Home / Puro Golf / Un mes de cambios, historia y tradición

Un mes de cambios, historia y tradición

Cumplido abril, es bueno hacer un balance de lo que dejó el cuarto mes del año, no sólo en cuanto a competencias, sino también en relación a las experiencias recogidas en los clubes que la AAG visitó, y a la historia que hace al mismo golf argentino.

Miércoles 6 de mayo de 2015. Aril pasó con todo. El Masters, el desarrollo a pleno en las temporadas deportivas de los clubes, un nutrido y exitoso desempeño de varios jugadores nacionales y una intensa actividad institucional en la AAG y en las Federaciones. Es un momento de cambios. También en las canchas. El otoño se asoma tímidamente con el rocío en las mañanas, los días más cortos y los árboles color ocre. Muchos superintendentes tienen la considerable tarea de planificar los trabajos de resiembra en greens y tees de salida, apostando (la mayoría de las veces, rogando) que una torrencial lluvia no les lave la semilla y lo arruine todo, con la facilidad que se derriba un castillo de naipes.

Los campos de golf requieren constante dedicación. Prepararlos bien es algo que, a los ojos de la mayoría de los golfistas, parece sencillo. Para tener una buena cancha no se trata sólo de cortar de manera prolija el césped, o de contar con un clima benigno y un buen régimen de precipitaciones. Hay mucho profesionalismo en el manejo de los pastos, especialmente en nuestro país, donde en general se juega todo el año. El desafío es hacerlo, además, cuidando los recursos naturales y ayudar a mejorar el medio ambiente. Para esto, la variable no siempre pasa por el patrimonio. Prueba de ello es la obra que hizo el Laprida Golf Club, que construyó su cancha de nueve hoyos en un relleno sobre un viejo basural que se encontraba a cielo abierto a orillas de la ciudad. Este emprendimiento, que comenzó en 1989 cuando se tomó la decisión de erradicar el basural, se concretó casi quince años más tarde en el marco del programa “Proyecto 75º Aniversario de la AAG”.

Pero abril también nos presentó curiosidades de nuestra historia. Un mismo día de ese mes, a mediados de los años veinte, fueron creadas dos instituciones fundadoras de la AAG. El 26 de abril de 1924, a casi 800 kilómetros de distancia, y seguramente sin saberlo, se estaban firmando las actas fundacionales de La Cumbre Golf Club y el Club Deportivo Ferrocarril Mitre.

El club cordobés, con su majestuoso Club House y su campo diseñado por Juan Dentone (el mismo que creó el Mar del Plata Golf Club, en Playa Grande) se convirtió desde su inicio en un distinguido destino de los veranos, fundamentalmente para los golfistas de Buenos Aires. Hoy, sin dejar de ser una plaza muy buscada en épocas de vacaciones, es un lugar totalmente integrado a la comunidad local que cuenta con más de 700 socios.

Con la impronta de los funcionarios ingleses que estaban a cargo del ferrocarril nació, hace 91 años, el Club Ferrocarril Central Argentino que más tarde pasó a llamarse Club Deportivo Ferrocarril Mitre. Establecido al borde de la entonces inexistente Av. General Paz y frente a la estación Miguelete, fue producto de la fusión de dos antiguos clubes de la zona: el Central Argentine Railway and Atlhetic Club y el Central Argentine Athletic Sport.

Para cerrar con anécdotas y recuerdos de un mes muy particular, es bueno mencionar a Roberto De Vicenzo, que cumplió 92 años el pasado 14 de abril y que comenzó como caddie, justamente, en el Miguelete. A veces es bueno recostarse un rato en el pasado para enfrentar mejor el presente..


leer másLa Nación

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard