Sports - AAG Asociación Argentina de Golf
Home / Canchas / Cursos de agua, ¿es bueno el rough en las orillas?

Cursos de agua, ¿es bueno el rough en las orillas?

El pasto alto en las orillas protege la calidad del agua al filtrar y disminuir la escorrentía superficial. También puede proporcionar un hábitat valioso para la vida silvestre. Por Jordan Booth, Ph.D. USGA Green Section Record, abril 2023.

Si en un campo de golf usted ve pasto largo o vegetación nativa a lo largo de un curso de agua, no es porque el equipo de mantenimiento se olvidó de cortar el césped en ese lugar. Estas “franjas buffer o de protección” están diseñadas para mantener el agua limpia, filtrando la escorrentía superficial y evitando la erosión. Una barrera de unos pocos metros de ancho contribuye en gran medida a proteger la calidad del agua, tanto dentro del campo de golf como aguas abajo. El golf y la naturaleza van de la mano, y la protección del medio ambiente como la creación de zonas de protección, no son nada nuevo para los campos de golf ni para los responsables de su mantenimiento.

La forma en que se diseñan y mantienen estas franjas de protección es esencial para su desempeño. Pueden estar compuestas de vegetación nativa o pasto alto y son más efectivas cuando se mantienen por lo menos a 15 centímetros de alto. Estudios financiados por la USGA demuestran que el aumento de la altura y densidad de la vegetación dentro de la zona de protección también ayudan a mejorar la filtración. Las zonas de protección no deben recibir aplicaciones de fertilizantes o pesticidas y el uso de vegetación nativa del lugar aumentará el valor del hábitat.

Trenque Lauquen Golf Club, donde se destacan sus sectores con especies nativas.

Muchos campos de golf, incluidos algunos de los más famosos del mundo, cuentan con arroyos, lagos, humedales o costas que tienen un alto valor estratégico, ambiental y práctico. La protección de estos cuerpos de agua es una parte importante de la preservación de la integridad ambiental del campo de golf. Algo tan simple como una franja angosta de vegetación más alta puede tener un impacto significativo.

Los campos de golf pueden desempeñar un papel importante en la protección del medio ambiente, especialmente cuando se trata de la gestión de aguas pluviales. Muchos campos de golf capturan las aguas pluviales de las comunidades circundantes, filtrando la escorrentía antes de que continúe río abajo o hacia las aguas subterráneas. La investigación financiada por la USGA ha demostrado que el agua puede estar más limpia cuando sale de un campo de golf que cuando entra. El mantenimiento de las franjas de protección y las densas masas de césped saludable juegan un papel fundamental en el filtrado y la mejora de la calidad del agua superficial que pasa por el campo.

Mucha gente piensa que los campos de golf deben ser paisajes cuidados y ordenados, pero dejar que ciertos sectores sean naturales, sin corte, tiene muchos beneficios. Las franjas de protección son un gran ejemplo. Inclinarse hacia una apariencia más natural puede ayudar a los campos a conservar recursos, aumentar su valor ambiental y utilizar el escaso tiempo de la mano de obra a donde más importa. Si también sucede que la franja de protección evita que su tiro termine en el agua, ¡mucho mejor!

Dr. Jordan Booth es director Course Consulting Service de USGA.

Traducción y adaptación Guillermo Busso.

Compartir: