Home / Canchas / Visita de la Comisión de Canchas a San Andrés GC

Visita de la Comisión de Canchas a San Andrés GC

Junto al Director de Canchas de la AAG, Guillermo Busso, visitamos el San Andrés Golf Club con el objetivo de ver el estado de la cancha y, sobre todo, sus greens de paspalum Sea Isle 2000. Por Jorge De Rose, Presidente Comisión de Canchas.

Por Jorge De Rose, Presidente Comisión de Canchas. Días pasados, junto al Ing. Guillermo Busso visitamos el San Andrés Golf Club y recorrimos la cancha acompañados por el gerente Fernando Palacios. El objeto de la visita fue ver el estado de la cancha y, sobre todo, sus greens de paspalum Sea Isle 2000, los que este año no fueron resembrados para el invierno. El estado general era bueno, muy prolijo, con muy buenas condiciones de juego a pesar de la época desfavorable del año.

Es importante destacar la experiencia que este año encaró el San Andrés Golf Club de no resembrar los greens para el invierno. El Golf Club Argentino viene realizando la misma experiencia hace tres años, con sus greens de TifEagle. No son los únicos clubes que han buscado prácticas innovadoras en nuestro país, como forma de enfrentar la cambiante y a veces complicada realidad. Por supuesto que siempre debemos analizar con un profesional la situación de la “no resiembra”, ya que hay muchos factores a tener en cuenta, como el tipo de césped, el suelo, drenaje e incidencia de sombra, así como el tamaño de los greens y su tránsito.

Como la mayoría de los clubes de nuestro país, el aspecto económico es sumamente relevante. Es por eso que desde la Comisión de Canchas queremos mostrar prácticas que no son habituales, pero que deben ser analizadas ya que permiten encarar problemas comunes de manera ingeniosa. Compartir estas experiencias pueden ser de gran ayuda para otros clubes. Todos los golfistas debemos ser conscientes de que mantener campos en óptimas condiciones durante todo el año es algo prácticamente imposible e, incluso si se pudiera, resultaría extremadamente oneroso.

La realidad de la inmensa mayoría de los clubes del país impone la necesidad de presentar los campos lo mejor posible, dentro de las limitaciones presupuestarias existentes. El R&A sigue muy de cerca todo lo relacionado a la sustentabilidad y economía en el mantenimiento de los campos, tratando de mostrar a través del Abierto Británico campos más naturales. Debemos ser realistas respecto de qué cancha podemos tener con el presupuesto acotado que manejamos.

Muchos de los insumos y maquinaria necesaria para emular los campos que vemos por televisión, son inaccesibles para nuestros clubes. Podrán generar cierta envidia, pero cuentan con importantes presupuestos. Tampoco debemos olvidar que los vemos en su mejor momento, durante la mejor época del año en el hemisferio norte, pero ese no es el estado durante todo año, ni siquiera con esos presupuestos. Es por eso que cabe llamar la atención y fomentar prácticas de mantenimiento que generen ahorros y que redunden en campos más sustentables, que es lo que nos presenta el futuro de nuestro deporte.

El mundo va cambiando, el cambio climático tiene un impacto notorio con los bruscos cambios de temperaturas en épocas no habituales y eso también impone prácticas ambientalmente más amigables, reduciendo el uso de agua, fertilizantes, etc.

La evolución exige adaptarse a nuevas situaciones. El golf cambió y seguirá cambiando. En sus orígenes el golf se jugaba en campos más rústicos y salvajes, la tecnología elevó los estándares, pero el golf, nuestro amado deporte nunca perdió su esencia. Es por eso que los golfistas debemos ser tolerantes y adaptarnos a esta realidad, aceptando que las canchas en las que jugamos tendrán épocas mejores y otras peores. Debemos agradecer que, en gran parte de nuestro país, tenemos la suerte de poder jugar golf durante todo el año, algo que no es frecuente en otros países, en los que la temporada se limita a los meses de primavera y verano.

No debemos temer a las innovaciones. El ejemplo de no resembrar para el invierno no obedece solamente a cuestiones económica, que son relevantes, sino también a la necesidad, que antes señalamos, de adaptar nuestras prácticas de mantenimiento a formas más sustentables y ambientalmente amigables. Adaptarse está en la esencia de nuestro deporte.

“El golf no es lo que era, ni será mañana lo que es hoy.”

Compartir:
We Are Sports Ford Rio Uruguay Seguros Callaway Ezgo Toro Universal Assistance Rolex Enard