Home / Temas Varios / Visita a Escocia. Manejo Minimalista y Sustentable de Campos de Golf.

Visita a Escocia. Manejo Minimalista y Sustentable de Campos de Golf.

Hace algunos días se me hizo realidad un viejo sueño: visitar Escocia y recorrer las canchas donde nació el golf hace más de 500 años. Invitado por Steve Isaac, Director de Campos de Golf de la R&A, quien hizo de anfitrión durante una semana, recorrimos 13 de los mas tradicionales links escoceses.

Lo primero que hice luego de dejar las valijas en mi habitación, fue ir a conocer el Old Course. Al llegar a la cancha llama la atención que no está rodeada por un alambrado olímpico y el ingreso es totalmente libre. Pisar el césped del hoyo 18 y cruzar el “Swilcan Bridge”, construido por los romanos hace cientos de años y por donde pasaron los golfistas más importantes del mundo, así como el legendario Old Tom Morris, greenkeeper de la Old Course, ganador en varias oportunidades del Open y diseñador de varios links en Escocia, fue realmente una experiencia única.

Durante cinco intensos días, y gracias a la amabilidad de Steve Isaac y la R&A, pude conocer canchas como Carnoustie, Muirfield, Royal Troon y por supuesto el Old Course, todas ellas sedes del Open Championship. Prestwick, un monumento de los primeros años del golf y dos veces sede del Open, hace casi 150 años. Otros de los magníficos links que visité fueron Gullane, Luffness, Ladybank, Lundin, Leven y Kingsbarn. También recorrí dos canchas en construcción, The Renaissance y The Castle, esta última pertenece a St. Andrews Links.

En lo que hace al manejo de estas canchas y su filosofía de mantenimiento, es sustancialmente diferente a lo que estamos acostumbrados en la Argentina.

Es importante aclarar que tanto el clima, como el suelo y las especies vegetales que componen el césped de toda la cancha son diferentes a los nuestros.

De acuerdo a la definición de Steve Isaac “un links de golf es un sector de terreno cercano a la costa, donde se desarrolla el juego, caracterizado por un terreno ondulante, generalmente asociado con dunas, suelo arenoso infértil y pastos nativos como festucas, bents y otros, que con un manejo apropiado, produce una textura fina y tramada, césped por el que los links son renombrados”

Dado que el suelo de los links es de arena, los mismos no poseen drenajes, ni siquiera en los greens. Éstos, en muchos casos se encuentran construidos al mismo nivel de los fairways.

En los greens el césped que predomina es la festuca (Festuca rubra), con mayor o menor proporción de Agrostis Tennuis, Poa Annua y Rye Grass. Todo el manejo tiende a favorecer el predominio de la festuca. Esto significa muy poca agua, muy poco fertilizante y alturas de corte no demasiado bajas (entre 4,5 y 5 mm.). La festuca posee baja tasa de crecimiento y no forma thatch, por lo que la necesidad de corte vertical, topdressing y aireación con sacabocados se reduce notablemente. Cuando hablo de muy poco fertilizante es realmente muy poco, entre 300 y 400 gr. de nitrógeno/100 m2 por año. Cuando digo que las prácticas culturales se reducen notablemente, la diferencia es dramática, con su consiguiente efecto sobre presupuestos y maquinaria.

Consultados los greenkeeper de las diferentes canchas acerca del número de aireaciones con sacabocados que hacían por año, me miraban como no entendiendo la pregunta. La respuesta era que no aireaban con sacabocados, dado que el suelo de los greens es de arena y la festuca no forma thatch, no es necesaria la aireación con sacabocados. Uno solo de ellos lo había hecho hace tres años. Solo airean con púas sólidas e Hidroject.

Prácticamente no vi enfermedades, solo algunos casos de “fairy ring” en greens y fairways y “dollar spot” en fairways y tees, a los que no les dan mayor importancia. Los greens son muy firmes, prácticamente no se marcan los piques y ofrecen muy buenas superficies de juego. El pasto de los fairways y de los tees es el mismo que el de los greens, pero cortados a mayor altura. Una vez al año aplican herbicida para control de hoja ancha.

Los fairways se veían verdes ya que las lluvias del presente verano fueron mayores a las habituales, pero normalmente en esta época están amarillos por falta de agua. Muchas de las canchas visitadas presentan riego en fairways, pero solo lo utilizan excepcionalmente. De ésta manera favorecen el desarrollo de la festuca sobre las otras especies. Los fairways nuevos se fertilizan solo los dos primeros años, para que la festuca cubra el suelo y disminuir la invasión de malezas, “luego no se fertiliza mas por los próximos 100 años” comentó Steve Isaac.

El rough, como su nombre lo indica, es una zona de la cancha donde la vegetación es realmente “rough”. Según el diccionario rough significa: áspero, tosco, escabroso, peludo, encrespado, duro, desapacible, bruto, rudo, grosero, etc., y les aseguro que todos estos adjetivos calificativos son correctos para definirlo. En las canchas escocesas el rough es totalmente natural, no se corta y no se controlan malezas con herbicidas. Eventualmente se sacan algunas malezas en forma manual.

En los sectores de rough cercanos al fairway se busca que predomine la festuca, de ser necesario se agrega semilla. Algo mas alejado de la zona de juego el rough está compuesto principalmente por una mezcla de gramíneas nativas y algunas latifoliadas. Y más o menos cerca, dependiendo del hoyo se encuentran el clásico “gorse”, arbusto denso y espinoso de donde es imposible recuperar una pelota desviada. Sin duda hay que aprender a pegar derecho.

Finalmente los bunkers. Por lo general son redondeados, de contornos suaves y no demasiado grandes. De acuerdo a lo que podemos ver por televisión son profundos y con sus paredes verticales, por lo que son rastrillados manualmente. Ello es así para que el viento, muy frecuente en Escocia, no los deje sin arena. Como es de imaginar no siempre se puede sacar la pelota con el primer golpe.

Conclusión. No es mi intención decir a los superintendentes argentinos que dejen de airear y fertilizar sus greens, o que suspendan el corte de roughs. Pero sí creo que sería útil intentar recuperar un manejo algo mas natural y sustentable en nuestras canchas de golf, analizando la posibilidad de utilizar menos agua para riego, disminuir las cantidades de agroquímicos y aprender a convivir con fairways y roughs más naturales, esto sin dudas será un beneficio para el medio ambiente y la economía de los clubes en Argentina.

Guillermo Busso, Director de Canchas AAG

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard