la resiembra.
Las prácticas de mantenimiento que se usan para lograr las velocidades de green deseadas por los golfistas, tales como cortes más bajos, doble corte, y uso repetido de los rolos, son estresantes para todos los pastos, pero mucho más para los pastos viejos. Afortunadamente los criadores de pastos han desarrollado céspedes para ser usados sobre los greens que reúnen de manera más consistente las expectativas de los jugadores.
Los primeros bentgrass de alta densidad fueron lanzados a mediados de los 90 y han creado un nuevo estándar para los greens de clima templado. De igual modo, las primeras bermudas ultraenanas fueron presentadas a mediados de los 90, estableciendo un nuevo estándar en la calidad de los greens en climas cálidos. Desde su lanzamiento, las bermudas ultraenanas han reemplazado al bentgrass en los greens en áreas donde este último necesitaba recursos sustanciales para mantenerlo, pero donde las bermudas más viejas no lograban producir superficies con una calidad aceptable de juego. Los criadores de césped continúan mejorando las características de los pastos usados en las canchas de golf.

img4

El desarrollo de bermudas ultraenanas ha motivado a muchas canchas de golf, que buscaban mejores condiciones de juego, a replantar los viejos greens de bermuda y muchos de bentgrass hasta tan al norte como Richmond, Virginia. Reemplazar viejas variedades de pasto por nuevas puede ser una actualización dramática y a largo plazo, que también puede reducir los recursos necesarios para lograr una calidad de juego aceptable.

La USGA está asignando fondos para los proyectos de mejoramiento de pastos en varias universidades de los Estados Unidos, logrando así mejores céspedes que producen una excelente calidad de juego utilizando los recursos de manera más eficiente y mejor tolerancia al estrés comparado con céspedes anteriores.

Cultivar el pasto ideal no es un requisito para tener buenos greens, pero se necesitarán más recursos o se deberá disminuir las expectativas para mantener céspedes más viejos. Las limitaciones genéticas de los pastos existentes y más viejos podrían evitar que se cumplan con las expectativas, al margen de los recursos de mantenimiento disponibles. Replantar un pasto más nuevo podría permitir que se mantengan mejores condiciones a lo largo del año a la vez que se reducirían los recursos tales como labores mecánicas, fertilizantes, agua y protectores de plantas, pudiendo así asignar el dinero operativo a otras áreas.
Cuando no se pueden lograr las expectativas de manera constante y el decaimiento del césped de los greens ocurre regularmente, se debería considerar el cambio de pasto.

RIEGO Y CALIDAD DEL AGUA
El sistema de riego juega un rol enorme en la calidad delos greens. Es vital aplicar agua cuando y donde sea necesario. Lo ideal es tener dos juegos de bocas de riego: uno dedicado a regar los greens mientras que el segundo juego de bocas riegue solamente los entornos de los mismos. Por lo general los entornos de los greens requieren más agua que los greens y estos no deberían comprometerse en pos del mantenimiento de los entornos. El tener bocas diferenciadas permite aplicar agua solamente donde se la necesite. Además, en los greens es preferible tener un control individual de las bocas de riego. Esto permite que partes específicas del green puedan regarse separadamente de áreas que no necesiten agua adicional. Un sistema de riego que solo permita activar múltiples bocas de riego en el green al mismo tiempo limita la capacidad del superintendente para atacar ciertas áreas específicas con riego diferencial, incrementando aún más la dependencia del riego manual.
La calidad del agua juega un rol vital en el manejo exitoso delos greens, y es importante chequear la calidad del agua de riego. A medida que la calidad del agua disponible en las canchas de golf disminuye y cada vez más canchas a lo largo del país usan agua reciclada, la carga adicional de sal asociada con la fuente de agua debe tenerse en cuenta al seleccionar el pasto y las prácticas de mantenimiento. Por ejemplo, en un clima como el del sur de Nevada (zona de transición), los superintendentes pueden plantar con éxito tanto pasturas de clima templado como de clima cálido, pero el césped de clima cálido como el bermuda o el seashore paspalum se adapta mejor al agua de riego que contiene una alta concentración de sales. La lixiviación es una práctica importante cuando el agua de riego contiene altos niveles de salinidad y sodio. Una lixiviación eficaz significa aplicar 3 pulgadas (75 mm)o más de agua a un putting green durante un período de 8 a 12 horas. Durante el lixiviado, no se debe aplicar agua en una proporción que exceda la tasa de infiltración del green. Por ende, la tasa de infiltración y el drenaje interno son sumamente importantes cuando se requiere una lixiviación habitual. Es crucial manejar una combinación de factores tales como la calidad del agua, la elección del pasto y el drenaje, para poder mantener una calidad de green aceptable.

PROGRAMAS DE MANTENIMIENTO
Los programas de mantenimiento vigentes tienen el impacto más importante sobre las condiciones diarias y a largo plazo de los greens. Sin embargo, el mantenimiento no puede vencer las limitaciones inherentes a los greens, especialmente cuando las expectativas no están en sintonía con las limitaciones y recursos disponibles. Sin embargo, si no se pone en práctica un mantenimiento adecuado, hasta un green sin limitaciones puede desempeñarse por debajo de su potencial.
Los programas de mantenimiento que minimizan la acumulación de thatch en la superficie mientras que proporcionan un intercambio adecuado de oxigeno einfiltración del agua, son vitales para la performance de los greens.
Una aireación y topdressing inadecuados llevan a una acumulación de materia orgánica en la superficie, la cual puede desacelerar de manera dramática la infiltración del agua. Si no se las maneja adecuadamente, las capas orgánicas retendrán agua y proporcionarán condiciones blandas.

img5

La aireación con sacabocados y el topdressing causan una perturbación de la superficie a corto plazo. Pero estos programas son muy importantes para la salud del green a lo largo de la temporada. Las canchas de golf que tienen los mejores greens por lo general implementan estrategias agresivas de aireación y de topdressing regularmente.

Muchas veces los problemas de drenaje en los greens son causados por capas de materia orgánica en la parte superior del perfil del suelo que obstruyen la infiltración del agua. El mejor drenaje interno es ineficiente si la infiltración del agua es limitada.
Programas de aireación profunda como deeptine, drill-and-fill e inyecciones profundas de arena están entre los programas más perturbadores utilizados para mantener los greens. Sin embargo, cuando se los implementa repetidamente por un tiempo, los programas de aireación profunda pueden mejorar la infiltración del agua, permitiéndole moverse rápidamente hacia los sistemas internos de drenaje.
La aireación profunda puede a la vez mejorar los greens viejos con mal drenaje y contribuir a mantener las tasas de infiltración en los greens nuevos.
Si bien el presupuesto impacta en gran medida el mantenimiento diario, los programas a largo plazo como la aireación con sacabocados, el topdressing y la aireación profunda ayudan a brindar una base para un césped sano y deberían usarse hasta cierto grado en las canchas de golf sin importar los presupuestos
Una aireación agresiva puede ser todo lo que se necesite para mejorar la performance de los greens. Los greens tendrán mejor performance cuando se implementen prácticas de mantenimiento adecuadas en el perfil del suelo cada vez que sea necesario.

CONCLUSIÓN
Es raro que los factores mencionados en este artículo afecten de manera independiente a los greens. Por lo general, varios factores se combinan para obtener un buen green o un green problemático. Sin embargo, una excepción a esta regla puede ser el ambiente de crecimiento. Hasta un green que cuente con un drenaje adecuado, un tamaño adecuado y muchas posiciones de banderas, tendrá problemas en un mal ambiente de crecimiento.No hay sustituto para el adecuado paso de la luz solar y movimiento del aire. La interacción de los factores discutidos en este artículo dictaminarán si se pueden realizar pequeños cambios para mejorar las condiciones de un green o si se necesitará una renovación completa.Las expectativas de los golfistas también juegan un rol importante al determinar el camino adecuado para mejorar la performance de un green. ¿Cuán seguido muestran su grado de satisfacción con la calidad de los greens los golfistas?
Un green con varios problemas puede ser aceptado en una sede donde los golfistas se conforman con una buena cobertura de pasto y greens más lentos pero que permitan que el pasto se mantenga saludable. El mismo green podría ser considerado inaceptable en una sede donde se esperan greens rápidos todos los días.
Las expectativas de los golfistas juegan un rol enorme al definir qué constituye, y qué no, un green problemático. Dichas expectativas dificultan la comparación entre canchas. Si los greens no logran estar a la altura de las expectativas una y otra vez, se deben realizar cambios. El alcance de los mismos – desde ajustar las prácticas de mantenimiento hasta una renovación completa – variarán y deberán determinarse evaluando cuidadosamente los factores que afectan la performance de los greens en su sede.
Si su cancha de golf tiene greens problemáticos, los factores discutidos en este artículo decididamente juegan un rol. La Green Section de la USGA ofrece visitas especializadas de su Servicio de Consultoría de Canchas, de Evaluación de Greens, para ayudar a los clubes a evaluar los factores que están afectando la performance de los mismos y determinar las opciones que deberían tenerse en cuenta para mejorar los greens problemáticos. Si no se realizan cambios para mitigar los factores delimitantes, los greens problemáticos continuarán desempeñándose por debajo de su potencial y seguirán sin cumplir con las expectativas de los golfistas.

img6

La renovación total de los greens es una propuesta costosa, pero ofrece la oportunidad de tratar los factores que limitan el desempeño de los greens desde el suelo hacia arriba y puede proporcionar una mejora dramática a largo plazo.

DARIN BEVARD es el director de la región Atlántico Medio de la Green Section de la USGA.
BRIAN S. WHITLARK es un agrónomo de la Región Oeste de la Green Section de la USGA.

Compartir:
Image Map