Home / Reportajes / Una experiencia totalmente distinta

Una experiencia totalmente distinta

Sebastián Carreras fue el árbitro argentino que intervino en los últimos Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing, China. Charlamos con él y nos contó cómo fue su experiencia.

con sofiajpg_articulo

Ya han pasado varias semanas de la conclusión de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing, China, donde Sofía Goicoechea Ruíz fue la única argentina en competencia y, además, abanderada de la delegación nacional. Sin embargo, no estuvo sola como representante de nuestro país, ya que Sebastián Carreras ofició como árbitro en una competencia que fue distinta. Anticipo para la gran cita de 2016, éstos Juegos fueron la plataforma de despegue para la concresión añorada del regreso del golf al mundo olímpico y Sebastián, desde su espacio de privilegio, nos cuenta como los vivió y qué reflexión guarda de ellos.

1. ¿Cómo se enteró de la designación, quién se la transmitió, y cuál fue su primera reacción?
Eduardo Botte, Presidente de la Comisión de Reglas de la AAG, me comentó en octubre del año pasado que existía la posibilidad que me convoquen pero que ya no dependía de la AAG sino de la International Golf Federation (IGF). La designación final me llegó por sorpresa en un mail el 4 de febrero de este año en una carta firmada por Antony Scanlon, Director Ejecutivo de la IGF. Tenía todo febrero para pensarlo pero no pasaron los cinco minutos para que confirmara mi participación.

2. ¿Fue anterior a la designación de Sofía Goicoechea Ruíz? Si es así, ¿Qué le generó la noticia de que haya sido ella la elegida de nuestro país?
No sé exactamente cuando fue designada Sofía pero tener un participante argentino en Nanjing, China, fue un orgullo para mí. También me enteré que no participaba ningún varón argentino en golf. Por suerte Sofía pudo participar en la modalidad grupal de golf con un jugador panameño, quien también estaba solo, no bajo la bandera argentina-panameña sino bajo la “bandera olímpica”. En la cancha conocí al padre y hermano de Sofía, los primeros con los que pude hablar en castellano desde que llegue a China, que la seguían hoyo a hoyo.

3. ¿Pudo asistir a la ceremonia inaugural donde Sofía fue abanderada?
Si, puedo decir que estuve en esa impresionante ceremonia. El despliegue, la organización y la cantidad de participantes es algo que nunca vi. Llovió durante casi toda la presentación y a mi parecer todo salió a la perfección. Sofía, llevando la bandera Argentina, fue comentado por todos los réferis de golf que asistimos a la ceremonia. La cantidad de atletas portando las banderas de sus países, la llama olímpica que se encendió sorpresivamente en el techo del estadio y los fuegos artificiales que culminaron con la ceremonia me dejaron sin palabras.

4. Es la competencia más cercana a un JJOO en la que el golf tuvo participación; ¿Se percibía ese espíritu olímpico tan comentado en el ámbito del club ?
El club estaba vestido para la ocasión. Los carteles, banderas, vestimenta de los jugadores, capitanes y familiares de los jugadores y hasta incluso los trabajadores y los voluntarios del club estaban vestidos con emblemas de los JJOO. El himno del ganador cuando izaban las banderas en la entrega de las medallas coronaba todo el espíritu olímpico.

5. Al ser una actividad extraña para el movimiento olímpico, ¿Cuáles cree que son las falencias que tuvieron los organizadores en esta oportunidad, y cuáles los logros (me refiero a lo que atañe al golf) ?
Los organizadores vienen pensando en el golf como un deporte olímpico hace bastante tiempo y preparándose muy bien para Río 2016 y en ese sentido estaba todo bien pensado. En esta oportunidad se mezclaron modalidades individuales y grupales (Foursome y Fourball Best Ball) del juego por golpes que quizás dificultaron a los jugadores en cuanto a las reglas del juego ya que normalmente no se juegan. Los referís tampoco suelen arbitrar esta modalidad así que tuvimos que hacer un buen repaso de las reglas y situaciones se pudieran llegar a dar. Sin embargo, la competencia grupal mostró una alta aceptación en los jugadores del mismo país ya que se alentaban continuamente y festejaban con gran emoción los buenos golpes.

6. ¿Cómo fue su arribo a NANJING y de qué manera comenzó a vivir la experiencia?
Después de más de un día de viaje y tres escalas arribé a Nanjing. Me estaban esperando con un cartel a mi nombre y me ayudaron con la Visa y el ingreso a China. En el aeropuerto había muchos voluntarios que si te veían medio perdido no dudaban en acercarse, con un inglés que costaba entender, pero muy amables. Me trasladó un auto todo pintado con las siglas de los JJOO directamente al hotel donde pude descansar un rato y esa misma tarde pude asistir a la espectacular ceremonia de apertura.

7. ¿Cuántos días antes de la competencia tuvo para aclimatarse?
Llegué el 16 de agosto por la tarde y tuve tres días para aclimatarme. Me recibieron 33 grados, humedad, once horas de diferencia pero unos paisajes increíbles ya que el hotel y sobre todo, la cancha de golf, estaban en las afueras de la ciudad en una zona selvática y montañosa. Al día siguiente fuimos con algunos réferis, que nos conocimos tomando el desayuno del hotel, a conocer el club de golf (http://www.njzsgolf.com/ ). Fue un día tranquilo donde aprendimos la rutina diaria: ir al club en un bus desde el hotel, pasar el acceso de seguridad (igual a un check-in de avión), recibir la indumentaria de los JJOO y de la IGF, firmar la entrega del carrito de golf, recorrer los 18 hoyos, conocer los jugadores y dar una mano en la cancha ya que era un día oficial de práctica. Después, el 18 de agosto, día anterior al inicio de la competencia, tuvimos unas reuniones entre todos los referís sobre las modalidades del torneo, reglas locales, suspensión de juego debido a inclemencias climáticas, procedimientos en el caso de una eventual lesión de un jugador, manejo de espectadores y un último reconocimiento de la cancha. El 19, arrancó el torneo en la modalidad individual.

8. ¿Cuáles fueron las peculiaridades y costumbres que le llamaron la atención?
La atención recibida tanto en el club como en el hotel eran de primera. La cantidad de voluntarios dispuestos a dar una mano cuando necesitabas algo era excelente. Por ejemplo, un día con altas chances de lluvia, apenas llegabas al club ya te sugerían, varias veces, pasar por un sector para retirar una toalla y un paraguas ya que íbamos a estar todo el día al aire libre. Otra peculiaridad que llamaba la atención era que uno ya sabía la rutina del club pero TODOS los días llegabas, te saludaban por tu nombre y te lo repetían todo como si fuera el primer día: donde estaban los lockers, donde buscar la comida, las bebidas y el carrito de golf. La vestimenta utilizada por los referís lejos estaba de ser la sobria y formal sino que era una chomba color rosa, joggings grises y zapatos de golf provistos por la IGF.

9. ¿Notó al golf como un deporte que sigue creciendo en China?
Calculo que si, no solo en China sino en todo Asia. Vi muchos equipos de distintos países asiáticos con mucho entusiasmo participando. Hablé con algunos capitanes de equipos asiáticos y me decían, que era una oportunidad única para esos jugadores de poder mostrarse a nivel internacional. Me llamó mucho la atención el nivel de conocimiento de los caddies en lo que respecta a reglas y en su comportamiento dentro de la cancha. Todos los caddies eran jóvenes provistos del club. Por otro lado, los espectadores no estaban habituados a ver golf en la cancha y en este sentido tuvimos bastante trabajo junto con los marshalls.

10. ¿Cuáles fueron las indicaciones dadas por los organizadores relacionadas a sus funciones?
Hicieron un fuerte énfasis, que antes de dar un ruling, focalizarse en cual era la modalidad que se estaba jugando y ante cualquier duda, por más mínima que sea, solicitar una segunda opinión. Por otro lado hubo que controlar mucho a los capitanes de equipo ya que debían mantener una prudencial distancia con sus jugadores ya que no estaba permitido dar consejo. También hicieron un fuerte hincapié en el ritmo de juego y si algún grupo estaba fuera de posición pedirles que traten de acortar distancias con el grupo de adelante.

11. ¿Acompañaba siempre al mismo grupo? ¿Recuerda cuál o cuáles fueron?
Mi función no era la de un “walking referee” que acompaña los 18 hoyos a un grupo sino que nos dividimos la cancha por sectores. Tratar de moverse lo menos posible, es decir, no buscar un ruling ya que cualquier consulta nos iba a llegar por el intercomunicador en el momento menos pensado. Una vez que pasara el último grupo del día, tu trabajo había terminado y había que devolver el carro de golf y disfrutar de la cancha como un espectador más. 
A pesar de estar solos en los carros de golf siempre estábamos asistidos por un Rover, otro referí que recorre el campo de golf a quien podíamos consultar dudas, y en último caso, al Chief Referee que era Grant Moir de la R&A.

A cada grupo lo acompañaba siempre sus familiares, espectadores, capitanes, tres personas de seguridad, marshalls y un scorer. Este último registraba los golpes de cada uno de los jugadores y en forma electrónica, ya que había un sistema de wifi en la cancha, llegaban al tablero general. En circunstancias excepcionales un referí acompañaba al grupo cuando estaba fuera de posición y estaban siendo cronometrados.

12. Debió interceder en algún momento para dar un ruling atípico?
Hubo algunos rulings típicos como pelota injugable o provisoria pero algunos otros interesantes. Los límites del green y el collar del green a veces no estaban bien definidos y nosotros les indicamos a los jugadores que ante cualquier duda, antes de levantar la pelota, consultar a un réferi para evitar cualquier tipo de multa. Cuestión que un jugador me llamó en una oportunidad después de levantar, limpiar y reponer su pelota. La pelota estaba en el collar del green y tuve que indicarle al jugador que se agregue un golpe de penalidad.

En la modalidad foursome, hubo otro más “entretenido”. Esta modalidad consiste en jugar la misma pelota alternadamente entre el chico y la chica de cada país. Resulta que en el tee del 1, desde el tee del fondo para varones, el jugador pegó un slice terrible. Me llamaron preguntando quien debía jugar la pelota provisoria. Mi respuesta fue que la chica debía jugar la pelota provisoria y encima desde el tee de varones y no desde el de damas que estaba como 80 yardas más adelante. La chica que si no recuerdo mal, era de Bélgica, me dijo un “thank you” con un ánimo por el piso al ver que tenía que jugar desde tan atrás su eventual tercer golpe. Por suerte encontraron la primer pelota en el fairway de otro hoyo, lo cerraron con un par increíble y me saludaron en el green del hoyo con una sonrisa.

13. ¿Cómo calificaría el conocimiento de las Reglas por parte de los jóvenes después de esta experiencia?
Creo que los jóvenes conocían muy bien las reglas a pesar de tener una competencia con pocos rulings. Quizás no están tan acostumbrados a llamar a un referí ante una duda y después terminan pagando el error. En los casos que se jugaban Fourball les pedimos a ambos jugadores que trataran siempre de terminar el hoyo con ambas pelotas para evitar una eventual descalificación posterior aunque eso llevara a tardar un poco más de tiempo. 
Como comenté más arriba, quedé impresionado con el nivel de conocimiento que tenían los caddies sobre las reglas.

14. ¿Compartiría con nosotros las anécdotas más importantes que guarda del viaje?
La buena onda y predisposición que había en todo el grupo de réferis, a pesar que algunos los conocí directamente al llegar a China. En los días libres tuvimos la oportunidad de visitar la increíble villa olímpica, el estadio olímpico y disfrutar de otras disciplinas como salto en largo, postas, vallas, garrocha, jabalina, etc.

Conocimos la ciudad de Nanjing y hasta incluso, la gente en la calle nos paraba para sacarse una foto por ser occidentales. Teníamos que tener extremo cuidado al cruzar las calles, los semáforos se respetan poco, y los motos te pasan por arriba. La comida es extremadamente picante pero lo que más me agradó es la cultura de compartir los platos. En lugar de pedir platos individuales, los chinos siempre piden varios platos y los ponen en el centro de la mesa y se comparten entre todos.

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard