Home / Puro Golf / Un buen approach hacia Río 2016, y un Open para el recuerdo

Un buen approach hacia Río 2016, y un Open para el recuerdo

Dos eventos de magnitud e importancia se dieron durante la semana pasada. Los Juegos Panamericanos recibieron al golf por primera vez y Argentina cosechó dos medallas. El Open, atípico, coronó el esfuerzo de Zach Johnson y despidió a Tom Watson. En Puro Golf.

Miércoles 22 de julio de 2015. El pasado fin de semana se disputó en Toronto, en el marco de los Juegos Panamericanos, la etapa correspondiente al golf. Argentina, representada en las categorías damas y caballeros, tuvo una muy buena performance, ganando dos medallas. El camino del ciclo olímpico sigue su marcha, con vistas a los juegos de Río 2016.

Tommy Cocha, el doble vencedor del PGA Latinoamérica de esta temporada, alzó su Medalla de Plata luego de quedar a sólo un golpe del colombiano Marcelo Rozo. En tanto, en la disputa por equipos mixta, Argentina obtuvo el Bronce al ubicarse en el tercer lugar. Además de Cocha, la delegación nacional estuvo representada por Alejandro Tosti (puntero en la individual el primer día), Manuela Carbajo Ré y Delfina Acosta; siendo Capitán, Matías Anselmo. La atmosfera de camaradería fue el común denominador de una semana inolvidable para los chicos. Otra rutina, diferentes costumbres a las de un torneo de alta competencia, pero que no por ser distintas dejaron una sensación de optimismo contagiosa.

Terminó el British Open. El Claret Jug tiene un nuevo destino: la casa de Zach Johnson en Georgia. El torneo abierto más importante del mundo celebró el pasado fin de semana su edición 144º en el Old Course de St. Andrews. Se entiende que el verano en Escocia puede deparar sorpresas, para las cuales incluso es difícil estar preparado. Mucha lluvia y ráfagas de un viento tremendo hicieron que sucesivas demoras obligaran a terminar el lunes, hecho que sólo había ocurrido una vez en toda la historia del campeonato.

Todos sabían que este iba a ser un Open especial, en el que tal vez el resultado pasaría a un segundo plano. El Open de las despedidas de Nick Faldo y Tom Watson, ganadores entre ellos de catorce Majors, incluyendo ocho British. Le tocó el turno primero al inglés, que pudo aprovechar un claro en el cielo cuando pasaba por el hoyo 18 para que el sol le diera vida a la escenografía de la típica foto en el Swilcan Bridge. Watson, el golfista que los escoceses adoptaron como propio y que quizás adoran más que a ninguno, no tuvo tanta suerte: su marco fue el gris crepúsculo de una tarde borrascosa, de un cielo encapotado y gris que parecía querer llorar de tristeza cuando Tom embocó su último putt.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard